Comprar un PC con FreeDos ¿Cuándo nos merece la pena?

En multitud de ocasiones, cuando nos disponemos a comprar un nuevo ordenador, ya sea de sobremesa o portátil, deseamos que nos lo den plenamente configurado. Esto nos sirve para ponernos en marcha desde el primer momento, habitualmente cuando viene con Windows 10 preinstalado. Pero esto no siempre sucede así, ya que muchos fabricantes y tiendas nos proporcionan sus equipos con FreeDos.

Muchos se sorprenden cuando encuentran este sistema operativo en su nuevo ordenador, pero tiene su explicación y en muchos casos sus ventajas. Lo primero que debemos saber es que aquí nos encontramos con un sistema operativo totalmente funcional y gratuito compatible con algunas aplicaciones y con controladores de MS-DOS. Funciona sobre la línea de comandos y nos sirve en primer lugar para saber si el ordenador que hemos comprado funciona, al menos comprobar que arranca.

Como os podréis imaginar este es un sistema que nos propone una funcionalidad bastante limitada, más en los tiempos que corren. Y es que hace muchos años que no se actualiza y comparado con otras propuestas gráficas actuales, prácticamente no nos resuelve nada en un PC actual. Sin embargo, el hecho de que sigamos encontrando equipos que se venden en estos momentos que cuentan con este sistema FreeDos,  tiene su explicación. Es más, muchos usuarios buscan a la hora de adquirir un nuevo ordenador, precisamente este sistema preinstalado, veamos por qué.

freedos interfaz

Si ya disponemos de una licencia válida de Windows

Hay que tener en cuenta que, en multitud de ocasiones, por una razón u otra, puede que ya tengamos una licencia válida del sistema operativo de Microsoft. Quizá nos la hayan regalado o la tengamos de algún otro equipo y todavía podamos usarla al tratarse de una licencia retail. Por tanto, hay que tener en cuenta que aquellos equipos que ya vienen con Windows 10 preinstalado, de un modo u otro su fabricante nos lo está cobrando, ya que a ellos tampoco les sale gratis.

De ahí que el adquirir directamente un ordenador con FreeDos en el que nos ahorramos el coste del sistema, puede ser una gran ayuda a la hora de ahorrar más de 100 euros.

Vamos a instalar alguna distro de Linux

A pesar de que Windows es el sistema operativo más usado en todo el mundo, eso no quiere decir que sea el único disponible para los equipos de sobremesa o portátiles. En multitud de ocasiones nos vamos a encontrar con usuarios que prefieren instalar distribuciones Linux de código abierto, pues lo que es absurdo pagar por un Windows 10 preinstalado en el nuevo PC.

Nuevo instalador Ubuntu 21.10

Gracias a FreeDos tendremos la posibilidad de comprobar que el equipo arranca sin problema y así instalar nuestro nuevo sistema operativo de código abierto en el mismo.

Compramos la licencia Windows por nuestra cuenta

Si compramos una licencia de Windows 10, aunque sea la más básica, edición Home, en la tienda oficial de Microsoft, esta sobrepasa con creces los 100 euros llegando casi a los 150. Es posible que algunos fabricantes nos instalen una licencia OEM algo más barata. Sin embargo, en internet podemos encontrar en determinadas ocasiones algunas ofertas realmente interesantes con licencias mucho más asequibles.

De esta manera si adquirimos un equipo nuevo con FreeDos, tendremos la posibilidad de instalar nosotros manualmente Windows 10 desde una ISO que descargamos de la página de Microsoft sin coste alguno. Más adelante va a estar con que registremos el producto con la licencia adquirida a buen precio, y de nuevo nos hemos ahorrado unos cuántos euros.