Aunque KB5000842 mejora el rendimiento de Windows, no la instales

Las actualizaciones de Windows se dividen en dos. Por un lado, tenemos las actualizaciones de seguridad, los conocidos parches que salen los segundos martes de cada mes, que llegan con correcciones de fallos que pueden poner en peligro nuestro PC, y por otro lado las actualizaciones de calidad, que corrigen errores no relacionados con la seguridad. El nuevo parche KB5000842, recién liberado, pertenece a esta segunda categoría. Y, aunque promete mejorar y optimizar Windows 10, viendo el historial de Microsoft no deberías instalarlo.

Los parches de seguridad de marzo han sido catastróficos. Estas actualizaciones corregían un problema relacionado con las impresoras del sistema operativo, pero, al hacerlo, dejaron a millones de usuarios sin poder usar sus impresoras. Para corregir este fallo ha sido necesario lanzar 3 actualizaciones más, ya que cada una corregía un problema e introducía, al menos, dos nuevos. Un caos.

Ahora que llegamos a final de mes, Microsoft ha vuelto a lanzar sus nuevos parches acumulativos de calidad para Windows 10. La nueva actualización, KB5000842, llega con una larga lista de correcciones, además de prometer mejorar el rendimiento general del PC. Sin embargo, viendo el historial, no deberías instalarla, al menos por ahora.

Actualización KB5000842 Windows 10

La actualización ya debería aparecer en Windows Update a todos los usuarios que tengan instalada la versión 2004, o 20H2, de Windows 10. Y también podemos bajarla a mano desde el Catálogo de Microsoft Update.

Cambios y mejoras de KB5000842

Este nuevo parche de calidad introduce una gran cantidad de correcciones y mejoras en el explorador de Windows. La actualización ha solucionado una serie de problemas de rendimiento que afectaban a explorer.exe, el proceso responsable del explorador de archivos, la barra de tareas y el centro de acción. Además, también ha acabado con los mensajes de «Computing Filters» al realizar búsquedas desde el explorador usando filtros. Las búsquedas, además de ser más rápidas y precisas, ahora ya no se bloquean. Por último, relacionado con explorer.exe, también se han corregido algunos fallos y errores que hacían que el proceso consumiera mucha más RAM de la que debería.

Y dejando de lado las correcciones de explorer.exe y el Explorador de Archivos, Microsoft también ha corregido otros fallos y problemas en su sistema operativo, siendo los más relevantes:

  • Un fallo hace que el color de los monitores sea más oscuro de lo normal. Esto ocurre, sobre todo, al usar pantallas HDR.
  • La sincronización de vídeo vuelve a funcionar al usar dos monitores.
  • Solucionado un error en OneDrive que podría hacer que el teclado y ratón del PC dejaran de funcionar después de borrar archivos en OneDrive.
  • Los problemas con el teclado y ratón al cambiar la orientación del equipo deberían desaparecer.
  • Un fallo impide descartar notificaciones usando el botón de cerrar.

¿La instalo o mejor esperar?

A diferencia de los parches de seguridad, que se bajan e instalan ellos solos, estas actualizaciones de calidad no se descargan automáticamente, sino que debemos bajarlas e instalarlas nosotros a mano, si queremos. Microsoft suele usar a los usuarios que descargan estas actualizaciones como conejillos de indias, probando en ellos que todo funcione correctamente antes de llevar la actualización al resto de usuarios.

Con el lanzamiento de los parches de seguridad de abril, Microsoft incluirá estos parches de calidad dentro de ellos. Por lo tanto, tarde o temprano, todos terminaremos aplicando los cambios de KB5000842 en nuestro PC. La diferencia es que, desde hoy hasta el próximo 13 de abril (segundo martes de mes) Microsoft tiene tiempo para detectar y corregir posibles problemas incluidos en sus nuevos parches de calidad.

Por tanto, a no ser que tengas alguno de los anteriores problemas al usar Windows, y quieras probar suerte a ver si esta actualización los soluciona, mejor esperar.

¡Sé el primero en comentar!