Odiarás Google Chrome después de probar estos navegadores más rápidos y seguros

Odiarás Google Chrome después de probar estos navegadores más rápidos y seguros

David Onieva

Google Chrome es el navegador que la mayoría de los usuarios tienen instalado tanto en su equipo de sobremesa como en su móvil. Pero eso no quiere decir que sea el mejor dentro de la amplia gama de programas de este tipo que podemos encontrar hoy día.

Una de las principales razones por las que gran cantidad de usuarios se decantan por utilizar este software del gigante de las búsquedas, es que se adapta a la perfección a otras plataformas de la firma. Esto quiere decir que podemos hacer uso de otros servicios de Google desde Chrome de la manera más rápida y sencilla. Además, pone a nuestra disposición una enorme cantidad de extensiones adicionales que podemos instalar para sacar el máximo partido al software.

De un tiempo a esta parte la aplicación cuenta con más de un 70% de penetración de mercado, lo que no es poco. Por tanto, el resto de los competidores se encuentran muy lejos de alcanzar el uso de esta alternativa para movernos por internet. Pero como os decíamos antes esto no quiere decir que Google Chrome sea el mejor, ni el más seguro, ni el más rápido. De hecho, se puede dar el caso de que si nos tomásemos la molestia de probar otras alternativas de este sector del software quedaríamos gratamente sorprendidos. Con estos queremos decir que hay otros navegadores que nos pueden ofrecer una experiencia, tanto en funcionamiento como en seguridad, mejores.

Pero como se suele decir, más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, algo que se hace extensible al mundo del software, algo que no siempre es recomendable. A continuación, os hablaremos de algunos otros navegadores que quizá merezcan la pena una oportunidad para comprobar de primera mano si mejora nuestra experiencia en internet.

Otros navegadores más seguros y rápidos que Chrome

Para que os hagáis una idea aproximada de lo que os contamos, un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el navegador llamado Brave. Decir que esta es una propuesta basada en Chromium compatible con las plataformas de internet actuales. Fue desarrollado por un antiguo trabajador de Mozilla, propietaria de Firefox, y se caracteriza por ser ligero y seguro. De hecho, su funcionamiento se centra en mantener nuestra privacidad. Así, bloquea las huellas digitales, los scripts y las cookies de forma predeterminada.

Opera interfaz

Algo similar lo encontramos con el popular desde hace años, Opera. Aunque en el pasado hubo un momento en que este navegador fue desestimado por muchos usuarios, sigue siendo una opción más que interesante. Nos ofrece un alto grado de privacidad y seguridad con funciones específicas como por ejemplo su propia VPN.  Además, muchos usuarios quieren llamar la atención acerca de su personalizable interfaz de usuario y sobre su fluidez de funcionamiento.

En estas líneas también os queremos mencionar la propuesta para movernos por internet más privada, aunque en este caso perjudique a su fluidez de funcionamiento. Pero los que más quieren cuidar su seguridad y privacidad al navegar, deben echar un vistazo a Tor. Perteneciente al proyecto con el mismo nombre, sin duda esta es la propuesta más segura y privada que puedes usar, todo lo contrario de lo que sucede con Chrome.

Tor

Complica mucho el seguimiento de terceros, no guarda nada del usuario, no rastrea nuestro historial, elimina las cookies automáticamente, y todo lo que te puedas imaginar para cumplir su objetivo.

¡Sé el primero en comentar!