El gobierno te obligará a pagar un impuesto por usar Windows y Office

El gobierno te obligará a pagar un impuesto por usar Windows y Office

Rubén Velasco

Sabíamos que al final esto iba a ocurrir. Lo que no sabíamos es que iba a llegar antes de 2020. Aunque aún no se ha producido la investidura de Pedro Sánchez como Presidente de Gobierno, ya se conocen algunas de las nuevas medidas que va a aplicar cuando se lleve a cabo esta investidura. Y una de las más polémicas llega por culpa de las últimas discrepancias entre Pedro Sánchez y Donald Trump, medida que se ha dado a conocer popularmente como el «impuestazo por uso de software de Microsoft», un nuevo impuesto que tendremos que pagar todos los españoles si queremos usar Windows o cualquier otro software de Microsoft, como Office, en nuestro ordenador.

Ya hemos visto cómo España ha aplicado distintos impuestos a grandes firmas tecnológicas. Uno de los más sonados ha sido la tasa Google, que obliga al gigante de la tecnología a pagar impuestos por el dinero que ingresa por publicidad en nuestro país. El gobierno también obliga a pagar un impuesto a Apple si quiere vender sus iPhone en nuestro país, impuesto que obliga a la compañía a regalar iPhones de última generación a todos los diputados.

Tras Google y Apple, la siguiente empresa tecnológica que se iba a convertir en objetivo era Microsoft. El Gobierno ha decidido obligar a Microsoft a pagar el 50% de los ingresos generados en España a Hacienda. Obviamente, Satya Nadella no ha aceptado estas condiciones y, tras su negativa, dentro de los nuevos presupuestos para 2020 se especifica que los usuarios tendrán que pagar un nuevo impuesto por usar Windows y Office en sus ordenadores. Impuesto que entrará en vigor, además, a partir de la declaración de la renta de 2019.

Toda la información ha sido sacada del siguiente enlace al Boletín Oficial del Estado.

Hacienda te dará la nueva clave de activación de Windows y Office

Hasta ahora, cuando comprábamos una licencia de Windows, como siempre pagábamos el 21% de IVA que corresponde a nuestro país y ya podíamos hacer uso del sistema operativo, o de Office, sin tener que pagar nada más.

Ahora, el gobierno va a impedirnos activar Windows y Office con las claves que nos vendía Microsoft. Por ello, si compramos (o ya tenemos) una licencia de Windows y Office, tendremos que convertirla en una licencia de Hacienda para poder activar el sistema operativo. Esto podemos hacerlo desde el siguiente enlace, donde Hacienda nos pedirá introducir la clave de Microsoft y nos devolverá una nueva clave. Eso sí, necesitaremos tener un certificado digital para poder realizar el proceso, ya que el impuesto, que rondará entre los 60 y 70 euros, se verá reflejado en la siguiente declaración de la renta. Este impuesto será recurrente año tras año, hasta que anulemos la licencia mediante un burofax al Ministerio de Hacienda.

Si instalamos Windows 10 en España, podremos ver que el proceso de activación habrá cambiado. Ahora ya no corresponde con una licencia de Microsoft, sino que podremos ver el logo de Hacienda en el proceso de activación.

Activar Windows Hacienda

Este cambio será obligatorio para todos los usuarios. Si tenemos activado Windows, los propios hackers del gobierno lo desactivarán de forma remota, obligándonos a usar la clave de activación de Hacienda para activar el sistema operativo.

CatOS, el sistema operativo independiente que se usará en toda la Administración

Este nuevo impuesto se debe principalmente a dos razones. La primera de ellas es que Microsoft no ha aceptado la extorsión del gobierno para declarar impuestos en España, y la segunda es que el Govern de Catalunya ha creado su propio sistema operativo, y como parte de las negociaciones con Cataluña para poder formar gobierno entra la promoción de este nuevo sistema.

Con el fin de independizarse de Microsoft, CatOS será el nuevo sistema operativo que se empezará a usar en toda la Administración. CatOS no es Windows, pero tampoco es Linux, es más bien un híbrido entre los dos. Este nuevo sistema operativo cuenta con un kernel independiente el cuál quiere hacer uso de todos los recursos del sistema operativo de Microsoft, pero sin depender de Microsoft. A nivel de uso, este sistema operativo es idéntico a Windows 10. Funcionan los mismos programas que en Windows y la mayoría de los usuarios no notarán diferencia.

La única limitación que ha impuesto el Govern es que todos los usuarios que instalen CatOS deben poner de fondo una imagen de la bandera de Cataluña. La música de inicio de sesión será un vitoreo sobre independencia. Y los mensajes de error sonarán como golpes de porra.

CatOS estará instalado en toda la Administración Pública antes del 1 de enero de 2020, y desde ya mismo podemos descargarlo desde el siguiente enlace, en formato ISO, para 32 y 64 bits.

Por otro lado, IndependentOffice será la alternativa a Microsoft Office. Estará basado en LibreOffice, pero todo lo que escribimos se traducirá automáticamente al catalán. Y al imprimir los documentos aparecerá una marca de agua con el texto «Visca Barça».

¡Feliz día de los inocentes!