Shotcut, un excelente editor de vídeo gratuito y de código abierto ideal para sustituir a Windows Movie Maker

Escrito por Rubén Velasco
Multimedia

A principios de 2017 os contamos cómo Microsoft había decidido hacer desaparecer a Windows Movie Maker, uno de los mejores, o al menos, más sencillos editores de vídeo para Windows que podíamos encontrar. Tras varios comentarios de la compañía en los que se aseguraba que Movie Maker iba a volver convertido en una UWP, hasta la fecha no se sabe nada de él. Por ello, en este artículo os vamos a hablar de Shotcut, un excelente editor de vídeo, totalmente gratis y de código abierto, ideal para aquellos que aún estén buscando una alternativa al desaparecido editor de vídeo de Microsoft.

Shotcut es, como hemos dicho, un completo editor de vídeo, gratuito y de código abierto, que lleva entre nosotros más de 10 años, aunque no ha sido uno de los que más ha dado de qué hablar en la última década. A pesar de ser un editor de vídeo gratuito, es muy sencillo de utilizar y, además, tiene un potencial tremendo, pudiendo estar a la altura de los grandes editores como Premiere o Vegas. A grandes rasgos, Shotcut podría ser a Premiere lo que Gimp es a Photoshop.

A continuación, vamos a ver las principales características que nos ofrece Shotcut y por las que es un excelente software de edición de vídeo que, si estamos buscando una herramienta sencilla a la vez que potente, no debemos dejar de probar.

Las principales características de Shotcut

Shotcut tiene todo lo que un editor de vídeo debe tener. Lo primero que debemos destacar es que es compatible con prácticamente cualquier formato, tanto de imagen y sonido como de vídeo gracias al codec FFmpeg. Además, también es compatible con vídeo 4K y es capaz de capturar vídeo desde todo tipo de fuentes, tanto una webcam o un micrófono, como a través de la red, en streaming.

En cuanto a la edición de audio, este editor cuenta con una serie de funciones y herramientas muy prácticas que nos permiten retocar el audio de nuestros vídeos, tanto a nivel de volumen como mediante una serie de filtros y efectos que podemos probar y configurar desde la línea de tiempo.

A la hora de editar nuestros vídeos, esta herramienta también cuenta con una gran variedad de transiciones y filtros que podemos utilizar en nuestras composiciones para dar forma a nuestros vídeos, así como con una serie de herramientas gracias a las cuales vamos a poder personalizar hasta el más mínimo aspecto de la imagen de nuestros vídeos.

Shotcut Windows

En cuanto a las funciones de edición, podemos encontrarnos con las más conocidas, como:

  • Una línea de tiempo donde ordenador los canales de imagen y sonido.
  • Posibilidad de copiar, borrar o cortar trozos de vídeo.
  • Controles para ocultar y silenciar trozos de vídeo.
  • Posibilidad de habilitar varias líneas de tiempo.
  • Modo de trabajo drag&drop.

Por último, indicar que este editor de vídeo es compatible con un gran número de componentes de hardware, como capturadoras, desde las que cargar el vídeo fácilmente listo para editar.

Sin embargo, no todo es perfecto, y es que los usuarios más exigentes pueden encontrarse con algunos inconvenientes. Por ejemplo, los dos principales inconvenientes de este programa son, por un lado, que carece de una documentación oficial, aunque por la red existen una gran variedad de tutoriales, así como vídeos en YouTube, hechos por la comunidad, y por otro lado, que a pesar del peso que tiene YouTube hoy en día, no tiene una opción especial para guardar vídeos en formato YouTube como sí tienen sus rivales.

Si queremos probar este editor de vídeo OpenSource, podemos descargarlo fácilmente desde su página web. Este editor de vídeo está disponible para Windows (tanto 32 como 64 bits) así como para Linux y macOS.

¿Qué te parece Shotcut? ¿Cuál es tu editor de vídeo favorito?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo