Microsoft está contenta con la poca fragmentación de Windows 10

Escrito por Rubén Velasco
Actualidad
0

Uno de los problemas con los que se encuentran las desarrolladoras de software cada vez que lanzan una nueva versión de sus programas y, sobre todo, una nueva versión de un sistema operativo, es asegurarse de que la mayoría de los usuarios que los utilizan actualicen cuanto antes a la nueva versión para evitar que el público se “fragmente” y empiece a utilizar cada usuario una versión diferente, especialmente versiones viejas, y garantizar que todos, o la mayoría de ellos, puedan aprovechar al máximo un software teniendo la última versión del mismo instalada. Microsoft parece haber dado con la clave de esto, al menos, dentro de su ecosistema Windows 10.

Esta misma semana, Microsoft ha lanzado Windows 10 Creators Update, la nueva gran actualización de su sistema operativo con la que planea seguir mejorando y alargando la vida de este sistema. Como hemos dicho, la compañía corre el riesgo de que algunos usuarios no actualicen a esta versión y sigan utilizando versiones viejas del sistema operativo, versiones que, además, más pronto que tarde dejarán de recibir soporte como ha ocurrido ya con la primera versión de Windows 10.

Sin embargo, la compañía asegura estar muy contenta con la adopción que están teniendo hasta ahora las nuevas versiones de Windows 10, especialmente de la versión Anniversary Update, la más reciente, y es que, según sus métricas, el 80% del total de usuarios de Windows 10 está utilizando esta versión, estando el resto dividido entre los usuarios apuntados al programa Insider y aquellos que siguen utilizando versiones anteriores de Windows 10, tanto la primera versión lanzada como la November Update.

Viendo la buena adopción de Windows 10 Anniversary Update, los responsables de Microsoft esperan que con la llegada de la nueva actualización Creators Update, esta tenga una adopción muy similar y que, en poco tiempo, la mayoría de los usuarios actualice a ella, dejando el concepto de “fragmentación” como un concepto irrelevante para este sistema.

Eso sí, si salimos ya de Windows 10, la cosa cambia, y es que el mercado de los sistemas operativos de Microsoft sí está un poco más fragmentado, dividiéndose la mayoría de este entre Windows 7, el sistema operativo más utilizado, y Windows 10, aunque con usuarios que aún utilizan otras versiones como Windows 8 e incluso Windows XP, sistema que lleva sin soporte más de 3 años.

Sin embargo, a pesar de la fragmentación de Windows, peor le pinta a Android, el sistema operativo de Google.

Microsoft ha conseguido con Windows 10 lo que Google no consigue con Android

Aunque es imposible que el 100% de los usuarios de un sistema operativo tan grande como es Windows, o como puede ser Android, utilice la misma versión del mismo, y menos cuando las actualizaciones son tan frecuentes como en ellos, parece que Microsoft sí ha sabido más o menos como conseguirlo con su nuevo sistema operativo, algo que Google, por el contrario, no.

Uno de los problemas de Android, problema incluso cada vez más preocupante, es la fragmentación, y es que Google solo da soporte oficial a los dispositivos fabricados por él mismo (las marcas Pixel y Nexus), dejando en manos de los distintos fabricantes las actualizaciones de este sistema y, aunque el contrato con la compañía indica que se debe dar soporte a los dispositivos durante dos años, en realidad casi ninguna compañía lo respeta, especialmente en la gama media o baja, haciendo que, cuando Google lanza una nueva versión de su sistema operativo, la mayoría de la cuota de mercado se encuentre dividida entre las dos versiones lanzadas hace dos y tres años respectivamente.

¿Crees que todos los usuarios de la Anniversary Update actualizarán a la nueva Creators Update o se empezará a fragmentar más el mercado?

Fuente > Blog Windows

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo