Averigua fácilmente la velocidad de tu conexión desde Windows 10

La mayoría de los usuarios de PC disponen de conexiones a Internet en estos momentos, ya sean de mayor o menor calidad o velocidad. Esto es algo que sucede tanto en los equipos con Windows, como en los móviles Android o iOS, de hecho, este es un elemento que está funcionando casi de manera constante.

De este modo lo que logramos realmente es poder estar en contacto con el resto del mundo desde nuestro ordenador, y de manera inmediata. Así, ya sea por cable o a través de la Wi-Fi, nuestros equipos están en constante conexión en el día a día. Del mismo modo, también son más que habituales las redes LAN que usamos en ámbitos locales con el fin de conectar varios equipos a la misma.

Pero claro, como os podréis imaginar, uno de los apartados más importantes a la hora de trabajar en red, ya sea una red local o global, es el rendimiento. Este es un aspecto que hace referencia directa a la velocidad de transferencia que vamos a obtener a la hora de intercambiar o transferir paquetes entre los diferentes nodos o equipos. Y es que, aunque tengamos montada una red LAN, si la misma no está optimizada y bien configurada, su uso se puede convertir en una auténtica pesadilla.

Es por todo ello por lo que, para poner soluciones a todo ello, lo primero que debemos saber son las velocidades de transferencia con las que estamos tratando en ese momento. A partir de ahí ya tendremos la posibilidad de tomar las pertinentes medidas para mejorar el conjunto. Es en esto precisamente en lo que nos proponemos ayudaros en estos momentos y así conocer del modo más sencillo estas velocidades de las que os hablamos.

Cómo son útiles las redes LAN

Es más, podemos mencionar que en multitud de ocasiones y a través de estas redes LAN, todos los ordenadores que pertenecen a la misma, comparten una única conexión a Internet. Pero esa no es la única ventaja que nos presentan estas, sino que los beneficios tanto a nivel de usuario como para profesionales son muchos. De igual modo podremos compartir el uso de aplicaciones y dispositivos a través de esta, por ejemplo, de una impresora.

Otro de los usos comunes a la vez que útiles que encontramos aquí, es la posibilidad de compartir ficheros entre los equipos, de manera directa. Así, una de las grandes ventajas de transferir archivos entre PCs a través de la LAN, es que mucho más fácil que enviarlos por otros métodos. Aquí nos referimos a sistemas tan populares como el correo electrónico o las memorias USB, por ejemplo.

Pero claro, al mismo tiempo nos podemos encontrar con la desventaja de que las transferencias a través de una red LAN, sean excesivamente lentas. Esto es algo que, por una razón u otra, sucede en más ocasiones de las que nos gustaría. De hecho, esto puede llegar a tal extremo que ni siquiera valga la pena usarlas. Por tanto, a continuación, os vamos a mostrar una manera sencilla de conocer la velocidad de la red en Windows 10.

Por qué la conexión va lenta

En condiciones normales, por defecto siempre deberíamos tener la máxima velocidad de conexión posible en nuestra red, tanto cableada como por Wi-Fi. Sin embargo, esta velocidad se puede reducir por muchas razones, llegando hasta el punto de no poder navegar ni conectarnos con otros equipos y dispositivos conectados a la red.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la velocidad depende directamente del hardware de nuestro ordenador. Aunque parecen conceptos diferentes, si tenemos un procesador poco potente, o un disco duro viejo y muy lento, no se podrán procesar los datos a la velocidad de conexión, y tendremos lo que conocemos como «cuello de botella». La tarjeta de red es otro de los elementos que más influye en la velocidad de Internet. Aunque es raro encontrarnos con tarjetas Fast Ethernet, si nuestro PC tiene una de estas, solo podremos conectarnos a 100 Mbps. Solo una tarjeta Gigabit Ethernet permitirá una conexión a 1 Gbps. Lo mismo ocurre con el tipo de Wi-Fi que usemos, tanto por la red (2.4 GHz vs 5 GHz, o Wi-Fi b, g, n o ac). El tipo de cable de red utilizado, y su estado, también pueden influir en la velocidad.

Además, es importante destacar que, si hay otros ordenadores usando la red al mismo tiempo que nosotros, es posible que suframos ralentizaciones. Todas las redes tienen un límite de ancho de banda, y cuantos más ordenadores o dispositivos tiren del router, más lento irá todo el sistema.

Por último, recordar que la velocidad de la LAN no es igual a la velocidad que tenemos contratada con el operador. Si tenemos contratados 600 Mbps, y nuestro Wi-Fi (por ejemplo), solo conecta a 100 Mbps, entonces solo podremos navegar a esa velocidad.

Cómo ver la velocidad de transferencia de la LAN

Para empezar, os diremos que la velocidad de la LAN se refiere a la velocidad con la que la información se envía y recibe a través de la red local que tenemos montada. Esto no tiene nada que ver con su proveedor de Internet que tenemos contratado, ya que es una conexión local. Pero al mismo tiempo el router que usamos tiene un papel importante en la velocidad de transferencia que obtendremos.

