Windows 10 S, las estrictas limitaciones de este nuevo sistema operativo

Escrito por Rubén Velasco
Actualidad
0

Ayer, Microsoft presentó Windows 10 S, un nuevo sistema operativo que, hasta entonces, había sido conocido como Windows 10 Cloud, que busca plantar cara al conocido Chrome OS y abrirse un hueco en el mercado de los dispositivos de gama baja. Este sistema operativo busca corregir los errores que cometió en el pasado su predecesor Windows RT, sin embargo, parece que Microsoft se está confiando demasiado y, antes de empezar, ya empieza a imponer molestas restricciones a los usuarios, como vamos a ver a continuación.

Poco después del anuncio oficial de Windows 10 S, Microsoft subió a su página web su nuevo FAQ, preguntas frecuentes, para ayudar a los usuarios a entender mejor qué es y cómo funciona este nuevo sistema operativo. Además de la obligación de utilizar tan solo aplicaciones UWP descargadas desde la Windows Store (algo que ya se sabía desde hacía tiempo), Microsoft tiene intenciones de impedir a los usuarios de este sistema operativo a cambiar su navegador por defecto, obligándoles así a utilizar Edge para conectarse a Internet.

Además de obligar a los usuarios a pasar por el aro de su navegador web, Microsoft también tiene intenciones de obligarles a utilizar su propio buscador, Bing, en lugar de poder cambiar su buscador por defecto por otro deseado como Google o DuckDuckGo.

Podremos descargar otros navegadores para Windows 10 S, pero, la verdad, no tenemos mucho donde elegir

Por suerte, no todo son restricciones a la hora de utilizar el nuevo Windows 10 S. Aunque por defecto no vamos a poder cambiar nuestro navegador por defecto, Windows sí nos dejará descargar otros navegadores desde la Windows Store para utilizarlos para navegar por Internet. Sin embargo, Google Chrome y Firefox, los dos navegadores más utilizados, no están publicados en la Windows Store, por lo que, al ser aplicaciones Win32, no podremos utilizarlos en Windows 10 S.

Se espera que, al poco de entrar este sistema operativo en circulación, podamos empezar a leer sobre Jailbreak y empezar a eliminar todas estas restricciones que entorpecen la experiencia del usuario, sin embargo, por el momento, no podemos saber si esto será posible, y es que lo único seguro es que Microsoft sigue intentando por todos los medios que pasemos por su aro, un aro que, la verdad, no termina de gustar a los usuarios.

Windows 10 S quiere marcar un nuevo estándar low-cost en todos los sentidos

Además de presentar el nuevo Windows 10 S, Microsoft presentó también sus nuevos portátiles Surface Laptop, unos nuevos portátiles pensados para competir contra los Chromebook y los MacBook, aunque en precio se asemejan más a estos segundos que a los primeros, dejando el concepto de LowCost un poco de lado.

Windows 10 S está pensado especialmente para ser utilizado en todo tipo de dispositivos, por lo que, gracias a este nuevo sistema, probablemente Microsoft termine por abrirse un hueco en el mercado de las tablets de gama baja y media y, quien sabe, incluso igual vuelve a alzar un mercado que, desde hace tiempo, se encuentra a la baja.

Los usuarios que quieran eliminar estas restricciones tendrán que comprar una licencia para Windows 10 Pro, la cual será gratuita hasta finales de año para todos aquellos que compren una Surface 3 o tendrá un coste de 50 dólares para todos los demás. Esta actualización de licencia tendrá que realizarse, para variar, desde la Windows Store.

¿Qué opinas del nuevo Windows 10 S?

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo