Ventajas de usar Impress en Linux, principal rival de PowerPoint

No cabe duda de que los ordenadores actuales están capacitados para llevar a cabo todo tipo de tareas. Estas pueden estar relacionadas con la edición de fotos o de vídeos, el ocio, o el trabajo ofimático, entre otras.

De hecho, este último tipo de trabajo qué os hemos comentado, el ofimático, es precisamente en el que nos queremos centrar en estas mismas líneas. En concreto os vamos a hablar de las conocidas como presentaciones multimedia que tantos años nos vienen acompañando. Si hay un referente en este sector ese es PowerPoint de Microsoft. Este es un programa que forma parte de la suite ofimática de la firma de Redmond y que se centra en ofrecernos todo lo necesario para crear una presentación compuesta por diapositivas.

Sirva como ejemplo la potente aplicación Impress que forma parte a su vez de la suite ofimática LibreOffice. Esta es una propuesta que poco o nada tiene que envidiar a la mencionada anteriormente y que nos abre un amplio abanico de posibilidades. Con esto nos queremos decir que no todo el mundo en su ordenador utiliza como sistema operativo el propio de Microsoft, Windows. Muchos otros se decantan por hacer uso de un sistema de código abierto instalando alguna de las muchas distribuciones de Linux disponibles.

Pero al mismo tiempo desean poder llevar a cabo todo tipo de trabajos ofimáticos, como no es de extrañar. Aquellos empeñados en seguir utilizando aquí Office, pueden hacerlo a través de la solución Wine, o vía web. Sin embargo, no siempre es la mejor solución, por lo que aquí lo más recomendable sería echar mano de otras soluciones alternativas a PowerPoint aquí nos encontramos con otra potente aplicación para crear presentaciones multimedia, Impress. De hecho, esta es una solución software que nos presenta algunas interesantes ventajas si nos decantamos por la misma en Linux.

impress libreoffice

Impress permite un importante ahorro económico

Lo primero que debemos tener presente aquí es que podremos utilizar este software para diseñar presentaciones multimedia de forma totalmente gratuita. Y es que mientras que la suite de Microsoft tiene un coste, LibreOffice es un software de código abierto. De esta manera no tendremos más que descargar la correspondiente suite en nuestro equipo basado en Linux, instalarla y empezar a trabajar.

Al mismo tiempo debemos saber que aquí contamos con un editor de texto o un programa de hojas de cálculo, que acompañan al Impress.

Es un software más ligero apto para equipos antiguos

Además de su precio, que es nulo, también podemos destacar que este es un software ante más ligero que el que nos presenta el gigante Microsoft. Por tanto, si hemos instalado Linux en nuestro ordenador para aprovechar un PC algo más antiguo, este programa es perfecto para el mismo.

Y esto no quiere decir que sea menos funcional, ya que nos presenta la gran mayoría de las funciones que vamos a necesitar para este tipo de proyectos. De ahí precisamente su creciente éxito a la hora de ser una alternativa a PowerPoint. Es más, podemos afirmar que este es un programa compatible con los formatos nativos de fichero que utiliza el programa de Microsoft. Por tanto, no tendremos problemas a la hora de abrir o guardar trabajos con los habituales PPTX.

Podemos usarlo en múltiples plataformas

Estas no son las únicas ventajas que nos vamos a encontrar en este sentido, ya que debemos tener en cuenta que la suite de código abierto es multiplataforma. Esto quiere decir que, si nos acostumbramos a la misma en un PC basado en Linux, igualmente la podremos instalar más adelante en otros a sistemas como Windows de Microsoft.

Esto igualmente nos permitirá utilizar los archivos en formato nativo de Impress todos aquellos equipos y sistemas en los que sea necesario.

¡Sé el primero en comentar!