Cómo probar si Windows 10 S es un sistema operativo adecuado para tí (sin descargar Windows 10 S)

Escrito por Rubén Velasco
Windows 10
0

Windows 10 S es la nueva versión de Windows 10 con la que Microsoft quiere abrirse un hueco en el mercado de los sistemas operativos de bajo coste, los sistemas de poco consumo de recursos y mayor duración de la batería. Sin embargo, este sistema operativo cuenta con grandes limitaciones, limitaciones que, aunque a muchos usuarios pueden no importarles, a otros puede incluso que les haga imposible utilizar sus equipos con normalidad, especialmente la limitación de uso de las aplicaciones Win32.

Esta versión de Windows 10 solo permite ejecutar aplicaciones que han sido descargadas desde la Windows Store. Esto, además de intentar promocionar más el propio ecosistema de Microsoft, busca mejorar el rendimiento, alargar la duración de la batería (evitando los procesos innecesarios) y mejora la seguridad frente al malware. Sin embargo, limita mucho el sistema. Las aplicaciones que conocemos y a las que estamos acostumbrados no funcionarán en este sistema operativo, por lo que no podremos usarlas y tendremos que buscar alternativas.

Google Chrome, por ejemplo, es una de las aplicaciones que no funcionará en Windows 10 S. Tampoco lo harán otras aplicaciones conocidas, como Transmission, el cliente de descargas torrent, Gimp o Steam, entre otras muchas aplicaciones. Además, algunas funciones internas de Windows, como el Ping o el Tracert, tampoco funcionarán en Windows 10 S al ser comandos Win32.

¿Es Windows 10 S un sistema para mi o no podré trabajar con él?

Al final todo depende del uso que vayamos a dar al ordenador. Si lo utilizamos ocasionalmente para conectarnos a Internet y las aplicaciones que necesitamos están en la Windows Store, entonces probablemente sí podamos hacernos a este sistema operativo y vivir con sus limitaciones. Sin embargo, en el momento en el que necesitemos depender de una aplicación en concreto, entonces ya no será un sistema para nosotros.

Antes de arriesgarnos a comprar un ordenador con Windows 10 S y vernos en la necesidad de tener que pagar 50 euros más por actualizarlo a la versión “Pro”, en el siguiente enlace os vamos a explicar cómo podemos simular las limitaciones de esta versión del sistema operativo, especialmente el bloqueo de instalación y ejecución de aplicaciones Win32, en Windows 10 Creators Update.

Es recomendable haber esto nada más instalar nuestro sistema operativo de manera que, desde el principio, no podamos instalar ninguna aplicación de estas aplicaciones.

Si somos capaces de manejarnos con esta configuración activada, entonces seremos capaces de utilizar un equipo con Windows 10 S sin ningún problema. Sin embargo, si echamos en falta alguna aplicación y no encontramos un sustituto en la Windows Store para ella, entonces es mejor que no compremos un equipo con Windows 10 S o, si lo hacemos, al menos tendremos que pagar la licencia de actualización a la versión “Pro” para poder hacer uso de todas las funciones y características de Windows, o buscar directamente un ordenador que venga con las versiones “Home” o “Pro” de Windows 10 ya listas para funcionar.

¿Crees que Windows 10 S es un sistema operativo para ti y que podrías trabajar cómodamente con él o aún necesitas aplicaciones Win32?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo