Aprovecha los objetos inteligentes para ser un experto en Photoshop

Hoy día muchos de nosotros, con un objetivo u otro, editamos o arreglamos nuestras fotos personales de manera sencilla. Esto lo hacemos con soluciones de la potencia de las de Adobe, o con otras más sencillas y asequibles. Pero siempre podemos ir un paso más allá y conseguir mejores resultados por ejemplo con el uso de los objetos inteligentes de Photoshop.

Tal y como muchos de vosotros ya sabéis de primera mano, el mencionado programa del gigante de las búsquedas, Photoshop, está repleto de funciones. Estas nos sirven de enorme ayuda para llevar a cabo todo tipo de tareas y trabajos relacionados con la fotografía. Todo ello es válido tanto para usuarios noveles, como para otros más avanzados en estas lides. La mayoría de vosotros ya conocéis algunas de las herramientas y funciones más básicas que nos presenta el programa del que os hablamos.

Pero a todas estas debemos sumarle todo aquello que la misma solución software nos presenta para profundizar aún más en el mundo de la edición de fotos. La complejidad de Photoshop en realidad llega hasta donde nosotros mismos queramos adentrarnos, se podría decir. Así, a medida que la experiencia y los conocimientos de la aplicación vayan en aumento, los resultados que obtendremos serán mejores y más profesionales. No solo a la hora de editar contenidos, sino también si deseamos crear los nuestros propios. Pues bien, en estas líneas nos queremos centrar en algo que quizá no conozcáis demasiado como son los objetos inteligentes.

Qué son los objetos inteligentes de Photoshop

Para empezar debemos saber que cuando hablamos de objetos inteligentes en el programa de Adobe, estos son elementos en forma de capas avanzadas. Decimos esto porque los objetos inteligentes de los que os hablamos contienen datos adicionales de la imagen que nos serán de mucha ayuda. La principal razón de todo ello es que estos proceden de imágenes anteriormente tratadas o de fotos vectoriales como por ejemplo archivos de Photoshop o de Adobe Illustrator.

Para que nos hagamos una idea aproximada de lo que os hablamos, decir que estos objetos conservan el contenido original de la imagen con todas sus características originales. Esto nos puede ser de ayuda en determinados casos y proyectos. Y es que con estos vamos a trabajar con capas que posibilitan una edición no destructiva de las mismas. Quizá algunos de vosotros ya sabréis que este avanzado programa de edición nos da la posibilidad de añadir incrustar contenidos de una imagen en proyecto que realicemos aquí.

Pero al mismo tiempo tenemos la posibilidad de crear objetos inteligentes enlazados con un contenido adicional que haga referencia a archivos de imagen externos.

Cuál es la utilidad real de estos objetos

Quizá uno de los puntos interesantes aquí es que este contenido de un objeto inteligente enlazado, se actualiza cuando cambia la imagen original. Por ejemplo, esto nos resultará de mucha ayuda si trabajamos con un archivo de origen compartido en varios documentos de Photoshop. Esto es algo que suele ser habitual entre los profesionales del diseño web, por lo que facilitan estos trabajos y los agilizan en gran medida.

Ya os hemos comentado antes que el concepto principal de un objeto inteligente en Photoshop es la transformación no destructiva de los elementos de la imagen. Con todo ello lo que os queremos decir es que tendremos la posibilidad de escalar, cambiar de color, o agregar filtros y efectos a esa capa sin alterar sus características originales. A todo ello le podemos sumar que además tenemos la posibilidad de editar todo esto en cualquier momento siempre que lo necesitemos.

Cómo trabajar con un objeto inteligente

Una vez que ya tenemos claro de lo que os hablamos en estas líneas, veamos cómo podemos usar estos elementos en el propio programa. De todos modos hay que saber que nada mejor que la experiencia de primera mano para entender lo que esto nos puede aportar realmente. Esto es algo que, como muchas de las cosas que hacemos con el PC, lo lograremos con el paso del tiempo y a base de experiencia.

Crear un elemento nuevo

Por un lado, la forma más sencilla de crear un objeto inteligente, es seleccionar una o varias de las capas que lo componen.

Estas nos servirán en realidad para crear el objeto en cuestión, por lo que una vez seleccionadas, hacemos clic con el botón derecho del ratón y seleccionamos la opción de Convertir en objeto inteligente.

Convertir en objeto inteligente

En ese momento, al marcar esta opción en concreto, todas las capas seleccionadas anteriormente se acoplarán formando una sola. Además las vamos a distinguir de las no seleccionadas debido a que la nueva se distingue gracias a un identificador especial.

Identificador objeto

Por otro lado, otra de las maneras de crear un objeto de estas características, es hacerlo cuando importamos o pegamos un archivo vectorial en el espacio de trabajo. Antes de finalizar el proceso como tal, el propio Photoshop no dará diferentes opciones de importación. Aquí no tenemos más que elegir la llamada así precisamente, objeto inteligente.

Editar los objetos creados en Photoshop

Por otro lado y como no podía ser de otro modo, igualmente tendremos la posibilidad de editar estos elementos. Para ello no tenemos más que hacer doble clic sobre la nueva capa que hemos creado. En el caso de que el objeto inteligente esté conformado por capas de Photoshop, al hacer esto se abrirá un espacio de trabajo nuevo con los elementos que contiene. Pero eso no es todo, sino que además podemos pulsar con el botón derecho en el mismo para ver las opciones adicionales que nos presenta el menú contextual.

Cabe mencionar que en este apartado nos encontramos con algunas opciones tan interesantes como la posibilidad de Volver a enlazar al archivo, restaurar el contenido, exportarlo, etc.

contextual inteligente

Una vez que ya sabemos cómo funcionan estos elementos a grandes rasgos, luego ya entra en juego nuestra creatividad o los conocimientos previos que tengamos del programa. Sin duda para ciertos trabajos, especialmente en el ámbito profesional, esto es algo que nos podría ser de una enorme ayuda. Por ejemplo, tal y como os comentamos antes, en lo que se refiere al diseño web, entre otros muchos entornos de uso.