Mover aplicaciones y juegos UWP a otro disco: ¿hay motivos para ello?

Al margen del sistema operativo como tal, son muchas de las aplicaciones que instalamos en las unidades de disco de nuestro ordenador. Estas pueden ser las habituales que descargamos desde las webs de sus desarrolladores, o las UWP que bajamos desde la tienda oficial de Windows.

Sea cual sea su formato, como muchos de vosotros ya sabréis, debemos tener cierto control sobre todo el software que descargamos e instalamos en nuestro ordenador. La principal razón de todo ello es que el espacio disponible en las unidades o discos duros es limitado. De ahí precisamente que no podamos empezar a instalar programas sin sentido alguno, si nos limitarnos a los que realmente necesitamos. Tampoco va a estar nunca de más el llevar a cabo limpiezas periódicas tanto de datos como de estos programas.

Todo ello nos evitará el tener que enfrentarnos a la desagradable situación de no tener espacio en los discos duros cuando realmente los vayamos a necesitar. Siempre es más interesante disponer de cierto margen libre para urgencias, que vernos con que no podemos añadir un solo archivo. Si normalmente utilizamos las mencionadas aplicaciones UWP de la Microsoft Store, merece la pena saber que Windows nos permite moverlas entre unidades si lo necesitamos. De hecho, son varias las razones por las que esta funcionalidad que encontramos en la aplicación de Configuración / Aplicaciones, nos será de utilidad.

Mover las UWP más usadas a unidades rápidas

Como hemos comentado anteriormente en el ordenador tendemos a instalar multitud de aplicaciones de diversa índole. Las hay más importantes o usadas que otras, por lo que tendremos a priorizarlas. En el caso de que dispongamos de varias unidades de disco en el PC, sería interesante mover las aplicaciones UWP que utilicemos de forma más habitual para los discos más rápidos.

mover UWP disco

Por ejemplo, si disponemos de una unidad HDD y otra SSD, seguro que vamos a agradecer mover estas aplicaciones que ejecutamos a diario al segundo componente. Esto nos permitirá tanto abrirlas como trabajar con mismas de una manera mucho más fluida. del mismo modo aquellos programas descargados de la Microsoft Store que no utilizamos a diario, podremos moverlas a las unidades de disco más lentas o de mayor capacidad.

Ahorrar espacio en el disco duro principal

Otro de los apartados que debemos tener muy en consideración es que normalmente el sistema operativo lo instalamos en la unidad o disco más rápido. En el caso de que uno de estos sea SSD, aquí es donde vamos a instalar Windows o Linux, dependiendo de cada caso. Pero además de la velocidad de funcionamiento de estos discos, también entra en juegos su capacidad, que en ocasiones es ajustada. Si este es el caso ante el que nos encontramos, la mejor decisión que podemos tomar es mover los programas y aplicaciones a otra unidad, aunque sea más lenta.

Esto nos permitirá ahorrar espacio en el disco de alto rendimiento en el que tenemos instalado el sistema para que puedan llegar sus actualizaciones sin problemas. Por otro lado, en el disco duro secundario, por ejemplo, el HDD, ya podremos guardar todos nuestros programas y datos personales con comodidad.

1 Comentario