He ido a pagar con Google Pay y no he podido: problemas y soluciones

He ido a pagar con Google Pay y no he podido: problemas y soluciones

David Onieva

Todo aquello relacionado con las compras seguras es más importante que nunca debido al enorme uso que hacemos ahora mismo el comercio electrónico. Para ello disponemos de plataformas y métodos de pago que nos serán de mucha ayuda gracias a su fiabilidad. Un ejemplo lo encontramos en Google Pay.

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis de sobra este sistema alternativo de pago para realizar vuestras compras en múltiples sitios. Es algo que podemos utilizar tanto en los comercios físicos como en plataformas online de manera rápida y sencilla. Todo ello a costa de la fiabilidad que nos proporciona el gigante de las búsquedas en la mayoría de sus proyectos.

De hecho, para muchos pagar con el móvil a través de este sistema se está convirtiendo en un sustituto de la habitual tarjeta de crédito. Sirva como ejemplo que en lugar de pasar la tarjeta bancaria por el datáfono que encontramos en las tiendas o restaurantes físicos, basta con que acerquemos el móvil. Así, gracias a la tecnología de conexión NFC, se pone en marcha la plataforma como tal para enviar el pago al comercio. Evidentemente podemos hacer otros usos alternativos de esta plataforma como por ejemplo utilizarla en sitios web de compra y venta.

Sin embargo, en ciertas ocasiones nos podemos encontrar con que no podemos realizar el pago utilizando la mencionada plataforma de Google. Esto es algo que se puede deber a diversas razones que os vamos a exponer a continuación para que podáis evitar ese problema.

La tarjeta bancaria principal ha caducado

La gran mayoría de las tarjetas bancarias que llevamos en la cartera tienen una fecha de caducidad establecida, tras la cual dejan de funcionar. En muchas ocasiones se puede dar el caso de que nos olvidemos de renovar la misma en nuestra plataforma de pagos mencionada. De ahí precisamente que al intentar utilizarla en cualquier tienda ya sea física u online, nos dé error. En ese caso no tenemos más que eliminar la tarjeta caducada y poner como principal la nueva que nos haya enviado la entidad bancaria.

Google pay interfaz

No tenemos conexión en el móvil

Para utilizar de manera efectiva esta plataforma de pago segura es obligatorio que tengamos una conexión a Internet. En el caso de que por la razón que sea nuestro móvil en ese instante no tenga cobertura, podría acarrear fallos a la hora de pagar por ejemplo directamente en un establecimiento físico a través del datáfono. Normalmente estos problemas de conexión suelen resolverse pasados unos segundos o desplazándonos un poco.

No hay dinero en la primera tarjeta de Google Pay

Como ya sabréis, tenemos la posibilidad de añadir varias tarjetas bancarias a esta plataforma que os comentamos. Por tanto, en el caso de que la que tengamos establecida como principal se haya quedado sin saldo, no podremos utilizar este sistema. De ahí que siempre es preferible añadir más de una para ti configurar cualquier otra tarjeta del banco y poder finalizar el proceso con éxito.

Está desactivada la conectividad NFC

Si estamos usando Google Pay para pagar como sustituto de cualquier tarjeta bancaria, es imprescindible que utilicemos la conectividad NFC. Esto es algo que generalmente en los terminales móviles viene desactivado, aunque se puede desactivar por alguna razón de manera repentina. Por tanto, si no podemos pagar acercando el terminal al datáfono, antes de nada, deberíamos asegurarnos de que esta tecnología está activada en el móvil para usar la plataforma de pagos.

¡Sé el primero en comentar!