Si un programa no responde y está bloqueado, así puedes cerrarlo

Para sacarle el máximo partido a nuestro sistema operativo, ejecutamos en él todo tipo de aplicaciones, ya sea nuestro navegador web, un reproductor de vídeo, programas ofimáticos, juegos, entre otros. En ocasiones seguro que nos hemos encontrado con que el programa se bloquea, no responde y nos imposibilita seguir utilizando. Por mucho que pulsamos sobre el icono en forma de «X» de la parte superior de la ventana, la aplicación no responde y nuestro ordenador queda inutilizable.

En las últimas versiones de Windows, Microsoft ha introducido una serie de funciones que son capaces de detectar cuándo un programa se bloquea y deja de funcionar, intentando recuperarlo o, en su defecto, nos muestra un mensaje desde el que poder finalizar el programa. Sin embargo, esto no es algo que funcione siempre, por lo que más de una vez nos encontraremos con programas bloqueados que no podemos recuperar ni cerrar de forma habitual, por lo que debemos de recurrir a forzar su cierre.

Forzar el cierre de aplicaciones bloqueadas tanto en Windows 10 como en Windows 11 nos puede ayudar a solucionar problemas de este tipo, ayudándonos a salir de situaciones realmente complicadas, evitando tener que reiniciar nuestro equipo para que todo vuelva a la normalidad. Con ello conseguiremos que no se pierdan los datos ni el trabajo que estuviéramos realizando con otros programas que siguen funcionando correctamente.

Forzar el cierre desde el Administrador de tareas

Cuando nos sucede este problema tanto en Windows 10 como en Windows 11, podemos recurrir a una herramienta integrada dentro del sistema operativo como es el Administrador de tareas. Gracias a ella podemos cerrar cualquier aplicación o proceso abierto en el sistema, incluso aunque se encuentre bloqueado y no funcione.

Para poder acceder al Administrador de tareas, podemos hacerlo pulsando la combinación de teclas «Ctrl + Shift + Esc». En caso de que Windows esté bloqueado y no nos funcione el atajo anterior, podemos hacer uso de «Ctrl + Alt + Supr». Esto hará que se abra una ventana con todos los programas y procesos que se encuentran abiertos en nuestro ordenador.

Una vez aquí, solo tendremos que buscar el programa o proceso bloqueado en nuestro ordenador que seguramente se muestre diferenciado con el mensaje de «No contesta» que aparece entre paréntesis. Ahora pulsamos sobre él con el botón derecho del ratón. Esto abrirá un menú contextual donde debemos de hacer clic en la opción de «Finalizar tarea», para poder acabar todo el proceso y que la aplicación se cierre por completo de manera irremediable.

Administrador de tareas finalizar tarea

Dependiendo de cada programa, es posible que aparezca una ventana emergente con otras indicaciones, pero lo habitual es que se cierre de forma inmediata o pasados unos segundos. Ahora ya podemos volver a abrirlo manualmente y debería volver a funcionar con normalidad.

En caso de que la aplicación siguiera bloqueada y no pudiéramos apagar el PC de forma normal, debemos pulsar nuevamente «Control + Alt + Supr» y hacemos clic en el botón de «Encendido/apagado» que aparece en la esquina inferior derecha para poder apagar el ordenador de forma segura.

Desbloquear aplicaciones con el comando taskkill

Si no podemos no queremos usar el Administrador de tareas, también podemos hacer uso de otro método a través del servicio Ejecutar de Windows y el comando taskkill.

Para lanzar el comando Ejecutar debemos de pulsar el atajo de teclado «Windows + R». Posteriormente en el campo «Abrir», debemos de escribir el siguiente comando:

taskkill /im program.exe /t

Aquí, debemos de reemplazar la parte de program.exe por el nombre de la aplicación que deseamos cerrar y pulsamos Enter o bien el botón de Aceptar. Por ejemplo, si queremos cerrar el Bloc de notas escribiremos:

taskkill /im notepad.exe /t

Desbloquer aplicaciones con Ejecutar

Una vez hecho esto, la aplicación en cuestión debería cerrarse automáticamente, pudiéndola volver a iniciar de forma manual y utilizarla sin problemas.

Cerrar aplicaciones UWP desde el menú de Configuración

Otra forma que tenemos de finalizar programas y procesos en Windows 10 y Windows 11 es a través de su menú de Configuración. Esta función está especialmente pensada para las aplicaciones UWP que se hayan quedado bloqueadas. El proceso es similar en ambos sistemas operativos, pero vamos a verlos de manera separada.

En Windows 10

Lo primero que debemos hacer es acceder al apartado de Configuración, para lo cual haremos uso del atajo de teclado «Windows + I». Posteriormente pulsamos en el apartado de «Aplicaciones». En la nueva ventana, en la columna de la izquierda hacemos clic en el apartado de «Aplicaciones y características». Esto hará que aparezca una lista con todas las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro ordenador.

Windows 10 Aplicaciones y opciones avanzadas

Aquí buscaremos la aplicación bloqueada que queremos finalizar, pulsamos sobre ella y seleccionamos su apartado de «Opciones avanzadas». Esto hará que se abra su menú de propiedades y opciones correspondientes a estas aplicaciones UWP.

Finalizar Calculadora en Windows 10

Dentro de este menú, nos desplazamos hacia la parte inferior donde encontramos el apartado de «Finalizar». Aquí, pulsamos en «Finalizar» y automáticamente Windows 10 terminará todos los procesos abiertos por esta aplicación, cerrándola incluso cuando se haya quedado totalmente bloqueada en el sistema. Posteriormente, ya podemos volver a abrirla de manera manual, pudiendo volver a utilizarla nuevamente sin problemas.

En Windows 11

El nuevo sistema operativo de Microsoft también dispone de la posibilidad de cerrar aplicaciones UWP que se encuentren bloqueadas y no respondan. Su procedimiento es similar al de Windows 10 pero cambiando la interfaz de algunas pantallas.

Para comenzar accedemos al menú de Configuración pulsando la combinación de teclas «Windows + I». A continuación, pulsamos en el apartado de «Aplicaciones» que encontramos la columna de la izquierda y posteriormente en «Aplicaciones y características», situado en la parte derecha.

Windows 11 Aplicaciones y características

En la parte inferior de la nueva pantalla encontramos todas las aplicaciones que se encuentran instaladas en el sistema. Simplemente debemos desplazarnos hasta encontrar la aplicación problemática. Una vez localizada pulsamos en el icono de tres puntos que se encuentra en la parte derecha. Esto abrirá un pequeño menú desplegable donde seleccionamos las «Opciones avanzadas».

Aplicaciones y Opciones avanzadas en Windows 11

Esto nos mostrará una nueva pantalla, donde nos desplazamos hacia la parte inferior donde encontramos el apartado de «Finalizar». Aquí pulsamos en el botón de Finalizar para acabar inmediatamente con la ejecución de esta aplicación y de todos sus procesos relacionados. Una vez hecho esto, ya podemos volver a iniciarla y deberíamos poder utilizarla nuevamente sin problemas.

¡Sé el primero en comentar!