Las sospechas sobre Kodi no son infundadas, el 70% de sus usuarios son piratas

Escrito por David Onieva
Actualidad

A lo largo de estos últimos meses os hemos venido mostrando una buena cantidad de funciones y características de uno de los programas centrados en la reproducción multimedia más usados y extendidos del mundo en estos momentos, nos referimos, como no, al centro multimedia actualmente conocido como Kodi.

Como muchos ya sabréis este es un programa que ya lleva unos cuantos años entre nosotros, aunque no siempre ha sido conocido con esta nomenclatura, sino que sus creadores en un principio lo llamaron XBMC. Pues bien, cuando hablamos de este programa en concreto, a pesar de las acusaciones y sospechas que en estos días pesan sobre el mismo, nos referimos a un software de código abierto con el que sus desarrolladores, con el paso del tiempo, han querido ofrecer a los usuarios una plataforma lo más potente y versátil posible para gestionar y utilizar sus contenidos. De este modo los clientes del proyecto pueden tener a su disposición un software capacitado para tratar con ficheros musicales, fotografías, vídeos, etc.

De hecho, para muchos, Kodi poco a poco se está convirtiendo en algo similar a lo que podría ser un sistema operativo, todo ello debido a las funciones y autonomía que ofrece para estos menesteres. Decir que una de las grandes ventajas que ofrece el programa es que no se trata tan solo de una solución Windows, como la mayoría de las que usamos, sino que es compatible con todo tipo de sistemas operativos y dispositivos de diversa índole. Así, muchos usuarios se deciden por instalar Kodi en una Raspberry Pi o un dispositivo Android que conectan directamente al televisor a través de un cable HDMI, convirtiendo así el electrodoméstico y su «añadido», en un completo centro multimedia multitarea.

Add-ons Kodi

Sobre el papel esa es la teoría, halagüeña para los creadores y desarrolladores del proyecto, pero Kodi es famoso hoy día por la estrecha relación que tiene con el controvertido mundo de la piratería on-line de contenidos sujetos a derechos de autor. De hecho, todo esto no tiene nada que ver con el proyecto en sí, sino que el uso pirata de este programa se lleva a cabo por medio de unos añadidos, también conocidos como add-ons, desarrollados por terceros que se encargan de «llamar» a estos contenidos pirata de manera extremadamente sencilla. Es más, los máximos responsables del proyecto están totalmente en contra de la piratería de contenidos, pero afirman no poder hacer nada respecto al uso que sus clientes hagan del software, una vez lo descargan.

Kodi cada está más vinculado a la piratería

La popularidad de Kodi ha ido en aumento con el paso del tiempo, más en los últimos meses y por la razón evidente de la facilidad de acceso que ofrece a contenidos pirata por medio de los mencionados add-ons ilegítimos de terceros. De hecho, el uso de este software y sus complementos ya ha sido denominado por muchos como la “Piratería 3.0”. Para que nos hagamos una idea, hay que tener en cuenta que allá por el año 2011 las descargas de, por aquel entonces, XBMC, no llegaba ni a las 500.000, mientras que hoy día se estima que se encuentra por encima de los 38.000.000 de clientes que lo usan.

Sin embargo, el problema y la creciente preocupación de la industria del entretenimiento en general y de los grupos que luchan contra la piratería no es ese importante crecimiento precisamente. Las organizaciones y grupos que se encargan, o al menos intentan, de frenar el uso de contenidos pirata en todo el mundo, están enormemente preocupados por el porcentaje de usuarios de Kodi que hoy en día consumen contenidos pirata de todo tipo ayudados del programa y sus complementos ilegales. Y es que de los 38 millones comentados, el torno a 26 millones de usuarios hacen un uso ilegítimo del programa, es decir, aproximadamente un 70% del total.

Caja Kodi

Teniendo en consideración estas cifras proporcionadas recientemente por la MPAA (Motion Picture Producers and Distributors Association of America), no es de extrañar que todos aquellos que defienden la prohibición de este tipo de actos de piratería, anden más que preocupados. Es más, estas son cifras que están en constante crecimiento y que, al menos por el momento y debido a la poca experiencia de las organizaciones a este respecto, no se sabe cómo frenarlas. Para muchos de estos grupos la denominada como Piratería 3.0, comandada por Kodi, además de por otras plataformas audiovisuales similares, no ha hecho más que empezar.

Se han cerrado portales que ponen a disposición de los internautas estos add-ons ilegales, se ha detenido a algunos vendedores de «cajas Kodi preparadas» y se ha intentado concienciar a los usuarios de que están haciendo algo ilegal, pero nada de eso ha servido, al menos hasta el momento. Por otro lado, merece la pena señalar que los máximos responsables del proyecto están desesperados por desvincular su software de todo este movimiento pro-piratería, aunque tampoco parece que estén teniendo demasiado éxito.

¿Utilizáis el centro multimedia Kodi de manera habitual, sea en el modo de uso que sea?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo