Qué hay que valorar para elegir el Linux que más nos interese

Qué hay que valorar para elegir el Linux que más nos interese

Rubén Velasco

Linux es un ecosistema inmenso. Si alguna vez hemos estado interesados en probar este sistema operativo seguro que lo primero que nos hemos preguntado es ¿qué distribución debo elegir? Aunque siempre podemos recurrir a las típicas, como Ubuntu o Mint, en realidad puede ocurrir que estas no sean las que mejor se adapten a nuestras necesidades, ya sea por el rendimiento que ofrecen, por sus características o porque sean demasiado complicadas (o demasiado básicas) para nosotros.

Si algo bueno tiene Linux es que tiene distribuciones, sistemas, para todos los usuarios. Da igual que seas nuevo o que lleves décadas usando este sistema. Indiferentemente que sea para uso personal, para una empresa o simplemente para ocio. Siempre podrás encontrar una distribución que se adapte a tus necesidades. Lo único que debemos hacer para elegir el mejor Linux es pensar para qué lo vamos a necesitar.

Ubuntu 21.04 Dayly

¿Tienes conocimientos previos en Linux?

Lo primero que debemos pensar es ¿sabemos usar Linux, o es la primera vez que nos adentramos en este sistema operativo? Las distribuciones base, como Ubuntu, ofrecen un equilibrio que, por lo general, suele ser bueno tanto para usuarios nóveles como para usuarios experimentados. Esta distro queda en el punto medio, por lo que abarca a la mayoría de los usuarios, pero puede no ser la mejor.

Hay distros que, para los usuarios sin experiencia, pueden estar mucho mejor adaptadas porque, básicamente, imitan la apariencia de Windows. Un ejemplo es Linuxfx. Y también hay distribuciones mucho más especializadas (o lo que es lo mismo, difíciles) para usuarios con conocimientos previos, como es Arch.

Rendimiento vs escritorio bonito

Hay distros Linux pensadas para poder ejecutarse en todo tipo de ordenadores, sin importar el tiempo que tengan o el hardware que utilicen, y otras que sacrifican un poco este rendimiento a favor de ofrecer un escritorio más bonito y cuidado.

Si queremos un Linux rápido que pueda funcionar sin problemas en nuestro ordenador viejo podemos optar por un sistema como, por ejemplo, Linux Lite. Sin embargo, si queremos un sistema que cuente con un escritorio muy agradable tendremos que buscar alternativas que usen, por ejemplo, GNOME 40 (si nos gusta una apariencia estilo macOS, o KDE, si lo que buscamos es una estética Windows. Dentro de Manjaro, por ejemplo, podemos encontrar imágenes preparadas con estos escritorios.

Lanzador GNOME 40

¿Cómo quieres las actualizaciones?

Hay dos formas de actualizar Linux. La primera de ellas es mediante ciclos de vida, igual que Windows o macOS. Ubuntu, por ejemplo, se actualiza de esta forma. Cada versión de este Linux tiene una vida de 9 meses (5 años en el caso de las LTS) durante la cual recibe todo tipo de actualizaciones. Una vez pasado ese tiempo tenemos que actualizar a una nueva versión para seguir teniendo soporte.

Pero, si lo que queremos es estar siempre al día, entonces debemos buscar una distro de actualización continua, Rolling Release, como puede ser, por ejemplo, Arch Linux. Estas distros no tienen versiones, sino que reciben constantemente todos los nuevos paquetes (incluso el Kernel) para estar siempre a la última. Eso sí, se recomienda tener cierto grado de conocimientos ya que, de esta manera, pueden ocurrir problemas.

Instalando Arch Linux

¿Vas a usar Linux para algo en especial?

Si vas a usar Linux para un uso personal, perfectamente cualquier distro de uso común nos puede servidor. Ubuntu, Debian, Linux Mint, Manjaro… estas distros, con sus diferencias, pueden cumplir las necesidades de cualquier usuario. Pero también existen otras distros enfocadas a un uso mucho más específico. Por ejemplo, si lo que vamos a hacer va a ser editar imagen, audio y vídeo, entonces una alternativa que podemos elegir es AV Linux. Si lo que queremos es montar un sistema arcade podemos optar por Lakka, o si queremos un centro multimedia, con Kodi, LibreELEC.

En la variedad está el gusto, y Linux tiene muchos sabores donde elegir.