¿Quieres un ordenador gaming con Windows 95? Todo lo que necesitas

¿Quieres un ordenador gaming con Windows 95? Todo lo que necesitas

Rubén Velasco

A nadie se le ocurriría hoy en día tener en su ordenador MS-DOS, igual que tampoco Windows 95. Lo primero porque este sistema operativo no funcionará con nuestro hardware, y lo segundo porque apenas podremos hacer nada con este sistema, ni trabajar ni conectarnos a Internet. Sin embargo, si nos apasionan los juegos retro, los juegos de hace 25 o 30 años, la única forma de poder recordar viejos tiempos es volviendo a usar este sistema operativo, por arcaico que parezca.

Windows 95 llegó al mercado en 1995, sustituyendo a MS-DOS como sistema operativo y a Windows 3.x como entorno gráfico. Este sistema trajo un número incontable de características a la informática. Aunque la verdad es que una de sus características más recordadas fueron los pantallazos azules. Característica que, por cierto, a día de hoy sigue causando quebraderos de cabeza a muchos.

La última versión de Windows 95 (OSR 2.5, o Service Pack 2.5) llegó en 1997 y trajo consigo muchas más características, como MS-DOS 7.1 integrado, DirectX 5.0 para los juegos 3D, soporte para USB y gráficos avanzados.

Si tenemos un ordenador antiguo, muy antiguo, podemos darle una segunda vida

Si tenemos algún ordenador viejo en nuestra casa, instalar de nuevo Windows 95 en él para usarlo para juegos retro puede ser una gran opción. Recordemos que este sistema operativo estaba pensado para ejecutarse en procesadores como un Pentium 133 o un Pentium MMX 166, 32 MB de memoria RAM, discos duros arcaicos de 2GB, adaptadores de gráficos rage128 o riva128 y unidades de disquete de 3.5 «.

Ordenador muy antiguo

Si tenemos este hardware por casa, no tendremos más que arrancar desde el floppy de arranque e instalar Windows 95 en su disco duro. Así, en varios minutos, dejaremos el ordenador totalmente funcional.

Si tenemos un ordenador un poco más moderno, igual podemos intentar hacer funcionar los juegos retro con Windows 98, el sucesor que, a grandes rasgos, es compatible con los mismos programas y juegos.

Máquina virtual: la mejor opción para instalar Windows 95

Puede que no todos tengamos un ordenador antiguo en el que instalar Windows 95. Y si intentamos instalar este sistema en un ordenador relativamente nuevo, no vamos a poder al no ser compatible con los componentes más nuevos.

En ese caso, otra opción a la que podemos recurrir es a una máquina virtual. Las máquinas virtuales nos permiten instalar sistemas operativos por encima de nuestro sistema principal. De esta manera vamos a poder ejecutarlo «como un programa más» encima de Windows y usarlo como si estuviera instalado realmente en el PC. Pero con más compatibilidad y sin correr ningún otro riesgo. Si algo sale mal, solo afecta a la máquina virtual. Nunca a nuestro sistema operativo principal ni a nuestros datos.

Lo más complicado del proceso será descargar una ISO de Windows 95. Esta no es demasiado complicada de encontrar, pero como Microsoft no ofrece un enlace de descarga oficial toca tirar de Google.

Una vez tengamos la ISO, crearemos la máquina virtual en VMware o VirtualBox. Esta máquina la configuraremos para Windows 95, además de elegir 32 o 64 MB de memoria RAM (ya que si no podemos tener problemas), y un disco duro relativamente pequeño (entre 512 MB y 8 GB).

vmware Windows 95

Una vez montada la máquina virtual, entonces ya solo nos queda arrancarla, completar la instalación de Windows 95 (que, por cierto, es más complicada que la de Windows 7 o Windows 10) y, cuando lleguemos al escritorio, ya tendremos nuestro sistema retro listo para permitirnos recordar viejos tiempos.

Historia Windows 95

En este sistema operativo vamos a poder ejecutar sin problemas todos los programas y juegos de 16 bits y 32 bits, además de juegos que se ejecutaran bajo MS-DOS, al traer este sistema incluido.

Si solo vas a jugar a juegos de MS-DOS, no instales Windows 95

Si solo nos interesa ejecutar juegos de MS-DOS, pero que no dependen de Windows (como Z, o el mítico Destruction Derby, entre otros) igual podemos simplificar muchísimo el proceso instalando DosBox sobre Windows 10.

DosBox es un emulador de MS-DOS que se ejecuta en Windows y nos permite ejecutar cualquier programa o juego que se ejecutara sobre este sistema operativo. Su descarga es totalmente legal, y su puesta en marcha es mucho más sencilla y rápida que la de un sistema tan arcaico como Windows 95.

DOSBox Monkey Island

Eso sí, los juegos como Command and Conquer, que ya requerían de aceleración 3D y de Windows, no funcionarán en DosBox. Una limitación que debemos tener en cuenta y que nos tiene que hacer elegir sobre si merece la pena invertir el tiempo en montar la máquina virtual con el sistema operativo de Microsoft, o basta con este emulador de MS-DOS para los juegos que nos interesan.