¡Kraken a la vista! Todo sobre el juego de surf oculto de Edge

¡Kraken a la vista! Todo sobre el juego de surf oculto de Edge

Rubén Velasco

Seguro que alguna vez nos hemos encontrado con el clásico juego del dinosaurio de Google Chrome. Este minijuego viene incluido en el navegador y nos aparece cuando intentamos salir a Internet pero, por algún motivo, no tenemos conexión a Internet. Si es un corte puntual, en cuanto se restablece la conexión podremos seguir navegando sin problemas. Y si no vuelve, seguro que más de uno hemos pasado horas saltando arbustos y esquivando otros dinosaurios. Este mini-juego se ha hecho tan popular en el navegador que otras compañías han querido incluir minijuegos dentro de sus navegadores, como ha hecho Microsoft con Edge.

Edge es un navegador basado en Chromium, el navegador OpenSource de Google Chrome. Sin embargo, aunque el código es el mismo, Microsoft tiene total libertad para modificar el navegador y adaptarlo a sus gustos y necesidades. Y además de muchas funciones y características, una de las funciones que vienen incluidas en este navegador es un minijuego, pero en lugar de convertirnos en un dino, Edge nos permite encargar a un surfista.

El minijuego de surf inspirado en los años 90

Este juego está inspirado en muchos juegos de finales de los 80 y principios de los 90 que eran del tipo desplazamiento infinito y esquivar obstáculos. Uno de los más conocidos, y parece ser en los que más se inspira el minijuego de Edge, es SkiFree.

SkiFree

Por supuesto, Microsoft le ha dado un toque propio y original, además de haberlo adaptado para poderse jugar en cualquier plataforma moderna. Por ello, podemos jugarlo con ratón, con teclado, con mando e incluso con una pantalla táctil.

Este minijuego está pensado, igual que en Chrome, para que podamos jugar cuando no tengamos conexión a Internet. Sin embargo, Microsoft nos permite acceder al juego de surf incluso cuando tenemos acceso a Internet con un sencillo truco.

Cómo jugar al minisurf de Edge

Para lanzar este minijuego de surf en el navegador, lo que necesitamos es tener la última versión de Edge instalada en el PC (la que está basada en Chromium, el minijuego no viene en las antiguas) y escribir lo siguiente en la barra de direcciones del navegador.

edge://surf/

Automáticamente veremos una nueva página como la siguiente desde la que podemos empezar a jugar.

Juego surf Edge

Este juego de surf nos permite elegir entre 7 personajes distintos. Y para empezar a surfear no tenemos más que pulsar el espacio. Pero antes de hacer debemos indicar que este juego tiene varios modos de juego y opciones que llevan la experiencia de juego bastante más lejos que la del dinosaurio de Chrome.

Modos de juego y otras opciones

Si hacemos clic en la esquina superior derecha de la ventana del minijuego podremos ver un panel con las distintas opciones para poder empezar a jugar a este minijuego.

Opciones Juego Surf Edge

Lo primero que nos llamarán la atención son los 3 modos de juego diferentes:

  • Vamos a navegar. Modo de juego clásico en el que navegaremos sin fin esquivando cualquier obstáculo y tendremos que escapar de los tentáculos del Kraken.
  • Prueba de tiempo. Debemos recolectar el mayor número de monedas posible antes de que se acabe el tiempo.
  • Zigzag. Debemos pasar por todas las puertas (o puntos de control) que podamos sin fallar ninguna.

Además de poder seleccionar el modo de juego podremos ver también la puntuación máxima en cada uno de ellos, para intentar superarla, dos modos de asistencia para hacer más fácil el juego, y unas instrucciones que nos explican detalladamente cada uno de los elementos del juego.

Cómo jugar al juego de surf de Edge

Como vemos, además de las flechas, podemos usar otros controles para dar más interés al juego. Por ejemplo, podemos pulsar F para conseguir un acelerón, rescatar al perro para conseguir escudos o usar el atajo Control + R para abandonar la partida actual y reiniciar el juego.

Sin duda, un minijuego de surf muy sencillo, con mecánicas de lo más simples, pero que nos ayudará a pasar el rato cuando no tengamos conexión a Internet.