No pierdas nunca los datos de un disco memoria USB al desconectar

Cuando compramos un nuevo ordenador por regla general, al igual que cuenta con su CPU y memoria RAM, incluye una o varias unidades de disco preinstaladas. Estas son las que usamos para el sistema operativo, las aplicaciones y los datos propios que usamos en el PC.

Sin embargo, como muchos de vosotros ya sabréis el espacio de estos discos es limitado, por lo que en ocasiones tenemos que tomar ciertas medidas. Aquí por ejemplo nos referimos al uso de unidades externas que conectamos al ordenador vía USB. De hecho, esta es una de las mejores soluciones para guardar ciertos contenidos. Con esto lo que queremos decir es que podemos utilizar un disco duro externo o una memoria USB para almacenar archivos multimedia que no usamos habitualmente.

Si disponemos de una enorme cantidad de fotos, vídeos o música, estas unidades externas nos ayudarán a ahorrar espacio en las internas. Pero estos discos externos son un tanto delicados, por lo que debemos tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, a la hora de desconectarlos, deberíamos expulsarlos con la correspondiente función del sistema operativo.

Por qué usar la extracción segura de los discos USB

Sin embargo, en ciertas ocasiones nos podemos ir con algunos problemas relacionados con esta función de extracción segura. Estos son fallos que pueden surgir repentinamente al expulsar un disco duro externo en Windows. y es que debemos tener presente que, al desconectar un disco duro del equipo con Windows, lo recomendable es retirarlo de forma segura. De lo contrario nos arriesgamos a que el dispositivo como tal se dañe, y esto afecte negativamente a los datos almacenados.

Incluso en el peor de los casos todos los archivos y carpetas que tengamos aquí podrían quedarse como inaccesibles. Es por ello por lo que la función de la que os hablamos de extracción segura de discos USB, en realidad es más importante de lo que parece. Así, en el caso de que nos encontremos con que no podemos expulsar el disco duro externo de forma segura, veamos algunas soluciones para llevar a cabo.

Además, éstas no serán igualmente de utilidad en el caso de que la opción me mencionada esté en gris. Esto no nos permitirá llevar a cabo la extracción de la forma recomendada, y puede haber varias causas para ello. Por ejemplo, puede ser que el disco duro todavía se esté utilizando y no nos deje retirarlo. Igualmente puede darse el caso de que los controladores de este estén obsoletos. Sea como sea veamos cómo podemos arreglar el fallo y expulsar el disco de manera conveniente.

Solucionar problemas al expulsar discos USB en Windows

Eso sí, antes de complicarnos más, lo primero que tenemos que intentar es la solución más habitual en los equipos con Windows. En concreto nos referimos a reiniciar el PC, por ejemplo, desde la combinación de teclas Alt + F4, antes de forzar la extracción de la unidad USB. De esa manera podremos solucionar el problema sin poner en riesgo los datos guardados.

reiniciar windows

Utilizar el Administrador de tareas para finalizar el proceso

Se puede dar el caso de que alguno de los procesos o programas que están en ejecución en ese momento en Windows, haya bloqueado algunas funciones del sistema. El mismo también puede estar haciendo uso de las distintas unidades y de la RAM del equipo. Por tanto, lo mejor que podemos hacer es acceder al Administrador de tareas para localizar dicho proceso y finalizarlo.

Esto debería liberar la funcionalidad de extracción segura de unidades USB para poder desconectar el disco como debemos. A este apartado podemos acceder mediante la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc. Una vez en la nueva ventana localizamos ese proceso que está consumiendo una gran cantidad de recursos y pinchamos con el botón derecho. Ya podemos elegir la opción de Finalizar tarea para que se cierre y libere la unidad.

administrador windows

Usar CMD para expulsar directamente la unidad USB

Como ya os hemos comentado en multitud de ocasiones, Microsoft no para de mejorar la interfaz gráfica de usuario para facilitarnos las cosas. Sin embargo, también disponemos de una ventana del símbolo del sistema o CMD que nos permite realizar múltiples funciones de una manera más controlada y avanzada.

El problema aquí es que necesitamos conocer una serie de comandos y sus correspondientes parámetros, lo que no gusta a todos los usuarios. Pero tal y como sucede en el caso que nos ocupa ahora, la línea de comandos de Windows nos podrá ser de mucha ayuda para expulsar esa unidad que en un principio no podemos extraer. Para ello abrimos una ventana de este tipo escribiendo cmd en el cuadro de búsqueda.

Una en la ventana que aparece en pantalla no tendremos más que teclear el comando que os exponemos a continuación:

RunDll32.exe shell32.dll,Control_RunDLL hotplug.dll

Ejecutar el Solucionador de problemas para dispositivos

Con el fin de arreglar los potenciales fallos que se pueden dar en el sistema operativo de Microsoft, Windows cuenta con una serie de funciones para ello. En concreto nos referimos a los llamados Solucionadores de problemas que se encargan de arreglar esos fallos por sí mismos. En la aplicación de configuración a la que accedemos con la combinación de teclas Win + I, en el apartado Actualización y seguridad, encontramos varios de estos Solucionadores.

Sin embargo, el que no vamos a ver es uno específico para los dispositivos de almacenamiento, pero eso no significa que no exista. Por tanto, si nos encontramos con el fallo del que os estamos hablando ahora, vamos a ejecutar un Solucionador de problemas más concreto. Para ello volvemos a abrir una ventana del símbolo del sistema, como vimos antes, y ahora ejecutamos el siguiente comando:

msdt.exe -id DeviceDiagnostic

Configurar la Extracción de dispositivos de Windows

Si este problema ante el que nos enfrentamos ahora es habitual, siempre podemos configurar la correspondiente política de eliminación de dispositivos. Para lograr esto que os comentamos lo primero que hacemos es acceder a una ventana del Explorador de archivos y hacer clic con el botón derecho del ratón en la unidad que presenta el fallo. En el menú contextual seleccionamos la opción de Propiedades.

Tras ello nos situamos en la pestaña llamada Hardware y en la sección de Todas las unidades de disco seleccionamos la que está causando el problema. Pinchamos de nuevo en Propiedades lo que abrirá otra ventana y en su parte inferior seleccionamos Cambiar configuración.

cache usb

Ahora ya solo nos queda situarnos en la pestaña de Directivas donde ya podremos Habilitar caché de escritura del dispositivo.

¡Sé el primero en comentar!