Dale otro aspecto a tus DOCX de Word usando fuentes de Google Fonts

A la hora de editar o crear documentos de texto podemos echar mano de multitud de programas, aunque el más popular de todos es Word de Microsoft. Esta es una aplicación que forma parte de la suite Office de la firma que acompaña a otros programas de la importancia de Excel o PowerPoint. A continuación, os vamos a mostrar cómo usar Google Fonts en vuestros propios documentos creados en el editor de Microsoft.

Cuando hablamos de las fuentes qué podemos usar en realidad nos referimos a los tipos de letra que tenemos la posibilidad de escoger por esos textos. Dependiendo del tipo de documento que estemos generando vamos a necesitar unas fuentes u otras. De hecho, el propio Windows pone a nuestra disposición varios elementos de este tipo ya preinstalados.

Cómo ver las fuentes por defecto de Windows

En el caso de que necesitemos consultar las fuentes de las que disponemos en un principio instaladas en nuestro ordenador con Windows, veamos cómo hacerlo. Para ello lo primero que hacemos es acceder a la aplicación de configuración del propio Windows 10. Esto por ejemplo lo podemos lograr a través de la combinación de teclas Win + I. Entre las opciones que aquí aparecen en este caso nos decantamos por pulsar en el apartado de Personalización.

fuentes Windows

A continuación, en el panel que vemos situado a la izquierda de esa ventana nos encontramos con un apartado precisamente llamado Fuentes, que es donde pinchamos. En este momento en pantalla aparecerán todas las fuentes que tenemos instaladas en el sistema operativo. Aquí vemos tanto las que vienen por defecto como las que nosotros hayamos instalado más adelante. Además, disponemos de un buscador por si estamos interesados en localizar alguna fuente en concreto.

Usar las fuentes de Google Fonts en nuestros DOCX de Word

Pero en internet podemos encontrar muchos más tipos de letra, tanto de pago como gratuitos, para usar en nuestros proyectos de textos. Sirva como ejemplo todo lo que nos ofrece En este sentido el gigante de las búsquedas. En concreto nos referimos a Google Fonts, un sitio web donde podemos encontrar multitud de tipos de letra para descargar. Es precisamente por esto por lo que a continuación os mostraremos cómo podéis integrar esos elementos en vuestros documentos de Word.

Hay que tener en cuenta que las fuentes que encontramos en el mencionado sitio de Google Fonts no se limitan a la web. En realidad, tenemos la posibilidad de descargarlas y utilizarlas localmente en aplicaciones como Microsoft Word, que es lo que nos interesa precisamente en este caso.

Descargar nuevas fuentes para usar en el PC

Es por ello que a continuación veremos descargar y utilizar estas fuentes en ordenadores basados en Windows. Cabe mencionar que en primer lugar tenemos que descargar la fuente o las fuentes que deseamos utilizar en los documentos desde la biblioteca de Google Fonts. Podemos descargar fuentes específicas o todas a la vez, todo ello desde este enlace.

Google fonts

Para que nos sirva de ejemplo, vamos a descargar una fuente específica. Para ello no situamos en la web indicada de Google Fonts y seleccionamos la fuente que queremos descargar. Por ejemplo, vamos a bajar la familia llamada Roboto, donde pinchamos. Al entrar en una determinada fuente, en la esquina superior derecha de la ventana aparece un botón que reza Download Family, donde pinchamos para bajar esa fuente en concreto del sitio de Google Fonts.

archivo roboto

Aquí lo que en realidad acabamos de descargar es un archivo .Zip que al abrirlo contiene las fuentes como tal. Normalmente estas suelen tener el formato .TTF. Este es un proceso que tenemos en la posibilidad de repetir tantas veces como necesitemos con todas las fuentes que queramos bajar de este sitio.

Instalar las fuentes de Google Fonts en el sistema

A continuación, lo que vamos a hacer es instalar las fuentes de Google descargadas En nuestro equipo de manera local. De esa manera ya estarán disponibles las nuevas fuentes bajadas en los programas de Windows. Por tanto, el siguiente paso es instalar las fuentes descargadas, para lo cual primero hacen doble clic en el archivo .ZIP bajado para abrirlo. A continuación, volvemos a hacer doble clic en el archivo de la fuente que deseamos para abrirla.

En ese momento se abrirá una ventana nueva con diferentes muestras pertenecientes a ese tipo de letra que acabamos de ejecutar. Esto no es más que una vista previa del elemento que deseamos integrar en nuestro equipo con Windows.

vista previa fuente

Pues bien, con el fin de instalar esa fuente a la que nos referimos en nuestro equipo, en la esquina superior izquierda encontramos un botón que nos ayudará. Basta con que pinchamos en Instalar para que esta nueva fuente se agregue a las ya existentes en el sistema operativo y que vimos antes. Cabe mencionar que este es un proceso que podemos repetir tantas veces como deseemos para instalar todas las fuentes que necesitemos de las que descargamos de Google Fonts.

Usar fuentes bajadas de Google Fonts en Word

Una vez que hayamos pulsado en el mencionado botón os decíamos antes, al añadirse el nuevo tipo de letra, ese botón ya quedará inservible. Pero como os decíamos este es un proceso que podemos repetir tantas veces como necesitemos. Ahora vamos a abrir el programa de edición de textos de Microsoft, Word. Aquí utilizaremos la nueva fuente de Google de la misma manera que utilizamos cualquier otra.

Así, para acceder a la fuente recién instalada en Word, abrimos un documento ya existente en el programa o un Documento en blanco. En este caso, en la interfaz principal del programa echamos un vistazo al apartado Fuente que encontramos en el menú Inicio.

usar fuente Word

Aquí veremos una lista desplegable con todas las fuentes que podemos usar en ese momento debido a que están instaladas en el propio uso. Ahora ya no tenemos más que localizar la nueva que hayamos instalado, en nuestro caso la llamada Roboto. Así, Pinchamos sobre la misma para que quede seleccionada y empezamos a crear nuestro nuevo documento de texto ya con el tipo de letra que descargamos de Google Fonts antes.  Como podemos ver el sistema es bastante sencillo y además podemos utilizarlo tantas veces como deseemos dependiendo de las fuentes que vayamos a instalar.

¡Sé el primero en comentar!