Así puedes instalar Safari en Windows 10; aunque no deberías hacerlo

Así puedes instalar Safari en Windows 10; aunque no deberías hacerlo

Rubén Velasco

Aunque seguro que todos tenemos nuestro navegador favorito (Google Chrome, Firefox, Edge, Opera…), en la red podemos encontrar una gran cantidad de alternativas diferentes. Aunque muchos de ellos son simples copias de los anteriores con un par de cambios, los más importantes son los que desarrollan y mantienen las grandes compañías. Y uno de los navegadores menos conocidos, especialmente por los usuarios de Windows, es Safari, el navegador de Apple.

Igual que Microsoft tiene Edge, Google tiene Chrome y Mozilla tiene Firefox, Apple se encarga del desarrollo y mantenimiento de su navegador Safari. Este es el navegador usado por defecto en todos los Mac con sistema operativo macOS, así como en los iPhone con iOS y los iPad con iPadOS.

Normalmente las aplicaciones de Apple no suelen salir del ecosistema, siendo «exclusivas» para sus usuarios. Sin embargo, con este navegador la cosa es diferente. Apple permite a los usuarios de Windows hacer uso de su navegador, aunque puede que no sea del todo recomendable hacerlo.

Ventajas e inconvenientes de Safari

El navegador Safari es uno de los mejores que podemos usar dentro del ecosistema de Apple. Especialmente en macOS. Este navegador web se caracteriza por ser un navegador muy completo, rápido de usar y, sobre todo, seguro y privado. Cuenta con una gran compatibilidad con todo tipo de páginas web y además permite desplazarnos hasta por las webs más grandes y pesadas con total fluidez.

El navegador de Apple se sincroniza a través de iCloud con todos los dispositivos que tengamos en nuestro poder. Esto nos permite tener todas las pestañas, contraseñas, marcadores, favoritos y todo siempre a nuestra mano. Incluso nos permite enviar webs directamente de un dispositivo a otro a través de la sincronización. Safari utiliza un motor Webkit, un motor de código abierto mucho más ligero y rápido que, por ejemplo, Blink, el motor de Chrome.

Sin embargo, Apple siempre anda haciendo de las suyas. Y es que, aunque parecía un navegador multi-plataforma, desde Safari 5 este navegador es exclusivo de los sistemas operativos de Apple: macOS y iOS. Nada de Windows, Linux ni, por supuesto, Android.

Además, no se lleva muy bien con las últimas tecnologías web, pudiendo ver problemas al ejecutar cierto código JavaScript y procesar determinado contenido CSS. Tampoco es compatible con los formatos de audio y vídeo más modernos, como .VP9 y .ogg, lo que supone un problema para reproducir contenido en streaming.

Cómo instalar Safari en Windows 10

Instalar Safari en Windows 10 (o en Windows 7 o 8.1) no tiene ningún misterio. Aunque Apple ha ocultado la sección de descarga de su navegador (por motivos que veremos más adelante), aún es posible descargar la última versión del navegador publicada para Windows desde el siguiente enlace.

Una vez descargado el siguiente instalador, lo ejecutamos en nuestro ordenador, como cualquier otro programa, y seguimos las instrucciones que nos aparecen en el asistente.

Asistente instalación Safari

Cuando finalice la instalación de Safari ya podemos empezar a usar este navegador en nuestro ordenador. Sin embargo, desde que lo ejecutamos por primera vez empezaremos a darnos cuenta de los problemas.

Los problemas de usar el navegador de Apple en Windows 10

Es cierto que Safari no tiene nada que hacer frente a la cuota de mercado de Google Chrome. Incluso en los sistemas operativos de la compañía los usuarios instalan Chrome y Firefox para navegar con ellos. Por comodidad o costumbre, principalmente.

Sin embargo, Safari era una buena alternativa para los que querían un navegador innovador, ligero y rápido. Por desgracia, Apple abandonó el desarrollo de la versión para Windows de este navegador y, desde hace muchos años (desde 2012) este navegador no se actualiza.

La interfaz de Safari para Windows deja mucho que desear. Es una interfaz similar a la de las versiones más antiguas de Internet Explorer. Además, debido a que su motor no se actualiza desde hace años, muchas webs funcionan mal, o simplemente no funcionan.

SoftZone en Safari Windows

Además, debemos tener en cuenta que un navegador sin actualizar está plagado de vulnerabilidades. Debemos extremar la precaución al utilizar este navegador para Windows, ya que en los últimos años Apple ha corregido varios fallos graves en Safari para macOS y iOS, fallos que en la versión de Windows siguen presentes.

¿Puedo instalar la última versión de Safari?

Salvo que tengas macOS, iOS o iPadOS, no es posible instalar y utilizar la última versión de Safari en el navegador. Apple abandonó su desarrollo hace ya tiempo y, aunque aún es posible descargar los instaladores, esta versión está completamente obsoleta.

Para poder probar la última versión se Safari en Windows 10, la única posibilidad es instalar macOS en una máquina virtual, u optar por una configuración hackintosh que nos permita tener el sistema operativo de Apple funcionando de forma nativa en un PC convencional.