Personaliza la puesta en marcha de una nueva instalación de Windows

Seguro que muchos de vosotros en más de una ocasión habéis tenido la oportunidad de experimentar el placer que supone empezar a trabajar con un PC nuevo. En concreto nos referimos a un ordenador que nos llega con Windows 10 o Windows 11 preinstalado y evidentemente nuevo, recién salido de fábrica.

Además, éste suele venir preparado y adaptado ya de antemano para funcionar a la perfección con el ordenador que acabamos de comprar. De este modo no tendremos más que arrancar el equipo como tal, establecer una serie de parámetros propios como nuestra cuenta y región, y empezar a trabajar casi desde el minuto cero. Cierto es que a continuación muchos usuarios se decantan por instalar sus aplicaciones favoritas, configurar o personalizar un poco el sistema de Microsoft, etc.

Todo esto nos facilita mucho el trabajo si por ejemplo lo compramos con el hecho de tener que instalar nosotros el sistema desde cero y configurarlo en un determinado equipo.

Cómo personalizan Windows los fabricantes de PCs

Llegados a este punto quizás podéis preguntar cómo hacen los fabricantes de ordenadores para implementar el sistema operativo de Microsoft, Windows en el nuevo PC. Y es que en multitud de ocasiones este sistema integra su propio conjunto de aplicaciones y controladores. al mismo tiempo nos podemos encontrar con que ya viene creada una determinada partición de recuperación que nos ayuda a reinstalar todo como si el ordenador fuera nuevo.

Pues bien, para que os hagáis una idea de cómo se consigue todo esto, es posible gracias a un modo particular de Windows. Este es precisamente del que os queremos hablar en estas mismas líneas, el conocido como llamado Modo de Auditoría. Este permite a los fabricantes de equipos preconfigurar una imagen del sistema operativo de los de Redmond. Con esto lo que os queremos decir es que les permite empaquetar su software y luego desplegarlo en todos sus ordenadores para venderlos a sus clientes. De esta manera a nosotros nos llegan ya preconfigurados y preparados para empezar a trabajar desde cero.

No hace falta decir que de manera convencional nosotros, los usuarios finales, no necesitamos arrancar el sistema de esta manera. Por tanto, En este sentido podríamos afirmar que, a la hora de arrancar un equipo basado en Windows, tenemos dos modos bien diferenciados. Aquí nos referimos a los modos de arranque conocidos como Modo de Auditoría y OOBE.

Qué es el modo OOBE

Ya os comentamos con anterior el Modo de Auditoría mencionado gran ayuda para los fabricantes de ordenadores. Sin embargo, nosotros cuando encendemos el PC con Windows mediante el botón de arranque de manera convencional, no tenemos esa posibilidad. Y es que por defecto el usuario final utiliza el modo conocido como OOBE o Out of box experience para empezar a trabajar con su ordenador.

Así, este es el modo por defecto que permite a los usuarios finales configurar y usar Windows en una nueva máquina o cuando deciden reiniciar o arrancar Windows. Cabe mencionar que este es el modo habitual que nos encontramos cuando arrancamos un equipo por primera vez el resto de las ocasiones con Windows. Aquí, lo que realmente hacemos al iniciar la primera vez, es configurar el sistema con nuestros datos.

Se pedirá la Wi-Fi a la que deseamos conectar el equipo, la cuenta de usuario que vamos a utilizar en el propio sistema operativo, qué idioma, el teclado, etc. Asimismo, tendremos que especificar la telemetría, el uso de Cortana de otras funciones integradas de Windows.

Utilidad del Modo de Auditoría

Ya os comentamos anteriormente que el Modo de Auditoría en el que nos estamos centrando en este caso permite a los fabricantes de equipos implementar una imagen personalizada del sistema. De este modo tienen la posibilidad de incluir su propio paquete de controladores, aplicaciones qué les interesa, actualizaciones específicas del equipo, etc. Todos estos elementos adicionales además de la personalización del sistema dependerán de las necesidades o requerimientos de cada fabricante.

A pesar de que hay más elementos que explican la necesidad del Modo de Auditoría, veamos los beneficios que aporta en términos generales. Lo primero que debemos saber es que si arrancamos de esta manera Windows no hay pantalla de bienvenida ni de configuración. Directamente este permite arrancar en el escritorio usando una cuenta de administrador incluida y configurar las cosas que os hemos comentado. Esto quiere decir que no es necesario crear una cuenta adicional en ningún caso.

Decir que este es el objetivo principal de este Modo de Auditoría, que el OEM use una imagen para personalizarla en base a sus requerimientos de negocio. También puede instalar paquetes de idiomas adicionales y controladores

Qué es la configuración AuditUser

Una vez que se ha terminado con la instalación y configuración, se puede probar cómo será el proceso de instalación cuando el usuario final use el Modo OOBE. A esto se le denomina configuración AuditUser.

De esta manera el propio fabricante del ordenador se asegura de que todo el proceso que ha llevado a cabo en el Modo de Auditoría se realizará según sus deseos. Por decirlo de algún modo el OEM se pondrá en la piel del usuario final para vivir la experiencia de cuando éste se enfrente por primera vez a su nuevo ordenador. Como no podía ser de otro modo aquí se pueden corregir errores y realizar cambios antes de la venta final. De hecho, muchas veces, los cambios se deben a la solicitud del dispositivo o del consumidor.

Una vez que se ha realizado el proceso de auditoría con éxito y todo funciona como se espera, esa misma imagen puede ser usada en varios ordenadores. Si no es así, se puede volver a arrancar en el modo de auditoría para configurar en cada dispositivo por sí mismo.

Cómo arrancar del Modo de Auditoría en Windows

En un principio Microsoft ofrece un archivo de llamado Unattend.xml, archivo basado en XML que contiene valores de configuración para usar durante la configuración de Windows. El archivo se puede crear mediante el Administrador de imágenes del sistema del sistema. Cuando la configuración de Windows almacena este archivo, arranca en el Modo de Auditoría, de lo contrario, arrancará en el OOBE por defecto.

Así, para arrancar en Modo de Auditoría en Windows, tenemos que añadir la siguiente configuración en el archivo mencionado:

Microsoft-Windows-Deployment | Reseal | Mode = audit

Igualmente podemos hacer uso de la combinación de teclear Ctrl + Shift + F3 en la pantalla de arranque OOBE. De este modo, cuando el ordenador se reinicie en Modo de Auditoría, aparecerá la herramienta de preparación del sistema. El inconveniente de utilizar el atajo de teclado es que no nos evitamos el proceso OOBE. Eso incluye la ejecución de scripts y la aplicación de los ajustes del archivo de configuración de oobeSystem.

Arrancar el Modo de Auditoría con una imagen OOBE

O bien podemos utilizar el mencionado atajo de teclado, o montar la imagen del sistema añadiendo el archivo con la configuración de auditoría. Este lo podemos guardar en la ruta:

C:testofflineWindowsPantherUnattendUnattend.xml

El contenido de este archivo debe ser el mismo que os comentamos antes y lo guardamos como Unattend.xml. A continuación, en una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador ejecutamos el siguiente comando:

Dism /Mount-Image /ARCHIVO_IMAGEN:C:testimagesMyImage.wim /index: /MountDir:C:testoffline

Decir que el parámetro image_index es el número de la imagen seleccionada en el archivo .wim. Al igual que en el paso anterior copiamos el nuevo archivo en la ruta especificada antes. Acabamos con los cambios utilizando la herramienta DISM a través del siguiente comando:

Dism /Unmount-Image /MountDir:C:testoffline /commit

Salir de este modo especial en Windows

En el caso de que deseemos salir del Modo de Autoría, tenemos la posibilidad de eliminar el archivo Unattend.xml. También llevamos esto mismo a cabo añadiendo a ese archivo el siguiente comando:

Microsoft-Windows-Deployment | Reseal | Mode = oobe
¡Sé el primero en comentar!