Soluciona el error que impide a Windows instalar una función

Windows es el sistema operativo más utilizado a nivel mundial, por millones de usuarios. Sin embargo, este dicta bastante de ser perfecto y en ocasiones podemos encontrar con determinados problemas que pueden llegar a desesperarnos. Errores que en ocasiones no sabemos de donde aparecen como el que dice «Algo sucedió y no pudimos instalar una función», sin que para ello estuviéramos realizando operación alguna.

Por suerte no es que hayamos hecho nada mal, si no que se trata de un problema común que afecta al sistema operativo de Microsoft y que resulta bastante molesto ya que puede llegar a aparecer con cierta frecuencia. Por suerte, es posible ponerle remedio mediante algunas soluciones rápidas que podemos llevar a cabo fácilmente.

Motivos por los que aparece este error

La aparición de este molesto error puede provocar más de un quebradero de cabeza a muchos usuarios, pues seguramente aparezcan cuando menos se lo esperaban y sin necesidad de haber cometido ningún error. El origen de este puede deberse a problemas de compatibilidad con algún programa que instalamos recientemente o con los controladores. Igualmente es causado cuando el sistema operativo no es capaz de instalar las actualizaciones opcionales de manera automática en segundo plano, debido a problemas desconocidos de este, como puede ser la falta de almacenamiento en el disco duro, entre otros.

Lo cierto es que, con independencia de lo que provoque la aparición de este error, resulta algo bastante frustrante que puede provocar más de un dolor de cabeza si queremos acabar con él y no sabemos muy bien cómo. Para evitarlo, os enseñaremos diferentes formas que tenemos de ponerle remedio para siempre.

Pasos para solucionar el error

A continuación, vamos a ver diferentes acciones que podemos llevar a cabo para poner fin al molesto error «Algo sucedió y no pudimos instalar una función».

Problemas con el almacenamiento

El problema con la aparición de este mensaje de error puede estar relacionado con la falta de espacio de almacenamiento en nuestro disco duro. Esto es debido a que, si Windows necesita instalar aplicaciones, no dispondrá de suficiente espacio para ello, por lo que no podrán instalarse y en consecuencia provocará la aparición de este error.

Para comprobar si nos hemos quedado sin espacio en el disco, debemos de acceder al menú de Configuración de Windows, mediante el atajo de teclado «Windows + I». Posteriormente, seleccionamos el apartado de Sistema. Esto hará que aparezca una nueva ventana, donde haremos clic en Almacenamiento, en el panel de la izquierda. Ahora en la parte derecha podremos ver cuánto espacio en disco tiene nuestra unidad principal y como se distribuye según sea el Escritorio, Aplicaciones y características, Archivos temporales, Música y otros. Podemos pulsar en cada apartado para ir eliminando todo aquello que no necesitemos.

Usa el Editor de directivas de grupo local

Para poder solucionar el error «Algo sucedió y no pudimos instalar una función» podemos echar mano del Editor de directivas de grupo local. Para ello debemos de pulsar el atajo de teclado Windows + R para lanzar el comando Ejecutar. Posteriormente escribimos gpedit.msc y pulsamos Enter o en el botón de Aceptar.

Una vez en el Editor, debemos de navegar hasta la siguiente ruta

Configuración del equipo / Plantillas administrativas / Sistema

Aquí debemos de buscar “Especificar la configuración de para la instalación y reparación de componentes opciones y la reparación de componentes” y hacemos doble clic sobre él.

En la nueva ventana pulsamos sobre Habilitada. Por último, pulsamos en Aplicar y Aceptar para guardar los cambios y reiniciamos el PC.

Comprobar servicios esenciales

También es importante comprobar que se están ejecutando determinados servicios que son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema. Es por ello que es conveniente repasarlos y comprobar si se encuentran deshabilitados o no se están ejecutando para poder solucionarlo.

Para ello debemos de pulsar el atajo Windows + R para que nos aparezca el comando Ejecutar. Aquí escribimos services.msc y presionamos Enter o el botón de Aceptar. Una vez nos aparezca la ventana de Servicios debemos de buscar que los siguientes:

  • Windows Update.
  • Aplicación auxiliar de NetBIOS sobre TCP/IP.
  • Servidor.
  • Estación de trabajo.
  • Módulos de creación de claves de IPsec para IKE y AuthIP.

A continuación, debemos de hacer doble clic sobre cada uno de estos servicios para verificar su tipo de inicio. Este debe ser Automático para todos. En caso de que no sea así debemos cambiarlo a Automático, presionar Aceptar para guardar los cambios y salir. Por último, reiniciamos el ordenador y comprobamos si el error se mantiene.

Borrar la carpeta SoftwareDistribution

A la hora de almacenar archivos temporales cuando se ejecuta alguna actualización, Windows Update hace uso de la carpeta SoftwareDistribution. Pese a que no es conveniente tocar esta carpeta, en el caso de que necesitemos solucionar algún problema, podemos la podemos eliminar. En caso de Windows la necesite para descargar archivos la volverá a crear nuevamente.

Para proceder a su borrado debemos abrir el Símbolo del sistema. Para ello escribimos cmd en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y nos aseguramos de Ejecutar como administrador. Posteriormente escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter:

net stop wuauserv

A continuación, sin cerrar la ventana de Símbolo del sistema debemos usar el Explorador de archivos para navegar hasta la siguiente ruta y eliminamos todo el contenido de la carpeta.

C: / Windows / SoftwareDistribution

Volvemos a la ventana del símbolo del sistema, escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter:

net start wuauserv

Por último, escribimos Buscar actualizaciones en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y abrimos Windows Update. Hacemos clic en Buscar actualizaciones y las instalamos. Ya no debería volver aparecer el error.

Crear nueva clave DWORD al Registro

Si nada de lo anterior a funcionado podemos probar a crear una nueva clave DWORD en el editor de Registro de Windows. Eso sí, debemos de tener en cuenta que cualquier modificación no deseada puede provocar problemas de rendimiento en el sistema, por lo que debemos usarlo bajo la propia responsabilidad de cada usuario.

Lo primero que debemos hacer es pulsar el atajo de teclado «Windows + R» para lanzar el comando «Ejecutar». Posteriormente escribimos regedit y pulsamos Enter o el botón de Aceptar.

Una vez en el Registro, procedemos a realizar una copia de seguridad de este, por si algo sale mal poder restablecerlo. Para ello, pulsamos en la pestaña de «Archivo» y «Exportar». En la siguiente ventana, dentro del apartado Intervalo de exportación seleccionamos «Todo» y guardamos.

Posteriormente vamos a navegar hasta la siguiente ruta

HKEY_LOCAL_MACHINE / Software / Microsoft / Windows / CurrentVersion / WindowsUpdate

Aquí debemos de crear una nueva clave, haciendo clic con el botón derecho del ratón. Elegimos Nuevo y Clave. Como nombre escribimos OSUpgrade. Posteriormente hacemos clic con el botón derecho sobre la clave creada y elegimos Nuevo y Valor DWORD (32 Bits). Aquí escribimos como nombre AllowOSUpgrade como nombre del nuevo DWORD.

A continuación, hacemos doble clic sobre AllowOSUpgrade para abrir sus propiedades. Aquí, establecemos los datos de valor en 1 y hacemos clic en Aceptar para guardar los cambios. Por último, cerramos el Editor, reiniciamos el sistema y comprobamos si se solución el error.

¡Sé el primero en comentar!