Cómo añadir nuevas fuentes a Office: Word, Excel, PowerPoint, etc

Escrito por Rubén Velasco
Ofimatica

Las fuentes de Windows son un tipo de fichero que contiene en su interior todos los caracteres necesarios para poder mostrarnos las letras y demás caracteres de una forma determinada (un diseño, grosor, formato, etc) en todas las aplicaciones. Por defecto, Windows viene con una serie de fuentes OpenType instaladas por defecto que nos permiten visualizar sin problema una gran cantidad de fuentes tanto en el sistema operativo como en todo tipo de herramientas, como Word. Sin embargo, además de estas fuentes, existe una gran variedad de ellas más, fuentes de todo tipo que podemos descargar, instalar y utilizar para dar un toque personal a todos nuestros documentos.

Gracias a las fuentes podemos personalizar totalmente nuestros documentos haciendo que, por ejemplo, un titular tenga una forma determinada, un tipo de letra concreto que lo diferencia del resto del cuerpo y, además, que sirva como marca personal acorde a nuestro estilo.

Word, igual que las demás aplicaciones de Office, y la mayoría de Windows, utiliza por defecto las tipografías instaladas en el sistema operativo. Por ello, si instalamos en nuestro Windows una fuente determinada, Word, y las demás aplicaciones de Office, podrán utilizarla sin problema.

A continuación, os explicamos cómo instalar tipografías en Windows.

Cómo instalar fuentes y tipografías en Windows para poder utilizarlas en otras aplicaciones, como Word o Excel

Para poder utilizar nuevas fuentes en Word, Excel y demás aplicaciones de la suite Microsoft Office, lo único que debemos hacer es instalarlas en Windows, ya que, por defecto, la propia aplicación cargará automáticamente todas las fuentes de Windows al iniciar y, por lo tanto, así podremos utilizarlas.

En el siguiente artículo os explicamos cómo podemos instalar fuentes en Windows.

Una vez instalada la fuente, abrimos de nuevo Word (si ya lo teníamos abierto, debemos cerrarlo) para poder empezar a trabajar con esta tipografía.

Fuentes MS Word

Igual que podremos utilizar estas fuentes en Word podremos utilizarlas en las demás aplicaciones de Office, como Excel, PowerPoint, etc.

Ventajas e inconvenientes de utilizar fuentes extrañas en nuestros documentos de Word

Sin duda, la principal ventaja de poder utilizar fuentes extrañas, no instaladas por defecto, es el poder personalizar al máximo nuestros documentos. Podemos crear un documento con todas las fuentes que queramos, fuentes que, en cierto modo, nos van a dar una especie de identidad y profesionalidad a la hora de mostrar dicho documento.

Sin embargo, utilizar fuentes de terceros puede suponer también un problema a la hora de intentar abrir el documento en otro ordenador. Si el otro ordenador no tiene la fuente utilizada instalada en el equipo, aunque sí podrá abrir y ver el documento como tal, Word utilizará sus fuentes por defecto para mostrar los caracteres, lo que ya supone una pérdida de diseño.

Si queremos evitar esto, en las Opciones de Word podemos encontrar una opción que nos permite guardar, junto al documento, las fuentes utilizadas.

Guardar fuentes Word

De esta manera, aunque el documento ocupará más espacio, aseguraremos el 100% de la compatibilidad al llevar incrustadas las fuentes, asegurando que cualquier equipo que abra el documento lo hará con las fuentes que hemos escogido nosotros personalmente.

¿Sueles utilizar fuentes personalizadas en tus documentos?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo