Mejora tu privacidad borrando las cookies de Chrome, Edge y Firefox

Mejora tu privacidad borrando las cookies de Chrome, Edge y Firefox

David Onieva

Los navegadores web actuales son un tipo de software en concreto que nos permite navegar por Internet de la manera más cómoda y funcional posible, todo ello con seguridad. Sus desarrolladores son plenamente conscientes de lo que suponen estas aplicaciones hoy día, por lo que no paran de mejorarlas. Pero en este caso nos queremos centrar en un término que forma parte importante de este software, las cookies.

Ya nos refiramos a Microsoft Edge, Google Chrome, Firefox, Opera, etc., estos programas, a pesar de ser de diferentes desarrolladores, comparten mucho. En concreto nos referimos a muchas funciones, botones, opciones y características que encontramos en todas las propuestas. Hay que tener en cuenta que en realidad todos ellos tienen un único objetivo, algo que logran de un modo muy similar. Claro, luego están las pequeñas, o no tan pequeñas, diferencias que hacen que los usuarios se decanten por una propuesta, u otra.

Pero sea cual sea la propuesta por la que nos decantemos, las cookies son un elemento común con el que vamos a tener que tratar sí o sí. Pero antes de nada, lo primero que debemos conocer es qué son las cookies a las que os hacemos referencia. Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado el término en multitud de ocasiones, pero quizá muchos aún no sepáis a qué se refiere realmente. Es por ello que a continuación os ayudaremos en todo ello.

Qué son las cookies de los navegadores

Pues bien, para que tengamos claro de lo que hablamos aquí, en primer lugar hay que saber que las cookies en realidad no son más que pequeños ficheros. Estos se almacenan en el propio navegador web y los crean los sitios web que visitamos de manera automática. Decir que estos solo contienen pequeñas cantidades de datos que se envían entre un emisor y un receptor.

Como os podréis imaginar, en este caso el mencionado emisor es el servidor que aloja la web y que visitamos, mientras que el receptor es el navegador que usamos para ello. Por tanto, como vemos, realmente no tienen nada de especial, son simples ficheros que se guardan en el disco, como el resto. Ahora bien, lo importante al mismo tiempo es saber para qué se utilizan estos, o su finalidad.

Estas nos acompañan desde hace décadas, en concreto desde mediados de los 90, y se crearon para que las tiendas electrónicas sacasen mayor beneficio y fuesen más funcionales tras las visitas de los internautas.

Finalidad de las cookies

Llegados a este punto debemos saber que estas cookies tienen como propósito principal el identificar a los usuarios que visitan sus sitios web. Esto se logra almacenando el historial de actividad de esa misma web a través de las cookies de las que os hablamos. De esta manera en el futuro todo ello permitirá a la página en cuestión ofrecer un contenido más apropiado según nuestros hábitos de navegación. Es por ello, como os podréis imaginar, que muchos consideran estos elementos como una clara violación de su privacidad online.

Administrar cookies

Por tanto esto se traduce en que cada vez que visitamos una página web por primera vez desde el navegador correspondiente, se guarda una cookie en el mismo. Esta almacena una pequeña cantidad de información, al menos inicialmente. Pero claro, a medida que en sesiones posteriores seguimos visitando nuevamente la misma página, el servidor en cuestión solicita esa misma cookie al software. Esto con el fin de adaptar la configuración del sitio web y hacer que la visita sea lo más personalizada posible. Al mismo tiempo la información almacenada acera de esa web, poco a poco va en aumento. Para que os hagáis una idea más concreta, estos objetos tiene una finalidad simple, saber cuándo fue la última vez que visitamos un sitio, y guardar todos los artículos consultados, añadidos, o añadidos a un carrito de compra.

Riesgos de las cookies para un PC

Como seguro que hemos escuchado en más de una ocasión, muchos recomiendan que eliminemos esos ficheros de lo que os hablamos lo antes posible. Es más, si podemos evitar su llegada y almacenamiento, mejor que mejor. Esto es algo que en un principio podría sonar a peligroso, o que al menos la seguridad de nuestros datos está en peligro, pero no es así en realidad.

Como os hemos comentado, estas se utilizan con el fin de mejorar la experiencia al visitar determinadas webs, almacenando nuestro comportamiento de navegación. Pero por regla general no suponen peligro alguno para el resto de componentes del software o del PC. Claro está, siempre nos podremos encontrar con algunas que sí lo sean, pero más que cookies, aun emulando un comportamiento similar, en realidad ahí hablaríamos de malware. Eso sí, por todo ello, la mayoría de los navegadores de Internet actuales nos permiten gestionarlas y personalizar su uso, como veremos más adelante.

Estos son los tipos de cookies más comunes

Como os podréis imaginar, existen varios tipos de cookies con las que nos podemos encontrar en los tiempos que corren. Por un lado nos encontramos con las conocidas como de Sesión. Estas son las más conocidas y tienen un corto tiempo de vida, ya que se borran al cerrar el navegador. Por otro lado tenemos las Persistentes, que se usan para rastrear al usuario guardando información sobre su comportamiento en una web, como os hemos explicado antes.

Cookies de rastreo

Igualmente nos encontramos con las que se conocen como Seguras, que son las que almacenan información cifrada para evitar que los datos sean vulnerables a ataques. Cabe mencionar que estas tan solo las encontramos en las conexiones HTTPS. Por otro lado, a modo de curiosidad os diremos que nos encontramos con las llamadas de tipo Zombie. Estas se llaman así debido a que duplican a sí mismas tras ser eliminadas del navegador. Por tanto se podría decir que aquí perdemos el control sobre las mismas, por muchos que queramos eliminarlas, vuelven a aparecer.

Decir que estas se guardan en el propio equipo, no en el navegador, por lo que podrán usarse por cualquier software de este tipo, Chrome, Firefox, Edge; el que sea. Por tanto se consideran como una mayor amenaza contra nuestra privacidad. Es más, estas son precisamente las que en ocasiones se usan con fines maliciosos, como os podréis imaginar.

Pero eso no es todo, sino que igualmente nos encontramos con las Técnicas, de Preferencias, de Análisis, y de Publicidad. Estas se usan, dependiendo de tipo de web al que se refieran, para hacer un seguimiento de nuestro comportamiento y navegación web, ni más ni menos.

Ventajas de las cookies

Pero no todo iban a ser puntos negativos en estos elementos del navegador del que os estamos hablando, sino que en ocasiones también nos presentan algunas ventajas. Es por ello que su eliminación sistemática no siempre va a ser los más adecuado. Además, tal y como os hemos dicho anteriormente, en muchos casos estos archivos no son en absoluto maliciosos, en todo caso, un tanto molestos.

Sirva como ejemplo los inicios de sesión que hacemos en determinadas webs. Pues bien, si no fuese por estos pequeños ficheros que se envían y almacenan, tendríamos que introducir nuestras credenciales cada vez que entrásemos en ese sitio, lo que es un poco incómodo. Es más, si bloqueamos el uso de cookies, algunas webs ni siquiera nos permitirán loguearnos en las mismas.  De igual modo estos objetos también se usan para almacenar la configuración de esos sitios online, es decir, personalizaciones que hayamos hecho en el pasado, por lo que aquí también serán útiles. De lo contrario, perderemos todos los cambios hechos en las webs en sesiones anteriores.

Cookies Amazon

Lo mismo sucede con nuestras preferencias y búsquedas en sitios como Netflix o Spotify, ya que se almacenan en estos ficheros para que sean útiles más adelante. Y para terminar, al comprar en Internet, en muchas ocasiones poder guardar la cesta de una tienda, no podrá ayudar para ir añadiendo artículos en sesiones posteriores, por ejemplo.

Por tanto, llegados a este punto, podríamos decir que lo que para algunos es una violación de su privacidad en Internet, para otros son ventajas y facilidades. Todo va a depender, claro está, del comportamiento y finalidad de estos elementos del navegador.

Eliminar las cookies de los principales navegadores web

Es por ello precisamente, que la mayoría de los navegadores web actuales nos permiten eliminar manualmente estas cookies a las que nos referimos. De hecho en la mayoría de las ocasiones va a ser un proceso rápido para que lo podamos llevar a cabo siempre que queramos en pocos segundos.

Una vez sabemos esto, en estas mismas líneas os vamos a mostrar la manera más rápida y sencilla de eliminar las cookies almacenadas en los principales navegadores actuales.

Eliminar las cookies de Google Chrome

En primer lugar os hablaremos del que, como os hemos comentado, se trata de la propuesta de este tipo más usada en todo el mundo. Nos referimos a Google Chrome, por lo que para empezar nos situamos en el botón principal del programa que se sitúa en la esquina superior derecha. En la lista que aparece, nos situamos en la opción de Configuración y seleccionamos Privacidad y seguridad en la parte izquierda de la nueva ventana que aparece.

Cookies Chrome navegadores

A continuación tenemos que localizar la sección llamada Borrar datos de navegación y seleccionamos la opción de Cookies y otros datos de sitio. Aquí tenemos otras opciones para eliminar antes de pulsar en Borrar datos.

Borrar cookies en Mozilla Firefox

La propuesta de Mozilla, Firefox, es un software que igualmente lleva muchos años entre nosotros y que intenta alcanzar a Chrome. Decir que buena parte de su funcionamiento se basa en la privacidad, pero no por ello deja de almacenar cookies si no especificamos lo contrario. Por tanto, para limpiar estas, nos situamos en su menú Personalización, para después pinchar en Privacidad & Seguridad.

Cookies Firefox navegadores

Aquí veremos la cantidad de espacio que ocupan esas cookies en nuestra unidad de disco, para que las borremos desde el botón Limpiar datos. De igual modo nos encontramos con un selector para que el programa no vuelva a guardar cookies de ninguna web en el futuro. Esto seguro que alegrará a los amantes de la privacidad en Internet.

Cómo eliminar las cookies de Edge

Como no podía ser de otro modo, aquí nos vamos a centrar en el nuevo Edge Chromium, sustituto desde hace unos meses del Edge clásico se Windows 10. Como sabréis este ya se basa en el mismo motor de renderizado que Chrome de Google. Así, en el caso de que igualmente queráis eliminas las cookies, os diremos cómo hacerlo. Lo primero que hacemos es abrir su menú principal y pinchar en Configuración para después situarnos en Privacidad y servicios que se sitúa en la parte izquierda de la ventana.

Cookies Edge navegadores

Tras ello, en el apartado de Borrar datos de Exploración, pulsamos sobre el botón Elegir lo que se va a borrar, donde ya podremos marcar las comentadas cookies antes de Borrar ahora.

Eliminar cookies de Internet Explorer

Aunque con una cuota de mercado infinitamente inferior a la de hace unos años, Internet Explorer sigue teniendo usuarios, especialmente en el sector profesional. Es por ello que aquellos que deseen eliminar las cookies almacenadas por el software, en primer lugar hacemos clic en el icono de herramientas situado en la parte superior del navegador. Aquí seleccionamos Opciones de Internet y en la pestaña General localizamos el apartado de Historial de exploración.

Cookies Explorer

Por aquí ya encontramos un botón llamado Eliminar para borrar las cookies de las que os hemos hablado, entre otros elementos guardados.

Borrar las cookies de Opera

Opera es otro de los navegadores web veteranos del sector que no ha parado de crecer y mejorar. De ahí que muchos de sus usuarios se mantienen fieles al mismo a pesar del enorme crecimiento de otras propuestas. Por tanto, en el supuesto de que deseemos eliminar las cookies almacenadas, en su interfaz principal pinchamos en la rueda dentada. Esta se sitúa en la parte baja izquierda, para a continuación localizar el apartado de Privacidad y seguridad y pinchar en Borrar datos de navegación.

Cookies Opera

Entonces aparecerá una nueva ventana para que ya podamos marcar las cookies como elemento a borrar antes de pinchar en Borrar los datos.

Borrar todas las cookies de Vivaldi

Y por último, dentro del apartado de navegadores alternativos, os mostraremos la manera de eliminar las cookies de Vivaldi. Este es otro programa de este tipo considerado de los más queridos fuera del rango de los populares, por lo que tiene bastantes usuarios y seguidores. Así, con el fin de eliminar estos elementos que os comentamos, en la parte inferior izquierda encontramos un botón con forma de rueda dentada.

Cookies Vivaldi navegadores

En la ventana que aparece, localizamos el apartado de Privacidad de la lista que aparece, para en Cookies guardadas, poder pulsar en el botón Eliminar todas las cookies.