Ventajas de una aplicación web frente a los programas que instalamos

Cuando arrancamos nuestro ordenador con su correspondiente sistema operativo y empezamos a trabajar, solemos ejecutar todo tipo de programas. Estos pueden venir de antemano ya preinstalados con el propio sistema, o los añadimos nosotros posteriormente.

Este es el uso más habitual de las aplicaciones que normalmente nos encontramos en sistemas como Windows o Linux, títulos que instalamos dependiendo de su naturaleza. La cantidad y funcionamiento de estos dependerá del tipo de uso que deseemos hacer de nuestro ordenador. Seguramente los programas que encontramos en el PC de un diseñador gráfico no serán los mismos que los de un programador o los de un gamer.

Cada uno ocupa el espacio disponible en sus unidades de disco con aquellas soluciones software que cubren sus necesidades más habituales. También nos podemos encontrar en el caso de que seamos usuarios más generalistas e instalamos todo tipo de programas. Sea como sea algo que debemos tener muy en cuenta es que ese espacio del que os hablamos es limitado. Por lo tanto, debemos tener cuidado para no llenar los discos duros disponibles en nuestro equipo con programas que a lo mejor no usaremos nunca.

Los hay más grandes que otros, por lo que quizás en ocasiones deberíamos decantarnos por alternativas algo más sencillas que nos permitan ahorrar disco. Pero en los tiempos que corren también podemos echar mano de una interesante alternativa que nos ofrece múltiples ventajas. En concreto nos referimos a decantarnos por alguna aplicación web de las muchas que podemos encontrar hoy día. Estos son programas que funcionan en la nube, y de los que nos aprovechamos desde el propio navegador de internet. El número de estas soluciones no para de crecer, así como su funcionalidad, por lo que vamos a repasar sus principales ventajas.

aplicacion web gonc

Apenas consumen recursos del equipo

Tal y como os comentamos antes, estas aplicaciones web a las que nos referimos funcionan en la nube, es decir a través de servidores externos de las empresas que nos las proporcionan. Esto quiere decir que sus procesos se llevan a cabo de forma remota, lo que se traduce en que apenas consumen recursos de nuestro ordenador. Por tanto, si disponemos de un equipo antiguo o limitado en cuanto a sus especificaciones internas, estas pueden convertirse en una gran solución.

Esto es algo que se hace especialmente interesante si tenemos en cuenta que las podemos encontrar de todo tipo y modo de uso. aquí se incluyen incluso aplicaciones web para el trabajo en grupo, la edición de fotos y vídeos.

Permiten ahorrar espacio en disco

Del mismo modo que como os hemos comentado no consumen apenas recursos, esto es algo que se hace extensible a nuestras unidades de disco. Con esto lo que os queremos decir es que al trabajar con estas aplicaciones web, no será necesario instalemos software adicional en nuestros ordenadores. De este modo para llevar a cabo ciertas tareas no necesitaremos gastar parte del valioso espacio disponible en nuestras unidades de disco.

Todo el proceso y trabajo se lleva a cabo de manera online, por lo que el único gasto a nivel de disco duro que haremos será el del navegador web que hace de intermediario.

Estas aplicaciones web son sencillas y funcionales

Si algo caracteriza a estas soluciones de las que os hablamos de que funcionan a través de la nube, generalmente es su sencillez de uso. Decimos esto porque sus desarrolladores intentan que funcionen con la mejor fluidez, por lo que se procura que no consuman mucho ancho de banda. Esto se traduce en que cada aplicación web se encarga de realizar una tarea en concreto que nos resulte lo más útil posible sin rodeos ni funciones inútiles.

editor audio

Por tanto, a medida que van pasando los años nos encontramos con soluciones de este tipo que cada vez son más funcionales y sencillas de usar para la mayoría. Así se adaptan a todo tipo de usuarios, incluso los más inexpertos.

Las podemos usar en cualquier PC con un navegador

Además, otro punto reseñable de cualquier aplicación web es que la podemos usar desde cualquier lugar y ordenador. Mientras que los programas que instalamos en nuestro PC son accesibles de manera convencional si estamos frente al mismo, esto no sucede con una aplicación web. Este tipo de software en concreto es accesible desde cualquier otro PC del mundo que disponga de un navegador de internet y su correspondiente conexión.

Como os podréis imaginar esto nos abre un amplio abanico de posibilidades en cuanto a la usabilidad de este formato de aplicaciones.

¡Sé el primero en comentar!