Optimiza el funcionamiento de uTorrent personalizando el uso de la caché

Desde hace varios años las redes P2P se han convertido en habituales tanto en entornos domésticos como más profesionales. En gran parte esto se debe a la calidad de los clientes que tratan con las mismas como uTorrent o qBittorrent, entre otros.

Estos pequeños a la vez que potentes programas se encargan de facilitarnos las cosas a la hora de trabajar con los populares archivos torrent. Son varias las aplicaciones de este tipo de la que en estos momentos podemos echar mano, algunas más conocidas que otras. Con todo y con ello, quizá la alternativa de este tipo que más se usa en el mundo para el intercambio de archivos, sea el mencionado uTorrent. Es por ello que tener cierto control sobre el funcionamiento del mismo, nos será de gran utilidad.

De hecho los máximos responsables de esta aplicación han ido incluyendo nuevas funciones de personalización con el paso del tiempo para que podamos mejorar su funcionamiento. Y es que hay que tener en cuenta que cada usuario tiene un tipo de conexión a Internet, especificaciones en su PC o incluso prisa en la subida y bajada. Por tanto, dependiendo de las necesidades de cada uno, uTorrent podrá ser personalizado.

Son muchos los parámetros que desde el apartado de configuración podemos ajustar en este programa, como el uso de la caché, algo de lo que os hablaremos a continuación. Esto, de nuevo, nos va servir para personalizar el funcionamiento del software y así optimizar su rendimiento. Cierto es que por defecto ya viene establecido de un modo óptimo, pero siempre es algo que podremos mejorar en base a nuestro equipo, componentes, conexión a Internet, o uso del PC.

uTorrent caché

Personaliza el uso de la caché en uTorrent para mejorar tus descargas

Para empezar os diremos que estas redes P2P y los clientes torrent, se han diseñado para tratar con ficheros de gran tamaño, por lo que configurar correctamente la caché puede ser básico. Esto se debe a que esta memoria la usa el programa para aquellos datos a los que se accede de manera frecuente. En realidad lo que esto consigue es que se acceda menos a la escritura y lectura de las unidades de disco, lo que nos hace ahorrar tiempo.

Por tanto, para poder personalizar este apartado al que os hacemos mención, lo primero que debemos hacer es arrancar el programa y situarnos en el menú “Opciones / preferencias”. Así, en la sección de la izquierda de la ventana que aparece, ya veremos los apartados configurables del programa. Tal y como es fácil suponer, lo que a nosotros nos interesa en este caso es la sección llamada “Caché”, que veremos al desplegar “Avanzadas”.

Será entonces cuando en el panel derecho, aparecerán todas las opciones personalizables en este sentido. Tenemos dos secciones, una para los ajustes básicos de la caché, y otra para los más avanzados. De este modo aquí encontramos campos para reducir el uso de caché de manera innecesaria, escribir sobre los bloques ya finalizados, eliminar los antiguos, o incrementar el tamaño de la misma siempre que sea necesario.