¿Merece la pena desbloquear las descargas en Firefox y Chrome?

Cuando nos sentamos frente a un PC, uno de los primeros programas que ponemos en funcionamiento hoy día es nuestro navegador web favorito. Ya hablemos de Chrome, Firefox o Edge, entre otros, estas aplicaciones las tenemos en ejecución la mayoría del tiempo. Como no podía ser de otro modo, las funciones de seguridad que se implementan en este tipo de software, es cada vez mayor, como el bloqueo de descargas.

La razón de ello es bastante sencilla, y es que los ciber delincuentes están al acecho de nuestros datos personales desde el minuto uno que nos conectamos a Internet. A todas las precauciones que nosotros mismos debemos tomar a la hora de navegar, estos navegadores de los que os hablamos también nos ayudan. Para todo ello ponen a nuestra disposición una serie de funciones específicas que los protegen ante posibles ataques externos.

Lo que al mismo tiempo debemos tener en cuenta, es que en ocasiones estas funciones, como sucede con el bloqueo de descargas, dañan nuestra experiencia con el programa. Precisamente por esto, en multitud de ocasiones igualmente los desarrolladores del software nos permiten personalizar los niveles de seguridad que deseamos utilizar. Por ejemplo esto es algo que sucede con el mencionado bloqueo de descargas. como os podréis imaginar esto se lleva a cabo para qué no podamos realizar descargas de archivos potencialmente peligrosos o maliciosos.

Sin embargo tal y como sucede en otras tantas ocasiones y en la práctica mayoría de los programas, los navegadores web no son infalibles. por tanto pueden cometer errores tanto relacionados con su funcionalidad, como con la seguridad. Llegados a este punto muchos se pueden preguntar si merece la pena desactivar este bloqueo de descargas del que os hablamos, veamos cuáles son los pros y los contras de ello.

Desbloquear Firefox descargas

Un navegador más vulnerable sin bloqueo de descargas

Como os decimos esta es una funcionalidad que implementan en la mayoría de los navegadores actuales. Pero al mismo tiempo es algo que tenemos en la posibilidad de desactivar si así lo deseamos. En el supuesto de que tomemos esa decisión, debemos tener en consideración que el programa como tal se volverá más vulnerable ante posibles ataques.

Y es que estos pueden llegar en cualquier instante a través de archivos maliciosos que descarguemos online pensando que son lícitos.

Los datos de nuestro el equipo corren peligro

Desactivando este bloqueo de descargas del que os venimos hablando, ya no solo ponemos en riesgo el navegador y los datos almacenados en el mismo. Al mismo tiempo el potencial ataque puede afectar al resto de archivos y carpetas que tengamos guardados en las unidades de disco del PC.

Con esto lo que os queremos decir realmente es que ya queda en manos y riesgo de cada uno, el tomar la decisión de desactivar esta funcionalidad. Hay que tener en cuenta que muchos delincuentes informáticos están al acecho mediante esa vía para acceder a nuestro equipo.

Evitamos los falsos positivos en las descargas

Pero claro ante los peligros que podríamos encontrar con esta decisión, no todo iban a ser desventajas. De hecho son muchos los usuarios que echan mano de esta desactivación de la función de seguridad para tener un mayor control sobre sus descargas. Decir que la principal razón de todo ello viene dada con el fin de evitar los falsos positivos de malware que a veces bloquean ciertos archivos.

Llegados a este punto podríamos decir que la mejor decisión en este sentido, es tomar un camino intermedio. Con esto lo que queremos decir es que lo recomendable es desactivar el bloqueo de descargas siempre que estemos seguros de que el fichero a bajar es 100% fiable. Una vez que lo tenemos en nuestro poder, volvemos a activar el bloqueo y así no corremos riesgos futuros.