¿En qué se diferencia Kodi de otros reproductores, como VLC?

A la hora de elegir nuestro reproductor multimedia para el ordenador, disponemos de una enorme cantidad de programas disponibles. Además, la mayoría de ellos son gratuitos, lo que complica un poco más la elección, aunque buena parte de los usuarios se decantan por soluciones como Kodi o VLC.

Estas son dos de las propuestas más interesantes y completas que podemos encontrar en estos momentos a la hora de reproducir nuestros contenidos de vídeo o audio. En estas líneas nos queremos centrar en el software de código abierto Kodi que probablemente a muchos de vosotros os resulte más que familiar. En concreto nos encontramos ante un centro multimedia que nos permite gestionar y reproducir todo tipo de contenidos multimedia. Esta es una aplicación que se caracteriza por múltiples elementos y modos de funcionamiento que pone a nuestra disposición.

En un principio se la conoce por todo lo que nos ofrece a la hora de trabajar con archivos de vídeo y audio, pero va mucho más allá. De hecho, es fácilmente distinguible, tanto en aspecto como en funcionalidad, de la gran mayoría del resto de reproductores como VLC o MPC-HC, entre otros. Llegados a este punto muchos se pueden preguntar qué es lo que nos ofrece Kodi que lo hace tan especial en comparación con el resto de los programas de estas características.

kodi interfaz

Es precisamente por todo ello por lo que a continuación os daremos algunas importantes razones que diferencian a esta solución software de la competencia.

Qué hace destacar a Kodi sobre otros reproductores

  • Su interfaz de usuario: este centro multimedia nos presenta una interfaz de usuario un tanto peculiar. En un principio parece un sistema operativo independiente desde el que podemos gestionar todos nuestros contenidos multimedia. De hecho, cuenta con algunas características muy interesantes tanto a nivel funcional como de interfaz. Incluso nos permite gestionar el apagado del equipo desde la propia aplicación.
  • Gestión de archivos: no se trata de un reproductor convencional, ya que además nos permite gestionar nuestras propias bibliotecas de contenidos desde aquí. Todo ello con el fin de facilitarnos la reproducción y gestión de películas, series, música, fotos y mucho más. Evidentemente todo ello lo llevamos a cabo desde una única interfaz que, como os decíamos antes, en ocasiones parece un sistema operativo independiente.
  • Tipos de contenidos: desde aquí podemos gestionar y trabajar con multitud de tipo de contenidos. Además de los habituales vídeos o música, podremos utilizar fotos, canales de televisión, juegos retro, cómics, o audiolibros. Cada uno de estos formatos los podremos gestionar y manipular de manera independiente creando nuestras bibliotecas y listas de reproducción personalizadas. De ahí precisamente que multitud de usuarios se decanten por el uso de Kodi para todos estos formatos de fichero.
  • Sus add-ons: una de las principales características de este programa es la posibilidad de instalar de manera adicional complementos o add-ons. El propio Kodi nos proporciona de entrada un repositorio con multitud de elementos de este tipo que podemos añadir. Pero al mismo tiempo el centro multimedia permite la instalación de complementos de terceros que podemos descargar desde internet desde los muchos repositorios disponibles online. Todo esto aumenta de manera sustancial tanto la funcionalidad, cómo mejora la interfaz de la aplicación.
¡Sé el primero en comentar!