¿Windows 365 para casa? Esto es lo que tendrás que pagar

Después de un tiempo oyendo rumores, esta semana finalmente se ha hecho realidad. Microsoft ha presentado su nuevo sistema operativo en la nube, un servicio bautizado como Windows 365. Gracias a él vamos a poder tener acceso a nuestro PC, nuestros programas, datos y configuraciones desde cualquier lugar y cualquier dispositivo, ya sea Windows, Android, macOS, iOS o Linux. Todo está siempre disponible gracias a Azure, la gran nube de Microsoft. Sin embargo, ¿será también accesible para nuestros bolsillos?

Desde un principio dijimos que Windows 365 iba a ser un servicio pensado para pequeñas y medianas empresas, dejando de lado el ámbito doméstico. El objetivo de Microsoft es que los trabajadores, administradores de sistemas y directivos de las empresas tengan acceso a sus plataformas desde cualquier lugar y puedan desplazarse sin problemas, ya sea por temas familiares o profesionales. Actualmente Microsoft ya tiene otros conceptos de Cloud PC funcionando dentro de Azure, aunque su disponibilidad es solo para grandes empresas.

Con Windows 365, Microsoft quiere llevar este concepto a más usuarios, ofreciendo, además, muchas configuraciones de hardware diferentes en función de las necesidades. Y, si queremos, también podemos contratarlo en casa para el día a día, aunque, probablemente, no nos merezca la pena.

Windows 365 va a ser un servicio MUY caro

El precio de este servicio va a variar en función del hardware que decidamos alquilar. Y este va desde un procesador, 2 GB de memoria RAM y 64 GB de disco duro hasta 8 procesadores, 32 GB de memoria RAM y 512 GB de disco duro.

Microsoft aún no ha revelado todos los precios que tendrá cada una de las modalidades. Sin embargo, una de las unidades más sencillas, con 2 vCPU, 4 GB de memoria RAM y 128 GB de espacio en el disco duro tendrá un precio de 31 dólares al mes. O lo que es lo mismo, 372 dólares al año. Y recordamos que, con esta potencia, Microsoft solo recomienda uso esporádico, trabajar desde casa y hacer uso limitado de los programas de Microsoft 365 y de Adobe Reader.

Precio filtrado Windows 365

La modalidad más baja tampoco variará mucho de precio, pudiendo bajar, más o menos, hasta los 25 dólares al mes. Un precio que, teniendo en cuenta la limitada potencia, no nos va a servir para nada. Además, recordamos, al ser un servicio, en cuanto dejemos de pagar, habremos perdido toda la inversión hasta la fecha. No tendremos hardware, no tendremos software, no tendremos nada.

Una tecnología muy concreta e insuficiente para uso doméstico

No podemos negar que Windows 365 es una revolución. Pero tampoco es algo novedoso, ya que Amazon WorkSpaces ofrece sistemas virtuales en la nube similares por un precio que ronda entre los 35 y los 40 dólares mensuales. Sin embargo, su limitada potencia (en las modalidades más baratas) hace que no nos sea útil ni siquiera en casa.

Cualquier portátil que podamos comprar tendrá una potencia bastante superior a la que nos ofrecen estos equipos en la nube. Y, aunque la inversión inicial puede ser algo más elevada (entre 400 o 500 euros por un portátil sencillo), este será nuestro, y a la larga nos saldrá más barato y no tendremos que estar pagando todos los meses por este servicio.