Evita el malware al descargar archivos del correo con estos trucos

Evita el malware al descargar archivos del correo con estos trucos

David Onieva

La seguridad es uno de los apartados que más en cuenta tenemos en los tiempos que corren al trabajar con nuestros dispositivos y programas. Una de las principales razones de todo ello son los datos privados que manejamos a diario. Esto es algo que afecta especialmente a los navegadores web como Chrome, Firefox o Edge, y a las plataformas online que usamos, como el correo electrónico.

Como la mayoría de vosotros ya sabréis, estos importantes programas son precisamente los que nos dan acceso al casi interminable mundo de Internet. Pero hay que tener en cuenta una cosa, y es que no solo depende de estos navegadores la seguridad y privacidad de nuestros datos. Aquí entran en juego otros muchos elementos tales como el antivirus que tengamos instalado, o las precauciones que nosotros mismos tomemos al navegar.

Por ejemplo, el uso de contraseñas seguras y robustas es algo fundamental, así como intentar no repetirlas nunca en diferentes plataformas. Por otro lado debemos tener mucho cuidado de las webs que visitamos e intentar evitar URLs sospechosas. Y es que por muchas funciones de protección que integren los navegadores y plataformas web, si nos las saltamos, podemos infectar el sistema igualmente.

Aquí nos vamos a centrar en concreto en otro aspecto a tener muy en cuenta en este mismo apartado como son las descargas que realizamos, por ejemplo desde el correo electrónico. Y es que un gran peligro lo encontramos en los archivos adjuntos que en multitud de ocasiones recibimos a través de nuestra cuenta de correo.

Archivo adjunto correo

Estos en ocasiones suelen ser malware disfrazado de archivos legítimos que descargamos y ejecutamos en el sistema. Por tanto con esto tan usual, podemos haber sido infectados.

Medidas de precaución al descargar ficheros del correo

Por tanto, para intentar evitar disgustos más adelante con los adjuntos que descargamos del correo, os vamos a dar algunos útiles consejos. Para empezar debemos evitar las direcciones de correo desconocidas que nos lleguen a nuestra cuenta. De hecho estas a veces son muy similares a las cuentas originales, por ejemplo de algunas empresas conocidas, por lo que debemos estar atentos.

Al mismo tiempo debemos tener en cuenta que por regla general nadie nos va a regalar un móvil o un viaje por el hecho de abrir un archivo que nos llegue a mail. Así, los mensajes que prometan algún regalo jugoso por abrir un enlace o archivo, son una trampa. Esto es algo que además de con el correo, se hace extensible a las webs que visitamos y que son poco fiables. También es más que recomendable que tengamos un antivirus instalado en el equipo, y que esté debidamente actualizado. De ese modo, si nos engaña el correo y descargamos el archivo infectado, probablemente la solución de seguridad lo detectará.

Por último debemos evitar especialmente los archivos que directamente nos llegan en forma de ejecutables. Aunque muchos servicios y clientes de correo suelen bloquear el envío de los mismos, estos se pueden camuflar de varias maneras, por lo que nunca debemos ejecutar un archivo que nos llegue por esta vía.