¿Es necesario instalar un antivirus en Windows en pleno 2020?

¿Es necesario instalar un antivirus en Windows en pleno 2020?

David Onieva

Los antivirus son programas que se vienen utilizando desde hace muchos años con el fin de proteger los datos de nuestros equipos. Esto es algo que se hace extensible a los equipos de sobremesa y a los dispositivos móviles. Y cómo no, Windows es un elemento de suma importancia en todo ello, ya que es el sistema operativo más usado en PC de todo el mundo.

Estos programas de seguridad de los que os hablamos, los antivirus, son los encargados de proporcionarnos todo lo necesario para protegernos contra ataques externos. Pero lo cierto es que, al igual que sucede con este software de protección, otros muchos han evolucionado para así evitar que nos lleguen ataques externos. Aquí, como no podía ser de otro modo, entra de nuevo en juego el sistema operativo de Microsoft, Windows 10.

Y es que a pesar de los años que estos antivirus llevan entre nosotros, lo cierto es que con el paso del tiempo han ido perdiendo importancia. Esto se debe en gran medida a ciertos inconvenientes que han presentado los antivirus con el tiempo y que hoy día son evitables.

Problemas que con los años han traído los antivirus

Aquí es donde entran en juego los altos consumos de recursos del sistema que por regla general estos hacen. Y es que hay que tener en cuenta que están constantemente trabajando en segundo plano, por lo que eso conlleva un esfuerzo para el equipo. Además los análisis periódicos que llevan a cabo en ocasiones son excesivamente exigentes para con el equipo como tal.

Por otro lado estos requieren un constante mantenimiento, aunque en la mayoría de las ocasiones este se hace por sí solo. En concreto nos referimos a las actualizaciones, no del programa como tal, sino de su base de datos interna. Aquí es donde se recogen los diferentes tipos de malware que deben vigilar, algo que no para de crecer día a día. Y es que los atacantes no paran de lanzar nuevos códigos maliciosos, algo en lo que las firmas de seguridad deben estar más que atentas.

Y eso no es todo, a esto hay que sumarle que los usuarios, en términos generales son más maduros tecnológicamente, por lo que ya no pican en engaños como en el pasado. Así la mayoría saben dónde acceder en Internet y dónde no. Esto es algo que no sucedía hace un tiempo, cuando éramos más novatos en estas cosas, es lo que se llama la nueva cultura de seguridad informática. Al mismo tiempo los atacantes poco a poco van migrando hacia la violación de privacidad a gran escala, a nivel empresarial.

Windows Defender, un escollo para muchas empresas

Y eso no es todo, también debemos tener en cuenta que el antivirus Windows Defender viene preinstalado en los equipos con Windows 10. Esto se traduce en que la gran mayoría de los usuarios dispone de una potente solución de seguridad en sus equipos, y gratis.

Windows defender

Por tanto muchos de estos, conscientes de todo ello, dejan que sea el propio Windows y su Defender el que se encargue de todo lo relacionado con la protección de nuestros datos. Así la mayoría se desentiende confiando en que este programa que no para de crecer y mejorar, nos permita prescindir de otras soluciones externas de terceros.