Wi-Fi Analyzer

Pero claro, tal y como sucede con otros muchos apartados de Windows, también podemos conocer todo esto gracias a aplicaciones de terceros. Hasta ahora hemos podido comprobar la intensidad de la señal de la Wi-Fi con el propio Windows, pero también podemos echar mano de Wi-Fi Analyzer.

WiFi Analyzer
WiFi Analyzer
Developer: ‪Matt Hafner‬

Esta es una útil solución software que podremos conseguir directamente en la tienda oficial de Windows 10, la Microsoft Store. Esta se puede descargar gratuitamente y nos proporciona una amplia gama de datos relativos a la mencionada Wi-Fi. De ese modo podremos conocer de primera mano una buena cantidad de datos relacionados con nuestra conexión inalámbrica y así saber la razón de tener una conexión lenta, si se da el caso.

Wifi analizer

Al mismo tiempo el propio programa detecta todas las Wi-Fi que nos rodean y nos proporciona la intensidad de la señal de las mismas.

LAN Speed Test

Otro de los apartados importantes es el hardware que usemos para todo ello, lo que igualmente influirá en la velocidad de transferencia. Por tanto, a continuación, los que haremos es comprobar de primera mano la velocidad de transferencia que podemos obtener en el PC. Vamos a usar la aplicación llamada LAN Speed Test que podréis descargar desde aquí.

LAN test

Lo primero será ejecutar la aplicación y seleccionar una carpeta con algunos archivos, esto nos permite probar con archivos grandes o pequeños, o de diferentes formatos. A continuación, no tendremos más que hacer clic en el botón Start Test. Hay que decir que el proceso se lleva a cabo en pocos segundos, y en pantalla aparecerá la velocidad de lectura y escritura de la LAN. Además, tenemos la posibilidad de cambiar las unidades en las que se muestren estos datos de velocidad obtenidos.

Prueba de test LAN Windows

Conocer la velocidad e intensidad de la Wi-Fi

Hasta el momento os hemos hablado de la manera de conocer la velocidad de transferencia de nuestra red LAN o local. Sin embargo y ya que estamos en este punto, también nos puede resultar interesante comprobar la intensidad y rendimiento de la señal de Wi-Fi. De hecho, a la hora de acceder a Internet o en una misma LAN como hemos visto antes, podemos usar conexiones Wi-Fi en lugar de cables Ethernet.

Hay que saber que puede haber varios factores que afecten a la fuerza de la señal de la Wi-Fi, así como a la cobertura y la velocidad. Por tanto, vamos a ver cómo podemos comprobar la intensidad de la señal Wi-Fi para conocer el rendimiento de la conexión en ese momento. Por tanto, antes de cambiar el router o el proveedor de Internet, es recomendable comprobar la intensidad de la Wi-Fi y determinar si el problema de rendimiento viene de ahí.

Desde el CMD

Por ejemplo, esto es algo que podremos llevar a cabo a través del símbolo del sistema de Windows. Para ello, lo primero que hacemos es acceder a esta funcionalidad escribiendo el comando CMD en el cuadro de diálogo del menú Inicio y ejecutar como administrador. Aparecerá la ventana del símbolo del sistema donde tenemos que escribir el siguiente comando:

netsh wlan show interfaces

Wifi CMD

A continuación, en pantalla veremos la intensidad de la señal de su red en su porcentaje, además de otros datos adicionales correspondientes a la misma. De igual modo y si echamos un vistazo a los campos Velocidad de transmisión y Velocidad de recepción, podremos conocer la velocidad de dicha Wi-Fi es ese momento.

Con PowerShell

Por otro lado, algo similar podremos llevar a cabo, pero en este caso a través del PowerShell. Para todo ello igualmente accedemos a la mencionada función desde el cuadro del menú Inicio, con permisos de administrador. Una vez aparece la correspondiente ventana en pantalla, haremos uso del siguiente comando:

(netsh wlan show interfaces) -Match '^s+Signal' -Replace '^s+Signals+:s+',''

WiFi PowerShell

Con esto obtendremos la fuerza exacta de la señal Wi-Fi que nos presenta el router, como en el caso anterior.

Desde el propio Windows, sin programas

A pesar de todo lo comentado hasta ahora, el propio Windows nos propone desde hace tiempo, otros métodos para así conocer esta información. Por ejemplo, desde la aplicación de Configuración, podremos hacerlo. A la misma accedemos desde la combinación de teclas Win + I, para después situarnos en Red e Internet. Así, bajando en la ventana que aparece, vemos un enlace llamado «Ver propiedades de red».

Propiedades de red

Aquí nos vamos a encontrar con una nueva ventana en la que vemos una gran cantidad de información relativa a nuestra conexión.

Configuracion red

Pero eso no es todo, sino que todo un clásico como es el Panel de Control de Windows, desde hace mucho tiempo igualmente nos ayuda a conocer la velocidad de conexión. Para ello basta con que abramos el mismo y nos situemos en Redes e Internet Centro de redes y recursos compartidos. Así, al pinchar en el enlace que aquí aparece, veremos una ventana que de manera simple y directa nos muestra la velocidad de nuestra conexión.

Panel Ethernet

La información que obtenemos es algo más limitada, pero no dependemos de ningún programa ni de nada más.

¡Sé el primero en comentar!