Por qué merece la pena pagar por un gestor de contraseñas

En los tiempos que corren, a la hora de proteger nuestros datos, plataformas o aplicaciones, tenemos varios métodos para lograrlo. Podemos utilizar alguno de los avanzados sistemas biométricos, o echar mano de las contraseñas de toda la vida, entre otras cosas. En el caso de que nos decantemos por el segundo sistema, que sigue siendo el más extendido, es posible que nos interese usar algún tipo de gestor de contraseñas.

Tal y como viene sucediendo desde hace muchos años, estas claves de acceso personales que usamos deben de ser lo suficientemente seguras. Con esto lo que queremos decir es que deben de ser largas y complejas para que no puedan adivinarse fácilmente. Pero eso no es todo, sino que hay que tomar otras medidas importantes En este sentido para proteger esos accesos. Por ejemplo, tampoco es recomendable utilizar la misma contraseña en varios sitios, además de cambiarlas cada cierto tiempo.

nueva contraseña myki

Cómo nos ayuda el uso de un gestor de contraseñas

Cierto es que todas estas tareas pueden ser un poco incómodas e incluso complicadas, más si tratamos con una buena cantidad de estos elementos. Recordar muchas contraseñas complejas es una tarea bastante complicada. Ahí es donde precisamente entran en juegos los comentados gestores que no paran de crecer en cuanto a uso.

En realidad, hablamos de programas que hacen las veces de gestores de contraseñas para ayudarnos a tratar con estas. De este modo, almacenan todas nuestras contraseñas complejas y las protegen mediante una clave maestra. Así, a partir de ese momento no tendremos que recordar esas password, ya que las tenemos a nuestra disposición guardadas en el programa.

Hay alternativas de este tipo tanto gratuitas como de pago, pero muchos de vosotros probablemente os preguntáis si merece la pena pagar por un gestor de contraseñas o no.

Funciones adicionales disponibles de gran utilidad

Lo primero que debemos tener en cuenta En este sentido es que los gestores de contraseñas de pago nos presentan algunas interesantes funciones adicionales. Estas no sirven para almacenar otros elementos como tarjetas bancarias, notas encriptadas y todo tipo de archivos personales. Esto es algo bastante habitual en la mayoría de los sectores del software, ya que los programas de pago deben ofrecer algún factor diferencial con respecto a los gratuitos.

Por tanto, dependiendo del uso que vayamos a hacer de este gestor, si es intensivo quizá nos interese pagar por uno más completo.

Las opciones de pago se monetizan por sí solas

Llegados a este punto debemos tener en cuenta que en estos programas vamos a almacenar datos realmente sensibles como son nuestras contraseñas. Al mismo tiempo debemos tener en consideración que muchos desarrolladores de software tienen que ganar dinero con sus proyectos, algo que evidentemente no logran de manera directa con los programas gratuitos.

Algunos monetizan en sus proyectos a base de publicidad integrada, o dando la opción de dar por determinadas funciones más avanzadas. Sin embargo, aquellos que son totalmente gratuitos podrían ganar dinero vendiendo de manera ilícita nuestros datos almacenados. Más si estas contraseñas las almacenamos en la nube, ya que no dejan de estar guardadas en un servidor externo de terceros. Eso no quiere decir que todos los gestores gratuitos lo hagan, pero ya se han visto algunos casos en el pasado.

Por tanto esta se podría considerar como otra razón de peso para que no se cantemos por el uso de gestores de pago en lugar de los gratuitos, en el futuro quizá lo terminemos agradeciendo.