Haz estos cambios y nunca te quedarás sin espacio en tus discos duros

Haz estos cambios y nunca te quedarás sin espacio en tus discos duros

David Onieva

Al margen del procesador o la memoria RAM de la que disponga nuestro ordenador, otro componente que debemos tener muy presente son los discos duros. Estas unidades de almacenamiento influyen de manera directa en nuestra experiencia de uso con el sistema operativo e incluso afectan a su rendimiento. Y es que el espacio disponible es cada vez un bien más preciado que debemos cuidar.

Cierto es que las unidades de disco que por defecto encontramos en los ordenadores actuales, cada vez son más rápidas y tienen mayor capacidad. Sin embargo, el problema aquí es que el software que usamos e instalamos en las mismas también es cada vez más potente y exigente. De ahí que, desde casi el principio de los tiempos, cuando empezamos a usar nuestros primeros ordenadores, nos encontramos con el mismo problema, el espacio disponible. Agotar todo el disco duro se puede convertir en un serio inconveniente en la mayoría de las ocasiones.

De ahí que tengamos que tomar ciertas precauciones y llevar a cabo mantenimientos para que esto no suceda. Es importante mantener estas unidades de disco limpias de archivos basura, eliminar componentes innecesarios en el sistema operativo como Windows, o instalar tan solo aquello que realmente necesitamos. Si nos referimos al sistema operativo de Microsoft, que es el más habitual en estos dispositivos, nos encontramos con algunas interesantes funciones que nos serán de ayuda.

Es por todo ello por lo que a continuación os hablaremos de 2 útiles funciones integradas en el sistema de Microsoft que os permitirán ahorrar espacio en los discos duros. De esta manera es mucho más probable que nunca te quedes sin ese bien tan preciado en tu ordenador.

Comando Compact.exe

Una de las soluciones de la que podemos echar mano es de esta herramienta integrada en el propio Windows que podemos ejecutar desde una ventana del símbolo del sistema. Tal y como su propio nombre nos deja entrever, se trata de una función que se encarga de compactar los datos almacenados en las unidades de disco y así liberar espacio. En un principio basta con que abramos una ventana de CMD y tecleemos la correspondiente orden para que se ponga en funcionamiento.

compact windows

Además, dependiendo de las necesidades de cada caso, del espacio disponible y de la tasa de compresión, aquí disponemos de varios algoritmos a utilizar a la hora de comprimir nuestros ficheros:

  • XPRESS4K
  • XPRESS8K
  • XPRESS16K
  • LZX

Hay que tener en consideración que XPRESS4K es el que se utiliza por defecto, aunque su tasa de compresión es menor pero el proceso se finaliza antes. Si deseamos utilizar mayores casas para comprimir nuestros archivos, podremos ir utilizando los otros 3 algoritmos comentados para ir incrementando este valor.

Sensor de almacenamiento de Windows

Otra de las herramientas integradas que nos encontramos en Windows es el denominado como sensor de almacenamiento. Esta la encontramos en la aplicación de Configuración, en concreto en el apartado Sistema / Almacenamiento. Es una herramienta que por defecto viene desactivada y que tendremos que poner nosotros en funcionamiento a mano si deseamos aprovecharnos de la misma.

sensor almacenamiento

Para que os hagáis una idea de su utilidad, cuando activamos esta función el propio Windows se encargará de liberar espacio de forma automática en nuestros discos duros. De esta manera los archivos temporales que son almacenados o aquellos que quedan guardados en la papelera de reciclaje, desaparecerán sin que tengamos que hacer nada. Esto significa que todos los archivos inservibles que haya en Windows desaparecerán de forma automática gracias a esta funcionalidad.

¡Sé el primero en comentar!