La build 19631 de Windows trae mejoras al virtualizar y menos errores

Si todo va como está previsto, la semana que viene Microsoft debería lanzar Windows 10 20H1, la actualización de mayo de 2020 para los usuarios de Windows 10. Sin embargo, desde hace ya tiempo, la compañía lleva trabajando en Windows 10 20H2, la actualización que llegará después de verano como una «actualización menor» y que seguirá marcando el camino hacia el futuro del sistema operativo. Hace algunas horas, Microsoft ha dado un paso más en el desarrollo de este sistema operativo, llevando la nueva build 19631 a los usuarios del anillo Insider anticipado de Windows 10.

Después del lanzamiento de la build 19628, Microsoft acaba de lanzar una nueva compilación de su nuevo sistema operativo. Aunque esta nueva versión no trae grandes novedades (y seguramente no veamos más grandes novedades dentro del desarrollo de 20H2 que las que conocemos hasta ahora), esta nueva build sí que sigue marcando el camino del desarrollo de la nueva actualización del sistema operativo, trayendo una serie de novedades interesantes para mejorar la forma en la que trabajamos con Windows 10.

build 19631 de Windows 10

Si por algún motivo no nos aparece esta actualización en Windows Update puede ser que no estemos correctamente apuntados al programa Insider de Microsoft. En ese caso, lo que vamos a tener que hacer es asegurarnos de que nuestra cuenta de usuario está apuntada dentro del programa, y que tenemos permisos de administrador. Reiniciar el PC, y buscar errores en Windows Update, también puede ayudarnos a detectar y solucionar estos problemas.

Novedades de la build 19631 de Windows 10

El pasado mes de febrero Microsoft anunció la disponibilidad de Hyper-V, su hipervisor para virtualizar sistemas operativos, para dispositivos ARM64, como las Surfaces. Hoy, con el lanzamiento de esta build, Microsoft anuncia la disponibilidad de la primera máquina virtual VHDX para ARM64, que cualquiera puede descargar de forma gratuita para usar con Hyper-V, que permitirá a los usuarios virtualizar un sistema Windows 10 dentro de arquitecturas ARM64. Estas máquinas virtuales se irán actualizando de forma periódica según se vayan lanzando nuevas compilaciones Insider, por lo que los usuarios de equipos ARM64 ahora podrán probar, igual que los de AMD64, las novedades de Windows mediante Hyper-V.

Esta nueva build de Windows 10 también ha introducido mejoras dentro de Windows Hello. Ahora, las cámaras de reconocimiento facial deberían dar menos problemas de compatibilidad y ser mucho más precisas a la hora de reconocernos.

También indicar que, a partir de ahora, los archivos y directorios Windows Sandbox son case sensitive, es decir, reconocen las mayúsculas y las minúsculas.

Errores corregidos en la build 19631

Además de las anteriores novedades, Microsoft ha aprovechado el lanzamiento de esta build para mejorar la seguridad sistema operativo. Los fallos solucionados con esta nueva actualización son:

  • Corregido el fallo que revertía la configuración de IIS.
  • Solucionado un error que hace que, al pulsar una tecla, el sistema no saliera del reposo en distintos escenarios.
  • Solucionado un fallo que hacía que Escritorio Remoto funcionara mal.

Por ello, a partir de ahora estos problemas ya no deberían afectar a los usuarios que instalen la build. Y, aquellos que usen la versión estable del SO, tendrán que esperar un poco más.

Errores aún por solucionar

Y como es habitual, Microsoft ha facilitado una lista de errores conocidos en esta build del sistema operativo que, poco a poco, se irán solucionando:

  • Un fallo en algunas unidades eMMC hace que, al salir de reposo, aparezca un pantallazo verde.
  • A algunos usuarios se les bloquean las actualizaciones durante mucho tiempo.
  • Los iconos de Documentos y Descargas dentro de Ajustes están rotos.
  • Algunos usuarios aseguran que la vista previa de la barra de tareas no renderiza bien (aparecen cuadros blancos).

El número de fallos en Windows 10 20H2 es ya bastante bajo. Esto puede indicar que Microsoft ya tiene su nueva actualización casi lista y que, igual que ocurrió con las versiones de 2019, en cualquier momento podría dar un salto de build y empezar con el desarrollo de 21H1. Habrá que esperar unas semanas a ver cómo vienen las próximas builds y qué novedades prepara el gigante de Redmond.

¿Microsoft lanzará un nuevo Windows?

Poco a poco, Windows 10 va llegando a su forma definitiva, y es que desde la versión 2004 del sistema operativo, Microsoft no ha incluido muchas más novedades dentro de su sistema operativo más allá que actualizaciones de mantenimiento. Sin embargo, varios experimentos fallidos (como Windows 10X) nos hacen pensar que Microsoft podría estar trabajando en un nuevo sistema operativo. Y este será el sucesor de Windows 10, Windows 11.

Windows 11 llegará en 2021 como un importante lavado de cara de Windows 10. Por ejemplo, este nuevo sistema operativo va a traer un nuevo menú inicio, inspirado en el diseño de 10X, así como cambios en la barra de tareas (que ahora tiene todos los iconos centrados respecto al ancho del monitor), esquinas redondeadas en todas las ventanas del sistema y muchas otras novedades muy reseñables. También será un sistema operativo preparado para aprovechar al máximo las últimas tecnologías en juegos, así como ayudarnos a trabajar mucho mejor con el PC.

Eso sí, lo que ha hecho Microsoft, y que no ha gustado a los usuarios, ha sido aumentar los requisitos para poder usar este sistema. Sin ir más lejos, a partir de ahora tenemos que tener 4 GB de memoria RAM y 64 GB de espacio para poder instalar el sistema. Este solo funcionará en PCs con procesadores relativamente nuevos, y también debemos tener en cuenta que la placa base deberá contar con un chip TPM para poder iniciar el asistente de instalación. Todos los ordenadores que no cumplan con estos requisitos se quedarán sin poder ejecutar el nuevo sistema operativo de Microsoft, al menos oficialmente.

El lanzamiento de Windows 11 ha sido un poco accidentado. Este SO ha llegado con bastantes errores y problemas de rendimiento que nos han impedido hacer uso del mismo con normalidad. No obstante, poco a poco estos problemas se han ido solucionando, y de cara a la primera gran actualización del SO, que llegará sin ir más lejos en primavera de 2022, Windows 11 estará acabado y libre de errores, y será cuando sea capaz de enseñarnos de qué está hecho.

Fuente > windows

¡Sé el primero en comentar!