Desde siempre, uno de los conceptos básicos de la informática es el hecho de tener solo un antivirus instalado en un ordenador al mismo tiempo porque, de tener más, causarán conflicto entre ellos hasta el punto de dejar el sistema totalmente inutilizado. Windows, en sus versiones más recientes, incluye un antivirus básico conocido como Windows Defender que ofrece a los usuarios una protección básica contra el malware más habitual, aunque este antivirus no sale bien parado en los diferentes tests, por lo que siempre se recomienda utilizar otras alternativas de terceros.

Con el lanzamiento de Windows 10 Anniversary Update, Microsoft ha querido implementar Windows Defender como una capa de seguridad elemental del sistema operativo, de manera que se ejecute incluso cuando tenemos instalado otro antivirus de terceros, acabando con el concepto de que “dos o más antivirus activos al mismo tiempo perjudica el ordenador”.

De esta manera, aunque tengamos instalado en nuestro ordenador cualquier antivirus, es posible configurar Windows Defender de manera que realice análisis periódicos en busca de malware incluso aunque tengamos otro antivirus instalado en nuestro sistema.

Cómo activar el examen periódico limitado de Windows Defender

Esta opción viene desactivada por defecto, por lo que si queremos usarla debemos activarla desde el menú de configuración de Windows 10. Para ello, abrimos este nuevo menú y seleccionamos “Actualizaciones y seguridad“.

Nuevo menú configuración Windows 10 Anniversary Update

A continuación, en el apartado de la izquierda seleccionaremos “Windows Defender” y la primera opción que nos debería de aparecer es la de “Examen periódico limitado“.

Examen periódico limitado Windows Defender

Activamos su interruptor y a los pocos segundos veremos una notificación que nos avisará de que esta configuración ha sido activada correctamente.

Examen periódico limitado Windows Defender activado

Ahora ya podemos seguir haciendo un uso normal del sistema operativo ya que, cuando corresponda, Windows Defender analizará nuestro sistema en segundo plano de manera que nos dé una segunda opinión sobre el estado de salud de nuestro sistema operativo y de que nuestro antivirus principal está funcionando correctamente.

Como hemos explicado, esta opción nos permite realizar escaneos automáticos de nuestro sistema con las bases de datos de Windows Defender a modo de “segunda opinión”, por lo que para que se active y nos aparezca la opción de activarlo en el menú de configuración es necesario haber instalado previamente un antivirus de terceros. Eso sí, estos análisis se ejecutan acorde a una programación de Windows, por lo que en ningún momento tendremos dos antivirus ejecutándose y analizando nuestro sistema en tiempo real, esa tarea recae sobre el antivirus de terceros.

Compártelo. ¡Gracias!