6 cosas que nunca debes hacer en tu ordenador, y las estás haciendo

6 cosas que nunca debes hacer en tu ordenador, y las estás haciendo

Rubén Velasco

Cada uno tenemos una forma de usar el ordenador. Al fin y al cabo, los sistemas operativos nos ofrecen varias formas de hacer una misma cosa de manera que cada usuario pueda elegir la más cómoda, o la que más le guste. Sin embargo, con el tiempo es posible que cojamos malas manías o costumbres que están haciendo que nuestro PC no funciona como debería. Manías que debemos cortar cuanto antes si no queremos tener problemas.

A continuación, vamos a ver muchas malas costumbres que solemos hacer, incluso sin darnos cuenta, cuando utilizamos un ordenador con Windows. Y, aunque no van a romper nuestro ordenador, sí que nos pueden estar poniendo en peligro, e incluso harán que nuestro PC no funcione como es debido.

Siempre hay tiempo para corregirlas y empezar a hacer un uso correcto del PC. Y, para ello, os vamos a mostrar cuáles son las 6 malas costumbres más habituales entre los usuarios de Windows.

Siguiente, siguiente, siguiente, ok, instalar

¿Te suena? Cuando vamos a instalar un programa, siempre solemos seguir el asistente sin leer y sin prestarle atención. Y, claramente, esto se traduce en problemas. Mientras que muchos programas no esconden nada en los instaladores, hay otros que, si seguimos el asistente sin leer, pueden terminar por instalar adware o software no deseado en nuestro ordenador.

Avast utorrent

Si aceptamos, el programa se instalará en nuestro PC. Y este puede llegar a deshabilitar funciones que debemos tener activadas, mostrar anuncios, y hacer que el PC vaya infinitamente más lento de lo que debería.

Nunca reiniciar el ordenador

Muchas veces nos conformamos con apagar el ordenador cuando no lo vamos a usar, y nunca lo reiniciamos. Error. En las últimas versiones de Windows, apagar/encender y reiniciar no son lo mismo. Cuando apagamos el ordenador, se vuelca parte del núcleo al disco duro para que, al encenderlo, se cargue en la memoria de nuevo. Al reiniciar, se vacía por completo la memoria RAM, y, al arrancar de nuevo, se vuelve a cargar el núcleo por completo de cero.

Opciones reiniciar Windows 11

No quitar programas del inicio

Muchos de los programas que instalamos en el PC se configuran para arrancar automáticamente cuando encendemos el ordenador. Y esto puede ser un problema, ya que muchos de ellos se cargan de manera innecesaria, y eso se traduce en que el ordenador tarda demasiado en encender.

aplicaciones inicio Windows

Es necesario revisar este apartado de vez en cuando y deshabilitar todo aquello que no queramos que se abra cuando encendemos el PC.

No cifrar el disco duro del portátil

Si tenemos un ordenador de sobremesa, y no guardamos información confidencial en él, el cifrado queda como algo más opcional. Pero, cuando usamos un portátil, que solemos llevar siempre por ahí con nosotros, el cifrado es algo imprescindible que, por desgracia, casi nadie lleva a cabo.

Cifrar los datos del disco duro es vital para evitar que, si lo perdemos, o nos lo roban, nuestros archivos puedan caer en manos de otras personas. Eso no evitará que puedan cambiar el disco duro, o formatearlo, y usar el PC con normalidad. Pero sí evitará que nuestros datos caigan en malas manos.

Reutilizar contraseñas

Cuando nos registramos en Internet, la web donde vamos a entrar nos pedirá un usuario y una contraseña. Por costumbre, y por miedo a olvidarlas, muchas veces solemos reutilizar la misma contraseña allá donde entremos. Y seguro que no es una contraseña precisamente segura y robusta.

Para evitar que esto ocurre, lo mejor es apostar con un gestor de contraseñas (el de Chrome, por ejemplo), y usarlo para guardar todas nuestras contraseñas en él. Además, cuando nos registremos en un sitio web, podremos usar las contraseñas aleatorias sugeridas por el navegador, asegurándonos así de que siempre usamos una contraseña de fiar.

Posponer las actualizaciones

Por último, otra mala práctica que solemos llevar a cabo es retrasar todo lo posible las actualizaciones de Windows y de los programas. Solemos hacer esto por miedo a que la actualización estropee algo y haga que nuestro PC deje de funcionar, o haga que empiece a funcionar mal. De nuevo, error.

Las actualizaciones son vitales para que el PC funcione bien, y estemos seguros. Por tanto, siempre que haya una nueva, debemos instalarla cuanto antes.

¡Sé el primero en comentar!