¿Pretende Microsoft «robar» el mercado de la educación a los dispositivos móviles con Windows 10 S?

Escrito por David Onieva
Actualidad

El propio Bill Gates recientemente reveló que usa la tecnología para aprender, de hecho afirma que la tecnología ha sido desde siempre parte fundamental de los conocimientos que tiene hoy en día, algo para lo que tampoco es imprescindible Internet.

Por todo ello asegura que a lo largo de los años ha aprendido a editar imágenes en Photoshop por si solo, a programar software, a trabajar con programas ofimáticos, a grabar música, crear y consultar bases de datos, etc. Todo eso hubiese sido mucho más complicado en el caso de no haber podido disponer de un PC en casa, apunta. Esto nos lleva a la actualidad, tiempos en los que los teléfonos inteligentes son el principal dispositivo que más usamos la mayoría de nosotros, sin embargo viene muy limitado por el tamaño de la pantalla de la que dispone, lo que también limita en gran medida sus prestaciones y lo que podemos hacer con ellos.

De hecho la mayoría hace pocas cosas más que consultar el correo, mirar redes sociales o aplicaciones de mensajería y hacer fotos. Por lo tanto algunos expertos consideran que poco a poco nos estamos convirtiendo en consumidores de información en lugar de creadores e innovadores, haciendo responsables en buena parte a estos dispositivos portátiles y a las limitaciones que nos ofrecen. Esta es una de las razones por la que Microsoft pretende cambiar esta tendencia.

Microsoft con la educación

Así lo que se quiere es ofrecer nuevos dispositivos también en parte portables pero más capaces de adaptarse a una mayor variedad de tareas. De este modo estos proporcionarán esa tan demandada hoy día movilidad y a la que nos hemos acostumbrado, pero con pantallas más grandes y versátiles. Ahí es precisamente donde la nueva versión del sistema de los de Redmond, Windows 10 S, va a jugar un papel fundamental, ya que con este la firma pretende hacer más atractivo el sector de la educación, ya que este nuevo software está optimizado para facilitar la gestión, la seguridad y el rendimiento de un hardware asequible a la vez que potente y válido para estos entornos.

Para Microsoft en ocasiones los dispositivos móviles son aburridos

De este modo estos dispositivos podrán usarse en escuelas a un bajo coste y servirán de gran ayuda en todo lo relacionado con la educación. Con todo y con ello Microsoft es consciente de que ha perdido algo de terreno con respecto a los Chromebooks en este ámbito, pero también considera que el verdadero eje de todo ello no es solo el software, sino que también el hardware jugará un papel importante. Decir que los niños de hoy día no siempre tienen acceso a un PC en casa para aprender, incluso si hay uno, los dispositivos móviles que pueden manejar en cualquier lugar son más atractivos que un ordenador de sobremesa. Sin embargo estos tienen ciertas limitaciones, ya que a pesar de la capacidad del software de estos productos, sin el hardware adecuado, el aprendizaje no es el que todos desearíamos.

De hecho muchos empiezan a darse cuenta de que en muchos casos, los teléfonos inteligentes son aburridos, por lo que el mercado de estos y el de las tabletas se está estabilizando. Por lo tanto lo que Microsoft quiere ofrecer a sus clientes son unos productos que puedan ofrecer lo mejor tanto de los PC como de los teléfonos inteligentes, entorno en el que, como hemos dicho, Windows 10 S tendrá un papel muy importante.

Fuente > Petri

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo