¿Vas a teletrabajar? 3 programas que debes pedir a la empresa

¿Vas a teletrabajar? 3 programas que debes pedir a la empresa

Rubén Velasco

El teletrabajo ha estado en el limbo mucho tiempo. Aunque muchos trabajadores tenían la posibilidad de optar a ello, la falta de una ley que lo regulara hacía que solo en casos muy aislados se pudiera trabajar desde casa. Sin embargo, ahora la cosa ha cambiado. La nueva ley del teletrabajo regula toda la actividad laboral desde casa, y lo más importante, deja claros los gatos que debe asumir el trabajador, y cuáles deben ser parte de la empresa. Y por ello, va siendo hora de poner en orden nuestras licencias.

La ley del teletrabajo especifica que la empresa debe cubrir los gastos ocasionados del trabajo desde casa. Y entre estos gastos destacan todas las herramientas necesarias para poder desempeñar el trabajo. Además de los equipos, y el gasto de electricidad y mobiliario, la empresa debería pagar al usuario por las herramientas de software necesarias para poder trabajar desde casa. Por ello, os vamos a dejar algunas de las más útiles, e imprescindibles, que no pueden faltar en nuestro PC y que, ahora, debe pagar la empresa.

Recordamos, antes de nada, que, aunque puede ser tentador instalar software pirata en el PC, igual que para uso personal normalmente no ocurre nada, a nivel profesional, en caso de una auditoría (algo probable que ocurra) si nos detectan software pirata en el PC nos puede salir muy caro. Y en ese caso será responsabilidad nuestra. Por lo tanto, ante la duda, mejor optar por software 100% original. Además, evitaremos correr riesgos de seguridad al teletrabajar.

Windows 10: una clave para convertirlo en legal

Estado licencia Windows 10

Salvo que hayamos comprado un ordenador OEM que viniera con Windows ya instalado, es muy probable que nuestra copia del sistema operativo de Microsoft sea falsa. Por lo tanto, antes de mirar nada más, lo primero que debemos poner en orden es esta clave.

Si no tenemos una licencia de Windows, y nuestro trabajo la requiere (por ejemplo, por el uso de software que solo se pueda ejecutar en este sistema operativo) la empresa nos tiene que pagar la licencia del sistema operativo para teletrabajar, por ley. Si existe una alternativa, como usar Linux, entonces puede haber una excusa. Pero si nuestro trabajo requiere de Windows, este es el primer programa debemos pedir.

Office, la suite ofimática por excelencia para teletrabajar

Compartir documento desde Word en Office 365

Word, Excel, PowerPoint y demás programas de Microsoft Office son esenciales para poder trabajar. Más de una vez tendremos que abrir documentos, crear hojas de cálculo o ver presentaciones de diapositivas y, por lo tanto, necesitaremos este software.

La empresa tiene dos opciones. La primera de ellas, comprarnos una licencia única para la última versión, o la segunda, optar por la suscripción a Office 365, la cual incluye, además de las aplicaciones de Office, almacenamiento en la nube de OneDrive, para compartir archivos, y otras herramientas (como Skype) que nos pueden ser muy útiles para el teletrabajo.

¿Y qué pasa con LibreOffice? Aunque es la mejor alternativa OpenSource a Office, lo más probable es que no nos sirva para teletrabajar, ya que, si otras personas trabajan con la suite de Office, tendremos problemas de compatibilidad de formato entre nosotros. O toda la empresa trabaja con LibreOffice, o tendrá que facilitarnos una licencia para poder usar Office desde casa.

Photoshop, Acrobat y otros programas de Adobe

Selección de Sujeto de Photoshop - 13

Dependiendo del tipo de trabajo que realicemos, puede que necesites alguno de los programas de Adobe. Photoshop, si realizamos algún tipo de edición de imagen, o Acrobat, si trabajamos a menudo con documentos PDF, son programas que no pueden faltar en nuestro PC. Y que, además, no son precisamente baratos.

Aunque es cierto que existen alternativas OpenSource para estos programas (GIMP, por ejemplo), pero a nivel profesional, estas alternativas no cumplen con todo lo que podemos necesitar y, por lo tanto, seguramente tengamos que pasar por el aro de Adobe.