No necesitas un editor de fotos, WinZip te propone esto

Generalmente instalamos diferentes programas en nuestro ordenador que nos proporcionan unos determinados modos de trabajo. De esta manera nos decantamos por editores de fotos, reproductores de vídeos, navegadores, antivirus, compresores de archivos y mucho más. Pero también debemos tener presentes algunas suites que nos proponen diversos modos de funcionamiento en un solo título, como sucede con WinZip.

Es más que probable que este programa que os acabamos de mencionar os resulte familiar a la mayoría desde hace mucho tiempo. Desde hace años este es un software que se ha dado a conocer y se ha caracterizado por pues las funciones de compresión que nos ofrece. Esto nos permite, en determinadas circunstancias, ahorrar una buena cantidad de espacio en el disco duro. Además, si deseamos compartir grandes cantidades de archivos y carpetas, este software nos lo pone fácil.

Pero gracias a la popularidad adquirida con el paso del tiempo, sus desarrolladores tomaron la determinación de ir un paso más allá. Es por ello por lo que en estos instantes podemos disfrutar de algunas ediciones correspondientes a las suites de WinZip que nos proponen multitud de tareas adicionales. Todo ello nos abre un amplio abanico de posibilidades a la hora de almacenar en la nube, mejorar la productividad del equipo, trabajar con archivos en formato PDF, o incluso editar fotos.

Cierto es que no podemos comparar las funciones que de manera habitual encontramos en un editor específico, con aquello disponible en WinZip para estas tareas. Pero también es verdad que la mayoría de los usuarios no requieren de programas como GIMP o Adobe Photoshop para llevar a cabo ediciones de fotos propias. Precisamente por esta razón las funciones que nos propone la suite WinZip nos pueden ser de ayuda en estos trabajos.

winzip fotos

Funciones para editar fotos disponibles en WinZip

Hay que tener en consideración que en multitud de ocasiones retocamos o editamos nuestras fotos antes de comprimirlas y compartirlas con otros. Lo mismo sucede si vamos a almacenar como copia de seguridad nuestra biblioteca de estos contenidos. Es por todo ello por lo que nunca estará de más poder llevar a cabo tareas de edición básicas desde el propio compresor. Sirva como claro ejemplo de todo esto la posibilidad que nos ofrece esta suite de añadir marcas de agua a nuestras imágenes.

Esto nos permitirá marcarlas y evitar que otros se aprovechen de su autoría si tenemos planeado compartir estos archivos con otros a través de un fichero comprimido. Además, y como no podía ser de otro modo aquí dispondremos de algunas funciones básicas en la edición de imágenes. Nos referimos a la posibilidad de rotarlas o redimensionarlas, incluso por lotes. Y eso no es todo, sino que también podremos convertir nuestras fotos a otros formatos. Por ejemplo, esto nos ayudará mucho a la hora de reducir aún más el tamaño de toda esta información antes de añadirla a un archivo comprimido. Además, desde aquí podremos digitalizar estos contenidos para su posterior edición y compresión.

Por otro lado, y sin salir de WinZip, también tendremos la posibilidad de organizar nuestra biblioteca de imágenes y subirlas a la nube para su almacenamiento. Es interesante saber que las dos ediciones más avanzadas del compresor nos ofrecen hasta 50 gigas de disco en sus servidores para estas tareas.

¡Sé el primero en comentar!