Esto es lo que le puede pasar a tu PC si no actualizas Windows

Las actualizaciones casi constantes que recibe un sistema operativo como es Windows 10, son de los elementos más importantes del software. Eso sí, tanto para bien como para mal, ya que además de todo lo que aportan, también son un foco parece que interminable de problemas tras actualizar Windows.

Esto es algo de lo que la misma Microsoft es plenamente consciente, por lo que no para en su empeño de intentar mejorar uno de sus productos estrella como es este. Pero no lo logran, algo que hemos podido comprobar, muchos de primera mano, a lo largo de estos últimos años. Con todo y con ello, los de Redmond siguen trabajando para que este proyecto siga creciendo y mejorando, algo para lo que las actualizaciones, son algo clave.

Es por todo ello por lo que cada vez un número mayor de usuarios prefieren retrasar esas actualizaciones de Windows  de las que os hablamos. De ese modo evitan, en la medida de lo posible, los posibles fallos que estas llegadas puedan traer consigo. Del mismo modo con esas acciones ganan tiempo hasta que la propia Microsoft resuelva esos problemas para ya, pasados unos días, o meses, instalar la nueva actualización sin riesgo.

Para ello Microsoft desde la aplicación de Configuración del sistema nos propone varias soluciones. Esto es algo que podemos comprobar de primera mano desde el apartado de Actualización y seguridad / Windows Update. Pero esto no siempre es positivo, ya que al mismo tiempo nos podemos encontrar con algunos problemas. Estos vendrían derivados por el hecho de retrasar o incluso bloquear la llegada e instalación de las últimas actualizaciones de Windows.

Bloqueo actualizaciones actualizar Windows

No tendremos las últimas funciones

En primer lugar debemos tener muy presente que al rechazar estas actualizaciones, en ocasiones nos perderemos importantes mejoras del sistema. Estas suelen llegar en forma de funciones que se integran, además de las mejoras que llegan sobre algunas de las ya existentes. Por tanto, especialmente si hablamos de una gran actualización de características, esto puede ser un problema, ya que la tecnología avanza muy rápido.

Problemas con los drivers al no actualizar Windows

Uno de los elementos causantes de los fallos con estos elementos enviados por Microsoft, suelen darse por incompatibilidades en algunos controladores tras actualizar Windows. Por tanto estos componentes dejan de funcionar, lo que puede provocar bloqueos y malfuncionamientos del PC. Pero al mismo tiempo, estas actualizaciones que llegan también resuelven muchas otras incompatibilidades. Es por ello que el retraso intencionado de las mismas, se pueda traducir, con el tiempo, en un fallo con algún componente del equipo.

Vulnerabilidades de seguridad en Windows

Y no podemos dejar de lado uno de los aspectos más importantes, como es aquel relacionado directamente con la seguridad al no actualizar Windows. En el caso de que no actualicemos Windows al ritmo que nos propone Microsoft, podríamos quedar expuestos a las más recientes vulnerabilidades y fallos de seguridad que se hayan encontrado. Esto es un serio peligro tanto para el propio sistema, como para las aplicaciones y datos que el mismo alberga.

Fin de soporte oficial de Microsoft al no actualizar Windows

A todo esto que os hemos comentado, debemos sumarle que cada versión de Windows tiene un tiempo de vida. Una vez este acaba, la empresa de Redmond retira todo el soporte oficial para la misma. Esto quiere decir que si esperamos mucho a actualizar y Microsoft retira el soporte de la versión instalada, dejamos de recibir para siempre esas actualizaciones automáticas, con los peligros que esto conlleva.