4 razones para elegir otros editores de fotos en lugar de Photoshop

El mundo de la edición de fotos a todos los niveles ha evolucionado mucho a lo largo de estos últimos años. Mientras que antes era un sector limitado a unos cuantos profesionales, hoy día casi cualquier usuario puede adentrarse en este interesante tipo de uso. Gran parte de todo ello se lo debemos a los desarrollos de programas como GIMP, Photoshop y otras muchas propuestas más sencillas.

Y es que hay que tener en cuenta que a estas alturas casi cualquier usuario se puede poner manos a la obra y empezar a editar sus imágenes personales. Dependiendo del objetivo de estos trabajos, la profundidad o complejidad será mayor o menor. Pero hay que admitir que en estos momentos disponemos de propuestas software muy interesantes y sencillas que nos ofrecen unos resultados espectaculares.

Muchos, al hablar de programas de edición fotográfica, lo primero que hacen es pensar en la propuesta de Adobe, Photoshop, y se lanzan a por ella. Pero aunque probablemente sea la opción más potente de todas, no siempre es la más interesante. De hecho en la mayoría de los casos es algo que no hace falta ni que nos planteemos, y son varias las razones de todo ello. Por tanto en estas mismas líneas os vamos a hablar de algunas de las razone por las que deberíais desechar el uso de este potente programa para editar fotos.

Adobe Photoshop no es un programa gratuito, ni barato

En primer lugar debemos decir que al contrario de la mayoría de los programas de edición que encontramos en Internet, Photoshop no es gratuito. Por tanto para poder usarlo tendremos que hacer un desembolso económico que además no es poco. Es por ello que a pesar del extendido uso de esta aplicación en todo el mundo, es un programa comercial, mientras que podemos encontrar otras propuestas similares a coste cero.

Este es el caso, por ejemplo, de GIMP, una aplicación muy potente para la edición de fotos de código abierto y válida para todos los usos.

GIMP interfaz

Funciones profesionales que no usaremos nunca

A todo esto le debemos sumar que este es un programa apto para usuarios desde los más noveles, hasta los más profesionales. Pero debido a ello, la mayoría de las muchas funciones que presenta no las usaremos en la vida debido a ser de nivel muy avanzado. Es por ello que el uso de este avanzado programa, en la mayoría de los casos no merece la pena.

Debido a su coste y que muchas de sus funciones son tan avanzadas, en la mayoría de los casos no será necesario su uso.

El consumo de recursos de Photoshop es elevado

Si tenemos en cuenta que hablamos de uno de los programas más potentes , como es de esperar su consumo de recursos va en concordancia. Por tanto necesitamos un equipo medianamente potente, especialmente si vamos a trabajar con fotografías de alta resolución que requieran mucho trabajo. Por tanto, al igual que en los casos anteriores, esto es algo que no interesa a la mayoría de los usuarios

Hay aplicaciones más básicas, gratuitas y sencillas

Para terminar os diremos que en lugar de Photoshop, para trabajos de edición sencillos, podemos echar mano de otras muchas soluciones gratuitas. Además del mencionado GIMP, que es de nivel medio / alto, por ejemplo podemos probar con PhotoScape  que ofrece una interfaz realmente intuitiva.

Lo mismo sucede con la popular solución de este tipo Paint.net, un programa que os solucionará el problema de la edición de imágenes a la mayoría.