Truco para abrir rápido el Administrador de dispositivos de Windows

Son varias las secciones del sistema operativo de PC más usado, Windows, que llevan muchas versiones acompañándonos. Este es el caso, por ejemplo, de un elemento tan útil como es el Administrador de dispositivos que tantas funciones cumple.

Y es que desde el mismo podemos tener acceso y controlar buena parte de los componentes hardware que forman parte de nuestro equipo. De ese modo el Administrador de dispositivos nos permite detectar errores en componentes, actualizar controladores, eliminar periféricos, o configurar algunos de ellos. De ahí que se podría decir que es un elemento clave en Windows desde hace mucho tiempo. Es por ello por lo que en estas mismas líneas os vamos a mostrar la manera de acceder al mismo de un modo más rápido.

Antes de nada, os diremos que la mayoría de las funciones que encontramos en el Panel de control de Windows, pueden fijarse en el menú de Inicio. Esto funciona de un modo bastante similar a como lo hace la aplicación de Configuración del mismo sistema. Sin embargo, llegados a este punto, también os diremos que existen algunas limitaciones en este sentido. Os decimos esto debido que no todos los ajustes a los que se puede acceder desde el Panel de control pueden fijarse en el menú de inicio de manera directa. Esto es algo que por ejemplo pasa con el Administrador de dispositivos del que os hemos hablado.

Cómo saltar la limitación del Administrador de dispositivos

Cabe mencionar que en un principio tenemos la posibilidad de acceder al Administrador de dispositivos en Windows de muchas maneras diferentes. Una de las más habituales es a través del Panel de control. Pero eso sí, debemos tener presente que esta aplicación en realidad no es un componente del Panel de control como tal. En realidad, se trata de una aplicación independiente por derecho propio.

Por tanto, os vamos a decir los pasos a dar para fijar el Administrador de dispositivos en el menú Inicio de Windows con este sencillo truco. Para todo ello lo primero que hacemos es situarnos en el escritorio y hacemos clic con el botón derecho del ratón en un área vacía. Así, en el menú contextual que aparece seleccionamos la opción de Nuevo / Acceso directo.

Crear acceso directo

Así, en la nueva ventana que aparece, escribimos el comando devmgmt.msc en el campo llamado Ubicación. Al ser una herramienta del sistema, que se encuentra dentro del directorio base system32, no tenemos por qué introducir la ruta completa dentro de este apartado de ubicación.

Acceso administrador Windows

Tras ello hacemos clic en Siguiente y asignamos un nombre descriptivo al nuevo acceso directo que hemos creado, por ejemplo, Administrador de dispositivos. Una vez hecho todo esto, ya podemos hacer clic en Finalizar.

Este truco funciona por igual tanto en Windows 10 como en Windows 11, ya que ambos sistemas operativos cuentan con este panel de dispositivos tan útil. Eso sí, el siguiente paso ya es solo exclusivo de Windows 10, ya que a Microsoft no le interesa que los usuarios tengan más control sobre los elementos de su sistema operativo.

Ancla el Administrador de dispositivos en el menú Inicio

Llegados a este punto, ya podremos probar el acceso haciendo doble clic en él. Veremos cómo en ese momento se abrirá el Administrador de dispositivos automáticamente. Por tanto, una vez que ya tenemos listo este nuevo elemento, llega la hora de anclarlo al menú Inicio.

Para ello no tenemos más que pinchar con el botón secundario del ratón en ese nuevo icono, y seleccionar la opción de Anclar a inicio. Hay que decir además que una vez que lo hayamos fijado, ya podremos eliminarlo del escritorio. A continuación, no tenemos más que abrir el menú Inicio y buscar el nuevo icono del Administrador de dispositivos en esta sección.

Administrador dispositivos en Inicio de Windows

Tal y como era de esperar, al pinchar sobre esa nueva baldosa se abrirá la ventana del Administrador de dispositivos. Además, podremos colocarla donde queramos dentro del propio menú Inicio. Hay que decir que normalmente muchos usuarios pueden acceder al Administrador de dispositivos con tan solo hacer clic con el botón secundario en el botón Inicio. Sin embargo, si tenemos el hábito de usar este menú para acceder a las aplicaciones, será mejor fijar el elemento aquí. Podemos también cambiar su tamaño, o colocarlo como queramos dentro de la lista de programas anclados para tenerlo siempre a mano.

Aquí es donde nos encontramos ya con las limitaciones de Windows 11 respecto a Windows 10. El menú inicio de este sistema operativo es mucho más minimalista que el de Windows 10, por lo que, al no tener los azulejos como tal, no vamos a poder anclar así este menú. Eso sí, aún nos guardamos algunos trucos en la manga para poder entrar a este apartado.

Win + X, tu gran aliado

Windows tiene un menú secreto oculto dentro del menú inicio desde el que podemos acceder a una serie de herramientas ocultas en el sistema operativo. Este es el conocido menú Win + X, que recibe este nombre por ser este el atajo de teclado con el que lo podemos lanzar. De esta forma, en cualquier momento (tanto en Windows 10 como en Windows 11) podemos pulsar este atajo de teclado para poder abrir este menú justo donde se encuentra en botón de inicio del sistema operativo. También podemos lanzarlo, sin necesidad de usar el atajo de teclado, haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre él.

Menú Win+X en Windows 11

Desde este menú vamos a poder entrar a muchas opciones avanzadas del sistema operativo de manera que los usuarios más avanzados puedan administrarlo de forma mucho más rápida sin recurrir al panel de Configuración. Y, entre todas las opciones que encontramos en este menú, podemos ver un acceso rápido al administrador de dispositivos, tal como hemos enseñado en este artículo.

Además de entrar a este apartado, también vamos a poder ver otras muchas opciones que nos pueden ser de utilizar. Por ejemplo, podremos apagar o reiniciar el ordenador sin abrir el menú inicio, abrir un terminal de CMD o PowerShell para ejecutar comandos, administrar discos y mucho más. Un simple atajo de teclado que nos abre un mundo de posibilidades.

1 Comentario