¿Es legal descargar juegos Reloaded o Repacked para Windows?

¿Es legal descargar juegos Reloaded o Repacked para Windows?

Rubén Velasco

Para bajar un juego de Internet, y no tener problemas, lo que debemos hacer es comprarlo en una de las muchas tiendas digitales que podemos encontrar en la red: Steam, GOG, Epic Games, uPlay, Origin… El número de plataformas para comprar juegos en formato digital es muy variado. Desde sus clientes, estos juegos se bajan, se instalan en nuestro ordenador y ya podemos empezar a jugarlos. Sin embargo, seguro que alguna vez hemos visto en Internet un tipo de juegos llamados «Reloaded» o «Repacked». ¿Sabemos qué son estos juegos? ¿Debemos bajarlos?

Reloaded vs Repacked

Lo primero que debemos tener en cuenta es que si hemos llegado hasta un juego «Reloaded» es que ya estamos rozando la ilegalidad. Los juegos que aparecen con la etiqueta «Reloaded» pueden significar dos cosas. La primera de ellas es que la persona que lo subió por primera vez lo ha vuelto a subir (poco común), y la segunda, más habitual, que el grupo de hackers RLD ha roto el DRM del juego y lo distribuye de forma gratuita a través de Internet. Este grupo de crackers empezó sus andadas a causa del DRM SecuROM, y a día de hoy se han convertido en una de las peores pesadillas para las desarrolladoras.

Juego Reloaded

Los juegos Repack son similares. La diferencia es que estos «empacadores» no son los que crackean los juegos, sino los que los dividen en varias partes, comprimen y suben a Internet. Un juego de 40 GB podría quedarse en poco más de 4 GB si el empacador es bueno. Estos lo que hacen es dividir el juego en varias partes (principalmente idiomas) y comprimir los archivos más grandes (texturas, sonidos, etc) con algoritmos muy potentes para reducir al máximo el tamaño. Los usuarios pueden elegir qué partes del juego quieren bajar (por ejemplo, solo un idioma) y evitar descargar las demás.

Estos juegos suelen bajarse mucho más rápido, pero tardan mucho más tiempo en instalarse al tener que descomprimir todos los datos.

El trabajo de los repackers no es ilegal. Ellos no están modificando el juego. Sin embargo, casi siempre distribuyen los ejecutables de ciertos grupos (como RDL, Empress, Codex, CPY, etc) para eliminar el DRM. Y, por lo tanto, las copias Repack son igual de ilegales que las copias Reloaded o cualquier otra modificada para eliminar el DRM.

Los peligros de bajar juegos de «crackers»

La legalidad no es el único problema al que tendremos que enfrentarnos si decidimos bajar este tipo de juegos. También debemos saber que podemos estar poniendo en peligro nuestro PC sin saberlo. No es la primera vez que un cracker, o un repacker, han ocultado malware en los juegos que han puesto a descargar. Este puede ser malware nuevo, no detectado por los antivirus, o un malware que debemos ejecutar obligatoriamente si queremos poder ejecutar el juego.

Recordamos que los ejecutables de los juegos han sido modificados por personas que no conocemos. Y, además de quitar el DRM, no sabemos qué más han hecho dentro. Además, este tipo de juegos siempre se ejecutan como administrador en el equipo (y sin permisos de admin no funcionan), por lo tanto, algo más hay.

¿Es legal descargar estos juegos?

En pocas palabras, no. Aunque, como siempre, puede haber excepciones. Dejando claro que son juegos pirata, y que no debemos apoyar nunca la piratería, a causa de los DRM como Denuvo hay ciertas situaciones en las que bajar estos juegos no estarían tan mal visto.

Por ejemplo, supongamos que nos hemos comprado un juego al que tenemos muchas ganas de jugar. Sin embargo, al instalarlo en nuestro PC, el DRM no nos deja. O tenemos serios problemas de rendimiento, algo muy común cuando hablamos de Denuvo.  Entonces, ¿qué pasa con los 50 o 60 euros que nos hemos gastado en el juego?

En este caso, las versiones Reloaded o Repacked de Internet pueden ser una solución. Los juegos siguen siendo ilegales al haber sido modificados para eliminar el DRM. Pero, como hemos pagado por el juego, tenemos derecho a jugarlo. Sería como escuchar un CD de música grabado (o pasado a MP3) a partir de nuestro CD original. No es legal, pero tampoco ilegal. Es una copia privada, para uso privado, que se ejecuta en un vacío legal donde lo único que mandaría sería nuestra moralidad.

Lo mismo se aplica, por ejemplo, a un juego viejo que tengamos en CD si nuestro ordenador no tiene lectora. ¿Nos quedamos sin poder jugar? Si tenemos el juego comprado, y bajamos una copia en digital, con su activador, tenemos todo el derecho a jugarlo igual que si lo hiciéramos desde su disco original.

Si el juego no tiene DRM, ¿es legal bajarlo gratis?

Hay algunas desarrolladoras (por suerte, cada vez más) que están en contra de los DRM como Denuvo. Sin embargo, al contrario de lo que piensa la gente, que un juego no tenga DRM no nos da derecho, bajo ningún concepto, para bajarlo y jugarlo gratis.

No incluir DRM significa que la desarrolladora ha decidido invertir el dinero de este software (que no es precisamente barato) en mejorar el juego para poder disfrutarlo mejor. Un claro ejemplo es The Witcher 3, un juego sin DRM que, obviamente, bajarlo de Internet gratis sería ilegal.

No debemos confundir DRM-Free con juego Free-to-Play.

Descargar juegos gratis para PC de forma legal

Desde luego, si recurrimos a las copias Reloaded y Repacked para ahorrarnos el juego, estamos haciendo algo ilegal. Y no solo eso, sino alimentando a que los crackers sigan haciendo negocio y haciendo perder dinero a las desarrolladoras.

Si no queremos gastar dinero y queremos descargar juegos gratis, de forma legal, existen otras alternativas muy interesantes. La primera de ellas es recurrir a tiendas, como la Epic Games Store, en la que todas las semanas nos regalan juegos. Estos juegos gratis, si los adquirimos, pasan a ser de nuestra propiedad con todos los derechos. Y podremos bajarlos y jugarlos como y cuando queramos.

Biblioteca de juegos Epic

También otra forma de ahorrar dinero en videojuegos es recurrir a otro tipo de negocio, como son las suscripciones. Game Pass para PC, el servicio de Microsoft, nos brinda por 10 euros al mes acceso a más de 100 juegos, triple A, para jugar en cualquier ordenador con Windows 10. Todos los títulos de Microsoft, de EA, y muchos de terceras desarrolladoras podremos encontrarlos aquí. Teniendo en cuenta que un juego nuevo puede costarnos 50 o 60 euros, el Game Pass es, sobre todo, rentable.

En Steam y Humble Bundle, aunque no es habitual conseguir juegos gratis, podemos hacernos con importantes títulos mucho más baratos que en otras plataformas. Un ahorro considerable que ayuda a reducir la piratería.