Olvídate de los problemas de permisos con las cuentas de Windows

A pesar de que en multitud de ocasiones es un elemento que pasamos demasiado por alto, las cuentas y tipos de estas que podemos usar en Windows nos van a sacar de muchos apuros. Además, éstas nos pueden ser de mucha utilidad en determinadas circunstancias, tanto si somos los únicos que usamos ese PC, o son varios los usuarios.

Cuando nos sentamos frente al ordenador basado en el sistema de Microsoft para ponerlo en funcionamiento por primera vez, normalmente creamos la cuenta de administrador. En el caso de que seamos los únicos que vamos a utilizar este equipo, en un principio con esa es más que suficiente. Sin embargo, con el paso del tiempo y dependiendo del tipo de trabajo que llevemos a cabo, nos podría interesar crear otras. De hecho, se podría decir que este movimiento es indispensable en el caso de que varias personas sean las que trabajan en un mismo equipo con Windows.

Diferencias entre las cuentas del sistema

Es muy posible que muchos de vosotros sepáis que, a la hora de crear cuentas de usuario en este sistema, disponemos de más de un tipo. Las principales diferencias estriban en los permisos disponibles, aplicaciones para ejecutar, etc. Para que nos hagamos una idea más exacta de lo que estamos hablando, decir que aquí nos encontramos con dos tipos de cuentas para usar, la estándar y la de Administrador. Decir que ambas tienen una serie de permisos específicos que las diferencias. Mientras que la de Administrador nos da un control total sobre el PC, la Estándar está bastante más limitada.

Sirva como claro ejemplo de todo ello que, si necesitamos llevar a cabo ciertas tareas que requieren permisos de alto nivel como instalar un programa o cambiar la configuración del sistema, necesitamos ser administradores. De todo ello se deduce que, si trabajamos con una cuenta estándar, antes tendremos que cambiar su tipo a Administrador.

Por tanto, aquellos que se hayáis encontrado ante este tipo de problemas, a continuación, os vamos a ayudar.

Cambiar el tipo en pocos pasos

Esto lo lograremos gracias a las formas de cambiar la cuenta de Administrador en Windows que vamos a repasar. De esta manera y de forma sencilla, podremos cambiar su tipo entre uno u otro dependiendo de las necesidades que tengamos en ese momento. A continuación, os vamos a mostrar una serie de métodos con sus correspondientes pasos que os ayudarán a lograr este objetivo. Además, para todo ello no vamos a necesitar echar mano de software de terceros, ya que podemos cambiar estos tipos directamente desde las funciones de Windows.

Con la aplicación de Configuración de Windows

Con el paso de los años la aplicación de configuración que forma parte del sistema de Microsoft no ha parado de crecer y recibir nuevas funciones. Desde aquí tenemos la posibilidad de gestionar las cuentas de usuario que tengamos creadas en este equipo, qué es lo que buscamos ahora. Con el fin de acceder a esto no tenemos más que hacer uso de la combinación de teclas Win + I. en la nueva pantalla que aparece nos situamos en el apartado llamado precisamente Cuentas.

Una vez hayamos pinchado aquí, en el panel derecho nos encontramos con una categoría llamada Familia y otros usuarios. Entonces podremos ver en pantalla las que tenemos creadas en este Windows, pertenezcan a la categoría que pertenezcan. Para cambiar su tipo no tenemos más que pinchar sobre la deseada y pulsar el botón Cambiar tipo de cuenta.

tipo de cuenta configuración

Aprovecha el Panel de control

Al contrario de lo que sucede con la mencionada aplicación de Configuración, con el paso del tiempo y las versiones de Windows, el Panel de control ha ido perdiendo importancia. Con todo y con ello aún nos puede ser de mucha utilidad, para aquellos que lo usan habitualmente, para las tareas que nos importan en este caso. No tenemos más que abrir este elemento para a continuación situarnos en el apartado de Cuentas de usuario.

Aquí ya directamente nos encontraremos con un enlace que reza Cambiar el tipo de cuenta, donde pinchamos. En la pantalla que aparece a continuación nos encontramos de nuevo con todas las que tenemos creadas y así podamos cambiar su tipo con solo hacer clic de ratón sobre ella.

cuentas panel

Usa este comando en el cuadro de ejecución

Otro de los útiles métodos de los que podemos echar mano para esta tarea que os comentamos es sencillamente abriendo una ventana del cuadro de ejecución. Esto lo logramos con tan solo hacer uso de la combinación de teclas Win + R, para en el mismo teclear el siguiente comando:

netplwiz

En pantalla aparecerá una nueva ventana que se corresponde a la de Cuentas de usuario del sistema operativo. Lo que tenemos que hacer en la misma es localizar la que deseamos cambiar de tipo y pinchar en el botón de Propiedades que se sitúa en la esquina inferior derecha de esta ventana. Ya solo nos queda situarnos en la pestaña Pertenencia a grupos para así poder cambiar su tipo.

Pertenencia a grupos

Cambiar tipo de cuenta desde CMD

Es más que probable que los usuarios más avanzados del sistema operativo estén acostumbrados a utilizar una ventana del símbolo del sistema o CMD. Esta nos sirve para solucionar todo tipo de errores o reparar archivos corruptos, entre otras muchas cosas. Cabe mencionar que igualmente nos permite cambiar el tipo de cuenta con un comando muy sencillo que os mostraremos. Lo primero será abrir la ventana del símbolo del sistema escribiendo el comando cmd en el cuadro de búsqueda. Recomendamos ejecutar esto con permisos de administrador para que sea totalmente efectivo

abrir cmd administrador

A continuación, en la ventana que aparece en pantalla no tenemos más que teclear el siguiente comando para lograr lo que buscamos:

net localgroup Administrators NOMBRE_CUENTA /add

Una vez hecho esto la especificada se convertirá en Administrador con sus correspondientes permisos. Por otro lado, si deseamos cambiar a Estándar, tecleamos este comando:

net localgroup Administrators NOMBRE_CUENTA /delete

Benefíciate de las ventajas de PowerShell

En el caso de que quieras ir un paso más allá en todo lo referente a trabajar con comandos, también podemos gestionar las cuentas con PowerShell. Desde aquí podemos ejecutar comandos y scripts o realizar la tarea que buscamos en estas líneas. lo primero que hacemos es abrir este elemento a través de la combinación de teclas Win + X donde ya encontramos en la correspondiente entrada del PowerShell. Como en el caso anterior es preferible que la vamos con permisos de administrador.

En la ventana que aparece tendremos que teclear el siguiente comando:

add-LocalGroupMember -Group “Administrators” -Member NOMBRE_CUENTA

En el caso de que deseemos volver al estado inicial y que esta vuelva a ser Estándar, tecleamos lo siguiente:

remove-LocalGroupMember -Group “Administrators” -Member NOMBRE_CUENTA
¡Sé el primero en comentar!