¿Cansado de tirones en los juegos? Así puedes evitarlos

Ignacio Sala

De nada sirve utilizar un ordenador de última generación para jugar online si la conexión a internet que utilizamos no estable. Lo mismo sucede, al contrario. Jugar online puede llegar a ser una experiencia muy frustrante si no acabamos de dar con los motivos que están afectando a su funcionamiento. Afortunadamente, en este artículo os vamos a mostrar tanto las causas como las soluciones a este problema.

Todos los títulos en los que interactuamos con otros jugadores necesitan de una conexión a internet estable para que el juego se pueda desarrollar con normalidad y sin que ninguno de ellos se vea afectado por los problemas de conexión.

Si habitualmente jugamos a títulos multijugador de disparos, desgraciadamente es bastante normal encontrarnos con un jugador que se desplaza a tirones, que aparece y desaparece mientras se mueve, jugadores a los es prácticamente imposible eliminar.

Lo que en teoría puede suponer una ventaja de cara al enemigo, es un problema mucho mayor para este, ya que el juego se está mostrando a tirones en su pantalla, por lo que la tarea de recoger armas o cualquier otro equipamiento, al igual que para apuntar, es una misión prácticamente imposible.

Qué debemos tener en cuenta para jugar online

Grosso modo, tres los aspectos que debemos tener en cuenta si queremos jugar a través de internet de la forma más fluida y estable posible, aspectos que mostramos a continuación y sobre los que giran todas las medidas que debemos tomar para que la experiencia de juego sea óptima.

Latencia de la conexión

La latencia en un juego es el tiempo que pasa desde que interactuamos con el teclado, ratón o mando hasta que el personaje se desplaza, es decir, el tiempo que pasa desde que nuestro equipo recibe la instrucción hasta que la envía al servidor y este responde acorde a la instrucción recibida.

Este tiempo se mide en milisegundos (ms). Cuanto menor sea la latencia, el juego tardará más o menos tiempo en responder. Fortnite, por citar uno de los juegos multijugador más populares, suele ofrecer un ping medio de 15 ms en toda Europa y en Estados Unidos, siendo uno de los títulos que mejor funcionan en este aspecto.

Otros títulos, como por ejemplo Apex Legends, ofrecen un ping medio de 60-70 ms en toda la Unión Europa, sin embargo, en Estados Unidos, la latencia es mucho más reducida, por lo que la experiencia de juego es mucho más satisfactoria en Estados Unidos que en Europa.

Velocidad de internet

Aunque los juegos online no necesitan de velocidades de altas de conexión a internet, ya que los juegos no se transmiten por internet, únicamente lo hacen las instrucciones para mover al personaje, pero si es importante que nuestra conexión a internet sea lo más estable posible.

Al igual que la latencia de los juegos es importante, también lo es la latencia de nuestra conexión a internet. Cuanto más reducido sea el número de ms de nuestra conexión, los juegos online ofrecerán un mejor rendimiento que la latencia es elevada o varía continuamente.

Hardware del equipo

De nada sirve utilizar una gráfica de última generación en un equipo que no es lo suficientemente capaz de gestionar la gran cantidad información que procesa. Lo mismo sucede si el ordenador es de última generación y utilizamos una tarjeta gráfica antigua.

En ambos casos, se genera un cuello de botella que acaba afectando al rendimiento de los juegos. A la hora de comprar un ordenador para jugar, no hay que invertir mucho más dinero en el equipo o en la gráfica, hay que tratar de buscar el equilibrio justo para que ambos puedan trabajar de la mano sin generar cuellos de botella.

Cómo medir el rendimiento de nuestra conexión para jugar online

Si queremos medir el rendimiento de nuestra conexión para comprobar si el problema de los tirones que muestran los juegos está relacionado con ella, tenemos diferentes opciones.

Desde Windows

Windows nos permite analizar el rendimiento de nuestra conexión para jugar a través de Xbox Live. Sin embargo, esta opción es perfectamente válida para conocer de primera mano si nuestra conexión a internet tiene algún problema o es ideal para jugar online, siempre y cuando no hagamos caso de la elevada latencia que se muestra, ya que está relacionada con los servidores de Xbox Live. Esta opción se encuentra dentro de las opciones de configuración, concretamente en el apartado Juegos > Redes Xbox.

Rendimiento juegos online

Uno de los problemas que afecta al funcionamiento de algunos títulos online es el tipo de NAT. Si tenemos la NAT abierta, nuestra conexión con los juegos será mucho mejor que sí está establecida en estricta, sin embargo, puede suponer un riesgo para nuestro equipo, ya que la NAT abierta significa que estamos utilizando una IP fija, por lo que cualquier persona que tenga acceso a esa información puede intentar acceder a nuestro equipo si no hemos tomado las debidas precauciones tanto en el router como en el firewall de Windows.

Testdevelocidad.es

La solución más rápida y sencilla pasa por visitar la web testdevelocidad.es, una web donde, no solo vamos a comprobar la velocidad de subida y bajada de nuestra conexión a internet, sino que, además, también vamos a encontrar información acerca de la latencia.

A través de la web Test de Velocidad, podemos comprobar tanto la velocidad de subida y baja como la latencia de nuestra conexión. Es recomendable utilizar el medidor utilizando diferentes servidores para poder hacernos una idea de cuál es nuestro ping. Cuanto más pequeño sea ese número, significa que el tiempo que tarda nuestra conexión en procesar las peticiones, será menor.

Testdevelocidad.es

Mejora el rendimiento de tu conexión con estos consejos

Para disfrutar de la mejor experiencia multijugador online, con una velocidad media de subida y bajada de 3 a 5 Mbps es más que suficiente. Si tenemos en cuenta que hasta las líneas ADSL ofrecen esta velocidad de conexión, vamos a comprobar como asegurarnos de que esa velocidad llegue a nuestro equipo.

Mejorar el rendimiento de la conexión a internet de nuestro equipo y así poder disfrutar de juegos online sin tirones y de la forma más fluida posible es mucho más sencillo de lo que podemos imaginar en un principio siguiendo estos consejos.

Utiliza la conexión ethernet

Las conexiones por cable ethernet con mucho más rápidas y menos susceptibles de interferencias que las conexiones Wi-Fi. Siempre que sea posible, para disfrutar de la mejor experiencia de juego online es recomendable utilizar una conexión a través de cable, siempre y cuando esté a nuestro alcance, ya que además de mejorar la velocidad, también vamos a reducir la latencia.

Conéctate a redes de 5 GHz

Si la opción de utilizar un cable no está disponible, siempre y cuando el router esté cerca de nuestro ordenador, es recomendable utilizar las redes de 5 GHz. Las redes de 5 GHz ofrecen una mayor velocidad de conexión y una latencia inferior a las tradicionales de 2.4 GHz.

Las redes Wi-Fi de 2.4 GHz, tienen un alcance mayor que va reduciendo las prestaciones de la señal conforme nos vamos alejando del punto de conexión. La mayoría de los routers Wi-Fi que instalan las operadoras son compatibles con ambos tipos de redes. Para diferenciarlo de la red de 2.4 GHz, incluyen al final de SSID 5G (no confundir con las redes 5G de los dispositivos móviles)

Cambia el canal de la red Wi-Fi

La mayoría de los routers utilizan los mismos canales para enviar la señal. En lugares con muchos hogares, esto puede suponer un problema que afecte al rendimiento de la conexión. Si queremos incrementar la velocidad y reducir la latencia, debemos acceder a las opciones del router y modificar el canal que utilizan por otros menos habituales.

Para averiguar cuáles son los canales menos habituales, podemos utilizar una aplicación que analice todas las redes de nuestro entorno y que indica que canales utilizan. De esta forma, podemos averiguar rápidamente cuales son los canales menos saturados y situar ahí nuestra conexión Wi-Fi.

Una de las mejores aplicaciones para analizar las redes de nuestro entorno es Wi-Fi Analyzer, una aplicación que podemos descargar de forma gratuita a través de la Microsoft Store pulsando en el siguiente enlace.

Wi-Fi Analyzer

WiFi Analyzer
WiFi Analyzer

Cambiar las DNS del router

Todos los routers utilizan los DNS de los servidores del proveedor de internet. Si tenemos problemas con la latencia, podemos probar con los servidores de Google o Cloudfare. Podemos cambiar las DNS desde el router directamente o bien desde nuestro PC para que únicamente afecten al funcionamiento de la conexión de nuestro ordenador y no a todo el conjunto de dispositivos.

Para cambiar la DNS en Windows, debemos acceder al Panel de Control desde el cuadro de búsqueda de Windows, pulsar en Redes e internet > Centro de redes y recursos compartidos. A continuación, pulsamos sobre el nombre de la red a la que estamos conectados (sea Wi-Fi o ethernet) y en la ventana que se muestra, pulsamos Propiedades.

Cambiar DNS

Seguidamente, pulsamos en Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) y en propiedades.

Cambiar DNS

A continuación, marcamos la casilla Usar las siguientes direcciones de servidor DNS y establecemos las de Google o Cloudfare que os mostramos a continuación.

  • Google: DNS Preferido 8.8.8.8 – DNS alternativo 8.8.4.4
  • Cloudfare: DNS Preferido 1.1.1.1 DNS alternativo 1.0.0.1

Cambiar DNS Windows

Finalmente pulsamos en aceptar y reiniciamos nuestro equipo.

Cambiar el router de lugar o utilizar repetidores Wi-Fi

Lo más probable es que cambiar el router no sea una opción a no ser que llamemos a nuestro operador para cambiarlo, ya que debemos extender la conexión de fibra óptica al lugar donde queremos utilizarlo.

Para extender la cobertura de la señal Wi-Fi de nuestro hogar, podemos optar por repetidores Wi-Fi dispositivos muy económicos pero que no son ideales si necesitamos una conexión estable a internet. La mejor solución pasa por utilizar PLCs, de lo que hablaremos en el siguiente apartado.

Si tenemos previsto cambiar de proveedor, la próxima vez debemos tratar de situar el router en la zona central del hogar, para que todos los dispositivos que se conecten no tengan problemas con la conexión.

Prueba con un PLC

Los PLCs son dispositivos que utilizan la instalación eléctrica para compartir la conexión a internet y que está formado por dos elementos. El primero, se conecta al router a través del cable ethernet y posteriormente se conecta a un enchufe cercano. El segundo, lo conectamos cerca del ordenador donde queremos disfrutar de una conexión de cable y lo conectamos al ordenador utilizando el cable ethernet.

Este tipo de dispositivos son la mejor opción para expandir la conexión a internet en un hogar, no solo a otros ordenadores, sino también a otros dispositivos, ya que algunos de estos modelos, también incluyen soporte Wi-Fi, por lo que replican la señal desde el enchufe donde lo hemos conectado y no la señal que lleva desde el router como si hacen los repetidores Wi-Fi, una señal que, en la mayoría de los casos, es de muy baja calidad.

Utilizar servidores cercanos

Dejando de lado nuestra conexión a internet, suponiendo que funcione correctamente y que no sea la causante de los problemas que presenta nuestro equipo, otro punto importante que debemos tener en cuenta es utilizar servidores cercanos.

Es decir, si nos encontramos en Europa, la mejor experiencia de uso la vamos a encontrar siempre y cuando nos conectemos a servidores europeos, ya que la latencia será la menor posible. Pero, si nos conectamos a servidores que se encuentran en otros continentes, la latencia se elevada y se esfumará la posibilidad de jugar de forma decente.

Latencia servidores

En la imagen superior, podemos ver la latencia desde Europa si queremos jugar a Fortnite utilizando un servidor de alguna de las costas de Estados Unidos, Oceanía, Brasil, Asia y Oriente medio. Conforme está más alejado de Europa, el tiempo de respuesta (ms) se ve incrementado.

Cerrar aplicaciones en segundo plano

Si estamos descargando contenido de internet, subiendo archivos a nuestra unidad de almacenamiento o NAS, debemos detener paralizar temporalmente estos servicios ya que están utilizando un ancho de banda que necesitan los juegos online para poder ofrecer la mejor experiencia de usuario posible, por lo hablar de los recursos que también restan rendimiento al equipo.

Además, si antes de jugar, teníamos aplicaciones abiertas que ocupan gran cantidad de memoria, debemos cerrarlas para así liberar la memoria para que únicamente el juego pueda hacer uso de ella. Si estamos jugando, estamos jugando, no estamos editando fotografías con Photoshop o editando vídeos.

Activa la función QoS del router

La función QoS que incorporan muchos routers permiten priorizar que tipo de dispositivos tienen prioridad a la hora de conectarse a internet, para que disfruten de un mayor ancho de banda que el resto de los dispositivos conectados.

Esta función está disponible tanto vía Wi-Fi como a través de la conexión ethernet y debemos configurarla haciendo uso de la IP del dispositivo dentro de las opciones de configuración del router. Si nuestro router es antiguo, lo más probable es que no disponga de este tipo de conexión, por lo que tendremos que adaptarnos a las funciones mencionadas más arriba.

¡Sé el primero en comentar!