¿Office va lento? Mejora su rendimiento con estos consejos

No solo muchos de vosotros, sino la mayoría de los equipos cuentan con la solución ofimática desarrollada por Microsoft, Office. La misma está compuesta por una serie de útiles aplicaciones que nos sirven para todo tipo de tareas relacionadas con estos entornos de trabajo.

Para que nos hagamos una idea os hablamos de programas de la importancia de Word, Excel o PowerPoint, títulos que seguro que son más que familiares a la mayoría. Sin embargo, en los años estos se han ido convirtiendo en más complejos, todo ello a través de las actualizaciones enviadas por la propia firma. Todo esto se traduce y que aumenta sustancialmente la funcionalidad que nos ofrecen los programas que forman parte de Office, pero al mismo tiempo requieren de más recursos del equipo.

Quizá los ordenadores modernos no noten apenas la diferencia de consumo de memoria RAM Y CPU que hagan estas aplicaciones. Por el contrario, si trabajamos con un equipo limitado en cuanto a especificaciones internas o antiguo, la cosa cambia bastante. Sin embargo, ya sea a título personal o profesional, en la mayoría de las acciones nos veremos en la obligación de seguir utilizando estas soluciones software. Quizá algo a muchos os interese saber que siempre podemos tomar algunas medidas para intentar que mejore el rendimiento de estos programas sin que consuman los recursos del equipo.

Esto es precisamente lo que nos queremos centrar en las próximas líneas, cambios que podemos llevar a cabo de manera sencilla para lograr este objetivo. Además, os vamos a hablar de modos asequibles a cualquiera para sí poder trabajar mejor con estos programas ofimáticos.

Mejora el rendimiento de Office de manera sencilla

Ya os hemos contado que estos programas cada vez son más complejos a la vez que completos, pero en ocasiones consumen demasiados recursos. Por tanto, lo primero que tenemos que hacer para mejorar su rendimiento, es cerrar el resto de los programas que tenemos en ejecución. De esta manera liberaremos RAM y CPU para que se puedan pelear en los programas de Office y así mejorar su rendimiento de manera ostensible. Asimismo, se puede dar el caso de que necesitamos trabajar con varias aplicaciones de la misma suite de manera simultánea.

Complementos Word

Esto es algo que deberíamos evitar en la mayoría de los casos, más si disponemos de un equipo un tanto limitado, ya que ambas podrían verse perjudicadas en cuanto a su funcionamiento. Otro de los apartados que debemos tener aquí muy en cuenta es aquel relacionado con los complementos. Estos los utilizamos generalmente en Word, PowerPoint o Excel para mejorar la funcionalidad del programa, pero pueden afectar negativamente al rendimiento del programa. Además, no solo en el funcionamiento como tal cuando lo tenemos en la ejecución, sino también que pueden hacer que tarden más en arrancar.

Cambiando de tercio debemos tener en consideración que estas aplicaciones, al menos en las versiones más modernas, nos permiten trabajar directamente en la nube. En el caso de que no dispongamos de una buena conexión, siempre va a ser recomendable trabajar de manera local para guardar y abrir nuestros documentos personales. Además, si disponemos de un equipo antiguo, deberíamos evitar los grandes archivos repletos de contenidos multimedia en estos programas ofimáticos.

¡Sé el primero en comentar!