5 cosas que debes saber antes de usar Linux por primera vez

5 cosas que debes saber antes de usar Linux por primera vez

Rubén Velasco

Aunque Windows es el sistema operativo mayoritario, hay vida más allá de este sistema. A parte de macOS, que solo podemos usar si hemos comprado un ordenador de Apple, Linux poco a poco se va posicionando como una alternativa real, y para todos los públicos de Windows. Sobre todo después del lanzamiento de Windows 11 y la gran cantidad de problemas que está dando este sistema.

Linux no consigue recortar distancias con Windows por varias razones, pero una de las principales el por el miedo que genera entre los usuarios. Este SO, desde siempre, ha tenido fama ser un sistema complicado, poco compatible, y diseñado, sobre todo, para hackers. Aunque esto no son más que resquicios del pasado, y a día de hoy todo ello es totalmente falso.

Por ello, si estás pensando en probar Linux y dar una oportunidad a este sistema operativo, te vamos a dejar las 5 cosas básicas que debes conocer antes de empezar a utilizarlo.

Hay vida más allá de Ubuntu

Casi siempre, cuando hablamos de Linux, solemos hacer referencia a Ubuntu. Esta es la distro más conocida y utilizada en todo el mundo, pero, desde hace tiempo, no es, ni de lejos, la mejor. Canonical se ha olvidado hace tiempo de su distro, centrándose, como cualquier otra empresa, en lo que da dinero: la nube. Por ello, aunque Ubuntu siempre ha sido una buena puerta de entrada al mundo Linux, nosotros recomendamos hacerlo mediante otras alternativas.

Linux mint 21Linux Mint es una de las mejores alternativas que podemos encontrar a Ubuntu. Un sistema muy puro, accesible y con una gran comunidad detrás. Y, si queremos algo un poco diferente, otro de los sistemas que ha ganado mucha popularidad en los últimos años ha sido MX Linux.

No vas a necesitar escribir comandos

Hace muchos años, para usar y configurar Linux era necesario escribir comandos en una consola, al más puro estilo hacker. Sin embargo, esto ha quedado ya muy atrás. Aunque hay distros pensadas para usarse y configurarse mediante comandos (como Arch), la mayoría de las distros tienen un escritorio muy similar al de Windows desde el que vamos a poder hacer de todo sin escribir un solo comando.

Programas y juegos compatibles con Linux

Aquí es donde podemos encontrarnos algún impedimento. Y es que, a diferencia de en Windows, los programas para Linux son bastante más limitados. Aunque hay muchos programas comunes que sí que vamos a poder utilizar (como Chrome), hay muchos otros que no vamos a encontrar en este sistema (como Word, Excel o Photoshop). Siempre podemos recurrir a alternativas, como LibreOffice o GIMP, o a ejecutarlos a través de una herramienta llamada Wine, pero debemos tener en cuenta que estos programas no tienen versión oficial para Linux.

Con los juegos pasa parecido. Aunque en Steam podemos encontrar una gran cantidad de títulos compatibles con Linux (cada vez más), la compatibilidad no es del 100%.

No te preocupes por los drivers

Otro de los miedos a la hora de dar el salto a este sistema es que el ordenador no funcione, o alguno de los componentes no lo haga como es debido. Obviamente, esto no son más que miedos heredados igualmente del pasado. El núcleo Linux tiene drivers de código abierto para todo tipo de hardware, tanto el que acaba de llegar al mercado como el que lleva décadas en desuso. No tendremos que instalar ni configurar nada para que nuestra gráfica, o la tarjeta de red, funcionen a la perfección.

Cómo saber si Linux no es para mi

A pesar de todo, si tienes dudas sobre si vas a poder usar, o no, Linux sin problemas, te dejamos algunas pistas muy a grandes rasgos con las que poder saber si es mejor seguir usando Windows antes que dar una oportunidad a este SO:

  • Usamos muchos programas de Microsoft, como Office.
  • Somos jugadores. El 100% de los juegos funcionan en Windows, y además tienen un mejor rendimiento. También podemos usar en Windows el Game Pass u otras tiendas.
  • Somos diseñadores y necesitamos programas profesionales, como los de Adobe.
1 Comentario