Desinstala estos programas para que Windows vaya mejor

Por lo general estamos acostumbrados a instalar todo tipo de programas en el ordenador. Muchos de ellos no hacen que Windows vaya lento, y no afectan al correcto funcionamiento del PC. Sin embargo, hay software, incluso muy populares y recomendados, que sí que afectan negativamente al correcto funcionamiento del PC, simplemente por tenerlos instalados. Además, dependiendo del programa, si lo usamos, puede llegar a hacer que nuestro PC funcione incluso peor que antes. Estos son los problemas que debemos evitar.

CCleaner y otros limpiadores y optimizadores innecesarios

CCleaner es el limpiador y optimizador para Windows más conocido y utilizado. Este programa, que podemos usar de forma gratuita, se encarga de detectar y borrar todo tipo de archivos basura, temporales e innecesarios del PC, además de ayudarnos a optimizarlo, limpiar el registro y cuidar nuestra privacidad. Un programa muy recomendado pero que, a la larga, puede causar problemas, sobre todo si lo usamos mal. Además, este tipo de programas suele tener procesos y servicios en segundo plano, bien es cierto que en el caso de CCleaner de manera intermitente, gastando memoria RAM, CPU y otros recursos de forma totalmente innecesaria.

CCleaner limpiar registro

Además de este, hay otras herramientas similares que, aunque son menos conocidos, funciona igual. Y, por tanto, nos darán los mismos problemas. Entre otros, podemos mencionar BleachBit, Glary Utilities, Clean Master o IObit Advanced SystemCare.

Windows 10 tiene su propio «Sensor de almacenamiento» que nos permite automatizar las tareas de limpieza y optimización del sistema operativo sin causar problemas. Gracias a él, todos los demás programas que podemos instalar son totalmente innecesarios.

Además de los programas anteriores, todo tipo de herramientas de optimización de hardware (como optimizadores de SSD, desfragmentadores, liberadores de RAM, etc) no son recomendables que debemos evitar si queremos que Windows funcione bien.

Desinstala todos los antivirus y programas de seguridad (salvo uno)

El antivirus es esencial para poder navegar por la red de forma segura. Sin embargo, los programas de seguridad son unos de los que más recursos consumen y que más hacen que nuestro ordenador vaya lento. Aunque Windows 10 tiene su propio antivirus, Windows Defender, hay muchos usuarios que prefiere instalar otros antivirus o herramientas de seguridad, ya sea porque tienen una licencia en vigor, porque se sienten más seguros o, simplemente, porque no les gusta confiar en Microsoft.

Windows defender antivirus

Windows Defender ha demostrado ser de los mejores antivirus, un programa a la altura de cualquier otra suite de seguridad. Además, tenemos otros antivirus gratis que podemos instalar en el PC, como Avast o Avira, que son mucho más sencillos y ligeros que las grandes suites como Kaspersky o Norton 360. Lo importante es asegurarnos de que solo tenemos un antivirus funcionando en el ordenador. Y, si el antivirus tiene un buen motor, no será necesario instalar otros programas, como el conocido Malwarebytes, que, a la larga, terminan consumiendo recursos en el PC, aunque no estén siempre en funcionamiento.

También incluimos en este apartado los cortafuegos de terceros que podemos instalar en el PC. Windows 10 tiene su propio firewall, un cortafuegos que nos ofrece una buena seguridad (aunque es algo complicado de configurar) y que hace innecesario utilizar otros firewalls como los de Comodo o Zone Alarm.

¿Programas de Adobe? Mejor no

Cuando vamos a dejar nuestro ordenador listo con todo lo que podemos necesitar, siempre hay programas que solemos instalar a menudo como, por ejemplo, la suite de Adobe. Reader para los PDF, Photoshop para editar imágenes, Premiere para editar vídeos, etc. Sin embargo, ¿nos hemos parado alguna vez a pensar todo lo que hay por debajo de estos?

Instalar los programas de Adobe implica instalar una gran cantidad de servicios y procesos, empezando por la Creative Cloud Desktop, la herramienta que nos permite gestionar nuestras suscripciones, bajarlos, actualizarlos, etc. Y todo ello se carga siempre al inicio del sistema y consume una cantidad importante de recursos. Por ello, siempre que podamos, mejor evitarlos y buscar alternativas a los programas de Adobe, como, por ejemplo:

  • Adobe Reader – Sumatra PDF o Microsoft Edge.
  • Photoshop – GIMP o Paint.NET.
  • Adobe Premiere – OpenShot o Kdenlive.

Busca siempre los programas más sencillos

Cuando instalamos un programa repleto de funciones y características, ¿realmente las necesitamos todas ellas? Los programas son cada vez más completos y, en lugar de centrarse solo en una finalidad, abarcan multitud de funciones y características. Y eso, al final, se traduce en un consumo mayor de recursos y un mayor tamaño.

Cuanto más sencillos sean el software, siempre que satisfaga nuestras necesidades, mejor. Y así conseguiremos que el PC funcione de la mejor manera posible.