Este truco te deja crear accesos directos a sesiones guardadas en PuTTY

Cada vez es más habitual que utilicemos algún software de conexión remota desde nuestro PC para acceder a otros equipos sin movernos de nuestro asiento. En el caso de que nos queramos centrar en conexiones SSH, una de las propuestas más populares y usadas desde hace tiempo es el software PuTTY.

Lo cierto es que hoy en día tenemos multitud de alternativas en forma de programas para llevar a cabo estas conexiones remotas. La calidad de estas dependerá en gran medida del ancho de banda disponible en ese instante, o de la potencia de ambos puestos. Sea como sea estas aplicaciones nos presentan una buena cantidad de funciones propias que nos facilitan estas tareas. Hay que tener en cuenta que el software de control remoto es extremadamente útil tanto para usuarios finales como para empresas.

Por tanto, lo primero que hay que hacer es elegir la propuesta que más se adapte a las necesidades que tenemos. Tal y como os comentamos PuTTY es una de las alternativas más conocidas y usadas desde hace años. Aunque no nos ofrezca una interfaz de usuario especialmente llamativa ni atractiva, se caracteriza por su funcionalidad. Esto se debe a que desde el primer instante podremos configurar el programa gracias a la ventana que aparece tras su ejecución.

Pero también es cierto que, con el fin de ahorrar tiempo, prefiramos guardar ciertos datos acerca de sesiones remotas de usuarios, para acceder más rápidamente en el futuro. Esto es algo que nos permite realizar el software a medida que lo vayamos utilizando con el tiempo. Es por ello por lo que a continuación Y con el fin de ser más productivos en PuTTY, a continuación, veremos cómo crear accesos directos concesiones ya guardadas del programa.

Mejora tu productividad en PuTTY con este truco

Lo primero que debemos tener en consideración es que aquí tendremos la posibilidad de crear tantos accesos directos como sesiones guardadas tengamos. Estas las vamos almacenando en el software que os hemos mencionado a las que podemos acceder tras ejecutar PuTTY de manera convencional. Pero seguro que a muchos les resultará bastante más cómodo disponer de iconos que llamen directamente a determinadas sesiones para que se abran de manera directa desde Windows. Por ejemplo, estos accesos directos los podemos situar en el escritorio del sistema para tenerlos siempre a mano.

PuTTY - Menú principal

Todo lo que necesitamos para lograr esto que os contamos es disponer del nombre asignado en el programa a cada una de estas sesiones almacenadas. A continuación, vamos a crear un nuevo acceso directo en Windows, por ejemplo, pinchando con el botón derecho en el escritorio. Aquí pinchamos en la opción de menú Nuevo / Acceso directo. Desde el botón Examinar debemos situarnos en la ruta de disco donde instalamos el programa de control remoto, y seleccionamos su ejecutable .EXE.

Una vez tenemos el acceso directo, pinchamos sobre el mismo con el botón derecho y seleccionamos Propiedades. Ahora, en el campo Destino, al final de la ruta del archivo agregamos lo siguiente:

-load "NOMBRE_SESION"

Tal y como os mencionamos antes, esto es algo que podemos repetir en tantas ocasiones como deseemos y con las sesiones guardadas que necesitemos. Lo único que debemos cambiar en el acceso creado es el nombre especificado en el parámetro que os hemos mostrado.

¡Sé el primero en comentar!